Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Un cuento para aquellos a quienes las épocas navideñas se les convierten en un suplicio lleno de encuentros familiares…

Muerte lenta o muerte a ciegas, Antonia no sabe nada sobre mí o yo de ella, pero así y todo vivimos más unidas que cualquiera, ¿o quién me puede decir que el odio y la rabia no unen a las personas? ¡Mucho más que el imperfecto amor! Porque, ¿en realidad existe algo más perfecto que la rabia? No lo creo: la rabia aborda la cabeza, se mete en tu cerebro como si se tratara de un grupo de seres con una inteligencia superior, tal vez de otro planeta, y te aplasta la razón. ¡Zas! Sientes un fuerte sacudón, tiemblas desde el cuerpo —seguro que tú también muestras los dientes como un primate—; hasta el alma; te sudan las manos; buscas la salida, tratas de respirar, y de repente atacas: la lastimas, escoges las palabras, te ríes, agotas todas las fuerzas, y botas la adrenalina como en una montaña rusa. Sales con el cuerpo intacto y el alma arañada.

Mírala ahí sentada tan tranquila: es tu hermana. Hermana de sangre, pero al final, una completa desconocida. Antonia se quedará callada, pero ella te inyectará la rabia con sus ojos. Esos ojos que te observan para comenzar la partida, el juego con el que se comprometieron desde hace más de diez años, porque antes se querían, se querían de verdad, pero de nuevo: ¿hay algo más imperfecto que el amor? Se destruye con el activar de un botón ubicado en un lugar incierto, que luego envía un extraño flujo a través de un cable invisible. Esa corriente se va moviendo muy despacio; se introduce en tus sábanas, mientras duermes y al otro día ¡Pum! “Buenos días”, ya eres otra, ya son otras, dos extrañas desconocidas hermanas, que se odian.

Seguro que cuando me vuelvas a ver me dirás: “hola Violeta”, así con esa simpleza con la que deslizas tus palabras, y yo trataré de no odiarte, pero volverá a ser imposible. Aquellos seres intergalácticos, venidos de otro universo, o de quien sabe dónde, se sentarán en una sala inmensa —desde donde se comanda mi cerebro, algo así como el centro de comando del Halcón Milenario de la Guerra de las Galaxias— y encenderán las luces. Sentiré, por un instante, mi mente en blanco; de repente se iniciarían los sensores; mis sentidos se agudizarán; y estaré lista para un ataque. Tú me mirarás de nuevo, con tus bellos ojos verdes, y en ese momento se enviará la señal de inicio, de arranque, a mi cerebro, a esos seres endemoniados que controlan el perfectísimo mecanismo del odio. Yo expulsaré desde mi lengua aquellas palabras que te enlutan, que juegan contigo, como en un ritual. Terminaré exhausta, pero nuestro lazo se hará más profundo, más ambiguo, más nuestro, más cruel.

Han pasado dos meses desde nuestro último encuentro. Seguro que estás más bella, más alta y más callada. He practicado el arte de desactivar el mecanismo, sé que es lo único que nos ha mantenido unidas, pero debo confesarte que ya no puedo más, tengo migrañas constantes y pesadillas horribles. Ideé un plan: en cuanto te vea cerraré mis ojos y escalaré a tientas, sin encender las luces, en mi interior; desactivaré el botón de arranque; amordazaré a los aliens y por primera vez trataré de conducir una nave, mucho más compleja que la de las películas que veíamos juntas. Solo necesito algo de tu parte, es simple, sencillo, facilísimo, por favor ¡deja de mirarme!

@JuanaRestrepo87

Juana Restrepo blog

(Visited 2.810 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy comunicadora social y periodista de la Pontificia Universidad Javeriana y magíster en Escritura Creativa y en Estudios Literarios de la Universidad Complutense de Madrid. Fui jefe de redacción de la revista digital Bacánika y editora de tendencias en el portal Kienyke. Mi último proyecto literario fue la novela 'Elisa'. Mamá de Martina, amante de los gatos, y escritora de cuentos para poder respirar, a veces pienso que Cher pronosticó mi vida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. alfonso578559

    Muy buen escrito, de eso se trata, que el relator le abra las puertas de su imaginación y que uno pueda navegar libremente en sus pensamientos, gracias.

  2. noescritora

    El boton que activa el odio entre seres cercanos es pensar en voz Alta! Ya la emocion dolida de lo que se escucha de alguien o se dice atropella los buenos sentimientos del alma!!

  3. ferneycruz0513

    Te felicito Juanita a mí sí me importa lo que escribes, eres genial para colocarle magia a las palabras y nos llevan por momento a un lugar perdido de imaginación; te seguiré muy cerca así me lleves a la galaxia más cercana; te deseo un feliz año y espero seguir motivándome con tu magia escrita.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar