Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Estas preguntas o decisiones tan trascendentales se han vuelto el tema de moda en redes sociales, columnas de famosos o personas influyentes y demás medios de comunicación. Un tema tan personal ahora es de dominio público.

Estas tres preguntas han creado varios bandos. Los que no quieren tener hijos por nada del mundo. Los que quieren. Los que quieren solo uno. Los que quieren más de uno. Los que no están seguros. Sea cual sea el bando que uno elige siempre habrá detractores, opositores o, en el otro lado, gente que lo felicite.

En el bando de los que no quieren hijos, están los respetuosos y los irrespetuosos. Estos últimos son quienes en muchas ocasiones juzgan a quienes los tienen y el listado de improperios no les falta. Como ejemplo, está un columnista de este periódico que por poco llamó imbéciles a los que se atreven a ser padres. A este personaje nunca nadie le ha dicho al parecer nada sobre sus decisiones laborales, acerca del lugar donde trabaja o su vida en general, pero él se sienta desde una poltrona a criticar al prójimo solo porque su decisión es otra.

También está el bando de los que tienen uno o varios hijos: puede que algunos se quieran mostrar como los súper papás o hasta llamar “vacíos” a los solteros. También están quienes aceptan que ser padres no es una decisión que se deba tomar a la ligera y respetan a quienes deciden no hacerlo. De todo se ve, pero entonces me pregunto: ¿quiénes somos para decirle a alguien que tenga un hijo? ¿Es que vamos a responder emocional, afectiva y económicamente por esa criatura? Lo mismo si uno decide tener un solo hijo. No faltarán las preguntas: ¿vas a dejar a tu hijo o hija sin un hermanito? ¡Egoísta! Y qué decir del que tenga más de uno o dos hijos: la gente también se meterá con su instinto, deseo innato o aparato reproductor y lo señalará por llenar al planeta de niños.

Sea cual sea su decisión estas tres preguntas ya no serán suyas, ahora son públicas, sí, de los otros. A mi modo de ver ahí radica el problema: ¿cuándo algo tan íntimo pasó a ser de dominio público?, porque no respetamos y dejamos a cada quien vivir su vida a su manera. Todo está mal. Tienes que pertenecer a un bando. No puedes respetar al otro. “El vive y deja vivir” ya no es la consigna: la consigna es demandarle al otro que viva su yo más íntimo como a los demás se les de la gana.

#porunmayorrespeto

@JuanaRestrepo87

(Visited 1.490 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy comunicadora social y periodista de la Pontificia Universidad Javeriana y magíster en Escritura Creativa y en Estudios Literarios de la Universidad Complutense de Madrid. Fui jefe de redacción de la revista digital Bacánika y editora de tendencias en el portal Kienyke. Mi último proyecto literario fue la novela 'Elisa'. Mamá de Martina, amante de los gatos, y escritora de cuentos para poder respirar, a veces pienso que Cher pronosticó mi vida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

[caption id="attachment_27" align="aligncenter" width="1259"] Presentación resultados de la encuesta del partido(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. francisco176446

    Tener o no tener? Esa es la cuestion! Vinimos al mundo a ser semillas, si no fuera si, que sentido tiene la existencia? Gracias Juanita nuevamente por regalarnos este maravilloso escrito.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar