Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Tomo

No me gusta el fútbol y no tengo intención de seguir a Japón durante el próximo Mundial. Es más, no me importa si perdemos todos los partidos. Siempre ha sido así. Nunca quiero que ganemos nada. De joven practiqué el boxeo y me gustaba ver los combates por la televisión. Pero siempre quería que perdiese el boxeador japonés, no me preguntes por qué. Me daba igual quién fuese y contra quién se estuviese enfrentando, ya fuera chino, coreano o de cualquier otro lugar. A diferencia de la mayoría de mis compatriotas, yo no soy nada nacionalista. Sí, ya sé que soy un poco raro…

Me llamo Tomoyuki, aunque todo el mundo me conoce como Tomo. Hace siete años me harté de todo y dejé Osaka. Ahí tenía un pequeño restaurante de tres empleados que funcionaba bastante bien. Tenía mi lista de clientes y trabajábamos bajo reserva, nada de estar abiertos al público en general. Pero así y todo, aquel negocio me ocupaba las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana. Un buen día me cansé. De todo; de la responsabilidad, de estar pendiente de que todo funcionase, de tener a mi cargo a personas que dependían de mí. La sociedad japonesa es muy competitiva y desde pequeñito te educan para que cargues con toda la responsabilidad que puedas sobre tus hombros. Así fue durante mucho tiempo, hasta que decidí que yo tenía otros planes. Quería viajar, aprender de otras culturas diferentes y disfrutar de la vida…

En Osaka me había apuntado a unas clases de español, idioma por el que tenía cierta curiosidad, y mi profesora era cubana. Esa fue la razón por la que mi primer destino fue Cuba. En la Isla sólo aguanté dos meses, principalmente porque no les entendía absolutamente nada y también porque tuve la impresión de que la gente sólo me quería por mi dinero. Como primera experiencia fuera de Japón fue un poco dura, la verdad. De ahí me marché a México, donde las cosas comenzaron a funcionar bastante mejor. Entendía a los mexicanos un poquito más y enseguida comencé a soltarme. Al principio me descolocaba un poco tanto «güey» y «chinga tu madre, cabrón», porque no sabía si la cosa iba conmigo, pero con el tiempo me fui acostumbrando. La gente fue muy amable en México y tan pronto como adquirí confianza con el idioma y mi nueva situación, comencé a viajar y a trabajar, porque yo no me considero un turista, yo soy un nómada que viaja y aprende de otras culturas trabajando.

Durante los últimos siete años he recorrido Centroamérica y varios países de Suramérica, como Colombia, Perú y el Ecuador. En Medellín llevo idea de quedarme unos cuantos meses. Los dueños de kabuki, un restaurante japonés ubicado cerca del Parque Lleras, me ofrecieron que viniera a trabajar con ellos y acepté. Me he comprometido a renovar la carta y darle un impulso al restaurante. Aunque nómada, soy profesional, y si le doy mi palabra a alguien, cumplo. Cuando termine mi labor aquí bajaré hacia el sur. Me gustaría pasar una temporada en Brasil y en Chile, lugares que todavía no he visitado.

La verdad que no me veo regresando a mi país. No hay nada que extrañe de allí. Mi familia no tiene noticias de mí ni yo de ellos. Imagino que mis padres siguen vivos porque nadie me ha avisado de lo contrario. Si recibiera un mensaje diciéndome que mis padres están enfermos creo que volviera a cuidar de ellos. Aunque no estoy seguro, ellos tienen su vida y yo la mía. Sé que esto puede sonar raro para un latino, pero no lo es tanto para un japonés. Dejamos el hogar paterno muy temprano y los lazos con la familia no son tan fuertes como en otras culturas. Al hombre que no se ha ido de casa de sus padres con dieciocho años se le tacha de maricón. Y lo normal es que las familias se reúnan una vez al año y poco más. Sí, ya sé que yo llevo más de siete sin ver a nadie que guarde algún tipo de parentesco conmigo, pero ya te he dicho al principio que desde pequeñito he sido siempre un poco raro…

kabuki

(Visited 203 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Tras diez años ocupándome de otros menesteres, decidí dar un giro a mi vida y dedicar mi tiempo a viajar y escribir, las dos cosas que más disfruto. Que pueda hacer de esto un modo de vida está por ver, pero en el trayecto, que me quiten lo bailao, que decimos en España. Tras recorrer el Camino de Santiago a pie desde mi tierra, Aragón, me embarqué en una aventura que me llevó a descubrir Asia durante medio año, y ahora estoy haciendo lo propio en Suramérica. Con la excusa de la pelota como hilo argumental, intento hablar de personas y realidades en los países que visito. Confío en que quienes lean estas crónicas disfruten tanto como yo estoy haciendo protagonizándolas. Se me puede contactar a través de correo electrónico: letamendiontour@googlemail.com o, aquellos que lo usen, seguirme a través de Twitter: @letamendiontour

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Textos crípticos, códigos secretos y mensajes escondidos los hay en casi(...)

2

Desde hace más de un año, en su programa en YouTube, #WallyOpina presenta,(...)

3

[caption id="attachment_704" align="alignleft" width="228"] Ph.D. en Bioingeniería Hugo Caicedo[/caption] Y eso(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar