Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Ella era una niña feliz”, contaba Luz Velasco, tía de Yuliana Samboní, acerca de su sobrina en una crónica de la revista Semana, además de relatar cómo en su familia ya habían perdido de forma violenta a otros dos sobrinos y cuando apenas se estaban recuperando sucedió esta nueva tragedia. He querido retomar el tema, ya tan trillado y manoseado por los medios de comunicación, no para hablar de lo mismo una y otra vez, sino para recordar a los niños de Bosque Calderón con quienes tuve la fortuna de trabajar hace unos años.

Eran mis épocas universitarias cuando tuve la oportunidad de hacer un voluntariado en el hogar comunitario “Mi infancia feliz” en el Barrio Bosque Calderón, donde años después llegaría a vivir Yuliana. Diana era la mamá comunitaria que administraba el hogar y que con mucho esfuerzo le daba a los niños comida, compañía, enseñanzas, amor y mucho más.

Allí llegaban niños de estrato 1 y 2, pero entre algunos de ellos se notaban diferencias sencillas como el que tuviera más colores o el mejor morral para el colegio. Mi papel como voluntaria era ayudarlos a hacer las tareas y llevarles actividades didácticas para que salieran de la rutina programada y se divirtieran mientras aprendían algo nuevo.

Con ellos compartí más de un año. Hacíamos jornadas de reciclaje por el barrio —desde el que había una hermosa vista de esa Bogotá inclemente y llena de contrastes que tiempo después les llevaría una nueva tragedia— también elevábamos cometas en agosto y al finalizar cada jornada me llevaba todos los dibujos que mis pequeños artistas me regalaban. Eran niños maravillosos. La mayoría hijos de padres amorosos, que llegaban a recogerlos con entusiasmo.

Recuerdo que me partió el corazón el caso de un pequeño que cuidaban allí y que murió a los meses de desnutrición. Sin embargo, fue el único. La mayoría eran niños bien cuidados y felices. Recuerdo la sonrisa de cada uno de esos pequeños tan brillantes, juguetones, inteligentes y amorosos y cuando los recuerdo no puedo dejar de pensar en Yuliana, una pequeña igual de feliz a muchos de ellos. Deseo que en paz descanse, como las muchas otras niñas y niños víctimas de cualquier acto de abuso, tortura, abandono o maltrato en cualquier lugar del mundo.

Cada uno de esos pequeños alumbraba la vida de quienes trabajábamos con ellos y al irnos de Bosque Calderón nos quedaba la sensación de que eran aquellos niños quienes nos habían enseñado y entregado mucho más de lo que les habíamos dado. Al recordar sus sonrisas, ver la de mi hija y pensar en Yuliana no queda sino desear que haya una verdadera protección para nuestros niños, que sin duda alguna, son la cara más iluminada, especial e importante de cada sociedad.

@JuanaRestrepo87

(Visited 2.049 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy comunicadora social y periodista de la Pontificia Universidad Javeriana y magíster en Escritura Creativa y en Estudios Literarios de la Universidad Complutense de Madrid. Fui jefe de redacción de la revista digital Bacánika y editora de tendencias en el portal Kienyke. Mi último proyecto literario fue la novela 'Elisa'. Mamá de Martina, amante de los gatos, y escritora de cuentos para poder respirar, a veces pienso que Cher pronosticó mi vida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

@francamaravilla Le contaba a Daniela Kammoun, creadora de Project Glam, que me(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Todos los niños pobres son felices precisamente por eso, por ser niños, ajenos a su condición de vida miserable. Sólo los más inteligentes, cuando crecen y adquieren consciencia de su posición en el mundo, se dan cuenta de la inhumanidad de sus padres al traerlos a este mundo a sufrir las carencias de la pobreza. Saludos

  2. adolfolopez0729

    La depravada y sociópata familia de alta suciedad del asesino psicópata sádico torturador pederasta mueve sus tentáculos de corrupción para liberar al asqueroso que no es digno de ser llamado animal

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar