Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

«Son cagones; ya verás como después del Mundial bajan la voz» – susurra el Flaco Peligro, mientras en la mesa de al lado un par de brasileñas continúan bebiendo cerveza y hablando a voz en grito. Sonrío, y el Flaco debe concluir que pienso que va de farol, porque le da a la manija y su lengua comienza a moverse como una batidora: «No saldremos campeones, somos un equipo chico, pero vamos a dar mucha guerra; hay un fantasma que recorre Brasil y ellos lo saben. Sonríen, pero llevan la procesión por dentro. Son conscientes de que si se cruzan con nosotros van a volver a sufrir. No se pueden quitar la derrota de la cabeza: el Maracanazo».

El Flaco Peligro tenía siete años cuando Uruguay llevó a cabo una de sus mayores gestas futbolísticas: derrotar a Brasil en el Mundial que ellos mismos organizaron en 1950. Todo estaba preparado para que los locales se alzaran con el triunfo. Sin embargo Uruguay se impuso en aquella final contra todo pronóstico. Liderados por su capitán, Obdulio Jacinto Varela, «el Negro Jefe», los charrúas se sobrepusieron al gol inicial de los brasileños, y a la presión de las doscientas mil almas que abarrotaban las gradas de Maracaná, para terminar alzando la Copa. Diecisiete espectadores se suicidarían a la conclusión del partido y algunos más en los días siguientes. Aquello fue una tragedia nacional para Brasil y una victoria épica que Uruguay todavía recuerda. Ironías de la vida, Obdulio, aquel gran capitán uruguayo, murió en la indigencia, aunque nunca perdió el cariño de la gente. Su coche fue robado en una ocasión y cuando los ladrones se enteraron de quién era el propietario, organizaron una colecta para comprarle otro.

obdulio-varela

Han pasado muchos años desde el Maracanazo, pero El Flaco Peligro aún recuerda caminar de la mano de su madre por las calles de Montevideo y ser partícipe de aquella algarabía. En la vida del Flaco también ha habido batallas importantes; de unas salió vapuleado y otras podían haber salido peor, pero siempre dio la cara. Está vivo y eso es lo importante. Si pudiera volver atrás, cambiaría algunas cosas. En su opinión, y viendo cómo funciona el mundo hoy, parte de su lucha no tuvo sentido. Poco o nada ha cambiado.

El Flaco es alto y fibroso, y su nariz torcida parece haber sido cincelada a golpes por la vida. Se mantiene en forma y aparenta tener menos años de los setenta y uno que cumple este año. Descendiente de napolitanos, guarda ese carisma propio del camorrista adorado por los suyos y temido por quien no está de su parte. Pero la violencia y las peleas son algo de un pasado remoto. Prácticamente desde el momento en el que decidió dejar el alcohol, hace prácticamente tres décadas, – exactamente el 15 de Marzo de 1986 -, recuerda como si fuera ayer. «Me sentaba mal; tenía un punto violento cuando me pasaba con el trago y me metía en problemas» – confiesa mientras remueve el café que acaba de pedirle al camarero. Ahora se dedica a trabajar atendiendo un puesto de comidas en una clínica de Buenos Aires, a disfrutar de su hijo menor, con quien todavía vive, y a tocar la murga con la comparsa de siempre por las calles de la Boca, su barrio desde que a finales de 1973 dejara atrás Montevideo huyendo de la represión y de su pasado como guerrillero.

El Flaco Peligro formó parte de manera activa en la oposición armada a la dictadura militar en el Uruguay, instaurada tras el golpe de 1973. Quizá por la falta de experiencia, o por lo rápido que tuvo que huir, no llegó a pasar de labores de vigilancia, correo e información, pero eso no le privó de ser detenido y torturado en alguna ocasión. A Buenos Aires le debe seguramente seguir con vida. De aquellos duros años en Montevideo se acuerda de algunas personas. Del secretario general del Partido Comunista, quien entregó los ficheros con los datos de todos los militantes de la Juventud a los militares – «por culpa de ese maldito traidor murieron muchos chicos» -, y de un  conocido Capitán de Navío, un torturador despiadado al que admite que la guerrilla intentó asesinar en varias ocasiones. «Era un hijo de puta pero tenía los huevos bien puestos. Eso sí que se lo doy. Siempre caminaba por Montevideo sin escolta, armado, pero sólo. No conseguimos acabar con él. Era un psicópata sin miedo de nada ni de nadie».

A Buenos Aires llegó el Flaco con documentación falsa. Al año siguiente tuvo lugar el golpe militar en la Argentina, por lo que le tocó extremar la cautela. Cada vez que salía a la calle no sabía qué podía pasar con él. Con la llegada de los militares al poder, comenzó la Operación Cóndor, la alianza entre las diferentes dictaduras del Cono Sur para asesinar y hacer desaparecer a opositores. En Quilmes, había un centro de detención exclusivamente dedicado a uruguayos. De vez en cuando desaparecían tras sus muros conocidos que el Flaco nunca volvería a ver.

Pese al miedo, el Flaco, no pudo resistirse y en un partido de Peñarol contra Independiente de Avellaneda arriesgó su detención y quién sabe si su propia vida. Peñarol de Montevideo había llegado a Buenos Aires para disputar una eliminatoria de la Copa Libertadores y el Flaco se juntó con quinientos compatriotas de camino al estadio. Fueron atacados por la Barra de Independiente, cuyos miembros, muchos más en número, les caían por todos los lados. En la refriega, los hinchas de Independiente les arrebataron una bandera de Uruguay y durante el partido comenzaron a agitarla al tiempo que cantaban: «con esta bandera vamos a limpiar los caños de Avellaneda». Los hinchas de Peñarol no pudieron soportar la afrenta y se fueron derechos a la zona que ocupaba la Barra local. «La pelea fue dura y hubo para todos; éramos menos en número pero ahí nadie se arrugó y les sacamos dos bombos a los de Independiente. El partido quedó empate a uno con gol de Fernando Morena. Caímos eliminados pero nos quedó el triste consuelo de que lo hicimos contra el campeón ya que aquel año los de Avellaneda se llevaron la Libertadores» – me cuenta el Flaco con la excitación propia del joven indómito pese al paso de los años.

«Te contaría más cosas pero ese señor creo que se quiere ir a casa» – me anuncia mientras señala al camarero. Éste le mira y sonríe al tiempo que exclama: «no callás ni debajo del agua, la concha de tu hermana». El Flaco suelta una carcajada y me da un apretón de manos antes de despedirse: «otro día te contaré cómo llegué a ser portero de clubes de lesbianas en Porto Alegre y Florianópolis, en una época en la que la gente no sabía ni lo que significaba esa palabra». «Andate para la casa y dejate de romper las bolas» – le despide el camarero de manera cariñosa antes de echar la persiana…

(Visited 140 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Tras diez años ocupándome de otros menesteres, decidí dar un giro a mi vida y dedicar mi tiempo a viajar y escribir, las dos cosas que más disfruto. Que pueda hacer de esto un modo de vida está por ver, pero en el trayecto, que me quiten lo bailao, que decimos en España. Tras recorrer el Camino de Santiago a pie desde mi tierra, Aragón, me embarqué en una aventura que me llevó a descubrir Asia durante medio año, y ahora estoy haciendo lo propio en Suramérica. Con la excusa de la pelota como hilo argumental, intento hablar de personas y realidades en los países que visito. Confío en que quienes lean estas crónicas disfruten tanto como yo estoy haciendo protagonizándolas. Se me puede contactar a través de correo electrónico: letamendiontour@googlemail.com o, aquellos que lo usen, seguirme a través de Twitter: @letamendiontour

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

El medicamento Metformina (Glucofage) puede ser beneficioso para prevenir el aumento de peso causado por estos anticonceptivos.

No es recomendado el uso del implante, la inyección ni el parche anticonceptivo junto con algunas medicinas para bajar de peso como: Sibutramina (Reductil), Pastillas chinas, Fruta Planta o Carnitina.

¿Quién puede utilizar el implante, la inyección y el parche anticonceptivo?

Al suspender las inyecciones y los parches anticonceptivos o al retirar el implante (Implanon) los síntomas de Resistencia a la Insulina reaparecen peor que antes.

Las pastillas anticonceptivas primero llegan al hígado y solo la mitad llega hasta la sangre. En cambio la inyección, el parche y el implante anticonceptivo van directamente a la sangre, alcanzando niveles mucho más altos.

¿Que pasa si utilizo el implante, la inyección (Mesigyna) o el parche anticonceptivo sin supervisión médica?

El parche, la inyección y el implante anticonceptivo causan Resistencia a la Insulina y casi siempre ocasionan efectos adversos como:

He preparado esta Calculadora de ovulación. Es una herramienta útil para planificar tus relaciones en caso que no estés utilizando implantes, inyecciones o parches anticonceptivos.

Recomendaciones médicas:

En las mujeres jóvenes o con parejas no tan estables es preferible el uso del preservativo. Aquellas que deseen retrasar la maternidad por muchos años es más recomendable utilizar el Dispositivo Intra-Uterino (DIU) en vez de tomar pastillas anticonceptivas por tanto tiempo.

ATENCIÓN: Las pastillas, los implantes, las inyecciones y los parches anticonceptivos no ayudan a prevenir enfermedades de transmisión sexual (como VPH). La mayoría de las mujeres contagiadas no creía que su pareja era portadora de estas enfermedades. Los hombres infectados no lo descubren hasta que comienzan los síntomas, mucho tiempo después.

Las mujeres que deciden quedar embarazadas deben descansar de los anticonceptivos mínimo 6 meses antes de quedar embarazadas.

Dr Salomon Jakubowicz

www.NiUnaDietaMas.com

Artículos relacionados

Colágeno: ¿cómo tomar proteínas para la piel?

La Glucosamina: causa hiperinsulinismo (engorda)

Pastillas anticonceptivas: ¿cuál recomiendo? -->Es frecuente aumentar de peso por culpa de las pastillas anticonceptivas pero el Postinor, el implante, la inyección y el parche anticonceptivo engordan aún más.

¿Cómo evitar el aumento de peso causado por los anticonceptivos?

El medicamento Metformina (Glucofage) puede ser beneficioso para prevenir el aumento de peso causado por estos anticonceptivos.

No es recomendado el uso del implante, la inyección ni el parche anticonceptivo junto con algunas medicinas para bajar de peso como: Sibutramina (Reductil), Pastillas chinas, Fruta Planta o Carnitina.

¿Quién puede utilizar el implante, la inyección y el parche anticonceptivo?

Al suspender las inyecciones y los parches anticonceptivos o al retirar el implante (Implanon) los síntomas de Resistencia a la Insulina reaparecen peor que antes.

Las pastillas anticonceptivas primero llegan al hígado y solo la mitad llega hasta la sangre. En cambio la inyección, el parche y el implante anticonceptivo van directamente a la sangre, alcanzando niveles mucho más altos.

¿Que pasa si utilizo el implante, la inyección (Mesigyna) o el parche anticonceptivo sin supervisión médica?

El parche, la inyección y el implante anticonceptivo causan Resistencia a la Insulina y casi siempre ocasionan efectos adversos como:

He preparado esta Calculadora de ovulación. Es una herramienta útil para planificar tus relaciones en caso que no estés utilizando implantes, inyecciones o parches anticonceptivos.

Recomendaciones médicas:

En las mujeres jóvenes o con parejas no tan estables es preferible el uso del preservativo. Aquellas que deseen retrasar la maternidad por muchos años es más recomendable utilizar el Dispositivo Intra-Uterino (DIU) en vez de tomar pastillas anticonceptivas por tanto tiempo.

ATENCIÓN: Las pastillas, los implantes, las inyecciones y los parches anticonceptivos no ayudan a prevenir enfermedades de transmisión sexual (como VPH). La mayoría de las mujeres contagiadas no creía que su pareja era portadora de estas enfermedades. Los hombres infectados no lo descubren hasta que comienzan los síntomas, mucho tiempo después.

Las mujeres que deciden quedar embarazadas deben descansar de los anticonceptivos mínimo 6 meses antes de quedar embarazadas.

Dr Salomon Jakubowicz

www.NiUnaDietaMas.com

Artículos relacionados

Colágeno: ¿cómo tomar proteínas para la piel?

La Glucosamina: causa hiperinsulinismo (engorda)

Pastillas anticonceptivas: ¿cuál recomiendo?

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar