Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En días pasados fui invitado por la comunidad de Comedores Compulsivos Anónimos a la Convención Nacional de Dicha Organización, que tuvo lugar en Bogotá (Colombia).

Aunque conozco el programa y la profunda espiritualidad que allí se respira, jamás había estado en una convención nacional y mi propia ignorancia no me permitía imaginarme lo que iba a recibir en dicho evento.

En este punto quiero aclarar que aunque estoy hablando acerca de Comedores Compulsivos Anónimos, lo hago a título personal, desde mi propia percepción sesgada, humana y falible, y no actúo en ningún momento como representante del programa, ni hablo en su nombre ni en el de ninguno de sus miembros.

Esta es una comunidad como Alcohólicos Anónimos, pero enfocada en el hábito de comer compulsivamente. Así que uno creería que así como en Alcohólicos Anónimos el único requisito para pertenecer es querer dejar de beber, aquí el requisito sería querer bajar de peso.

Sin embargo, ese es uno de los primeros conceptos errados que uno se forma, pues el único requisito para pertenecer a Comedores Compulsivos Anónimos es querer dejar de comer compulsivamente. Es decir, ellos atacan el problema de la obesidad desde una óptica diferente a la de todas las dietas o planes de ejercicio que vemos en los anuncios de televisión.

Todos los anuncios están enfocados hacia: “Baje de peso”, “Obtenga una figura atlética” o “Luzca bien” y “sin esfuerzo”. También, todos parecieran querer decir: “Nuestro método es costoso, pero ofrece resultados garantizados”.

Comedores Compulsivos Anónimos va en contravía de todo eso, pues es gratuito, y no ofrece “ayudar a bajar de peso” y mucho menos “sin esfuerzo”. Ofrece algo mucho mejor y sostenible en el tiempo. Advierten que no es fácil, que requiere compromiso de la persona con el programa, pero la promesa es tan atractiva, que bien vale la pena probar: Comedores Compulsivos Anónimos enseña a sus miembros a vivir felices sin necesidad de comer compulsivamente. Ahí reside la clave de su eficacia. El bajar de peso, viene de la mano con dejar de comer compulsivamente. Pero sus miembros, aunque pudieron haber llegado buscando bajar unos kilos, rápidamente entran en sintonía con este programa que los lleva a buscar algo más profundo y estructural como lo es la felicidad y la realización personal.

La diferencia entre lo que esperaba y lo que encontré se hizo notoria desde el primer momento.

Lo primero que esperaba encontrar en una convención de Comedores Compulsivos Anónimos, era a muchas personas obesas o con sobrepeso que quieran bajar unos kilos.

Lo que encontré fue un grupo humano en el que la gran mayoría eran personas esbeltas y sonrientes.

La única forma de saber que habían tenido problemas de obesidad, era a partir del botón que cargaban en el pecho, con fotos de su pasado: Parecían fotos de otras personas.

Así me enteré de que una mujer que venía de Estados Unidos ¡había bajado más de 70 kilogramos! y llevaba más de diez años con su peso actual. Otras personas habían bajado 60, 50, 40, 20 o 10 Kilos, y también se habían sostenido durante años después de bajar.

Ese fue uno de los hechos evidentes que más me impactó al principio. En contraste con lo que uno ve en muchas personas que bajan veinte Kilos un año y suben treinta al siguiente, estas personas, después de bajar de peso, se habían mantenido por mucho tiempo… y esa impresión era tan solo la punta del iceberg. ¡Era la manifestación más superficial de lo que el programa había hecho en ellos!

Estas personas no hablaban de dietas, calorías o ejercicios. Hablaban de su experiencia desde el punto de vista espiritual (no religioso, sino espiritual). Hablaban de cómo tuvieron que superar su miedos y resentimientos. De cómo tuvieron que sanar ciertos defectos de carácter que eran los que los llevaban a comer compulsivamente.

Frente a un auditorio ávido, hablaban de su perfeccionismo, su necesidad de controlar a todo y a todos, su necesidad de aislarse, su incapacidad para poner límites a quienes se aprovechaban, abusaban o se burlaban de ellos, su necesidad compulsiva de dejar para después todas las tareas… y de cómo tuvieron que sanar alguno de esos aspectos de su personalidad, para poder tener una recuperación profunda y sostenible en el tiempo.

Así uno no perteneciera a la comunidad, era inevitable sentirse identificado con los temas que abordaban. Hablaban de asuntos inherentes a la naturaleza del ser humano.

Cualquiera que quiera conocerse o que haya emprendido un viaje hacia el autoconocimiento, se sentiría cómodo en ese espacio.

Allí vi patente la frase que labró en mi mente Jorge, un brillante discípulo de coaching que resumiendo el origen de su comportamiento compulsivo me dijo: “Donde quiera que haya una frustración, aparece la compulsión para llenar ese vacío”.

Abordando esa frase desde el lado opuesto… En Comedores Compulsivos Anónimos vi a unas personas liberándose de sus frustraciones, para poder erradicar definitivamente su compulsión por la comida.

Y si en esta convención se respiraba tanta energía positiva y se sentía uno pleno con la experiencia, fortaleza y esperanza que compartían y contagiaban los miembros de Comedores Compulsivos Anónimos, no me imagino cómo será la convención de toda Latinoamérica, el Caribe y el Sudeste de Estados Unidos, que se realizará en noviembre de 2014 en Bogotá.

Así que si alguien se quiere liberar del hábito de comer compulsivamente, lo invito a conocer este programa y a sus miembros.

_______________________________

Si deseas compartir tu opinión, experiencia, fortaleza y esperanza acerca del manejo de alguna adicción, siéntete libre de hacer un comentario al final de este blog, o escribiéndome a calderon.ramiro@gmail.com

Sigueme en este blog o en las Redes Sociales.

 

Ramiro Calderón

Consejero en Adicciones


 

Ayuda a un ser querido. Al comprar un libro, puedes pedir otro completamente gratis para regalar.

Si quieres que se lo hagamos llegar anónimamente, simplemente puedes comprar uno para ti y luego envías a calderon.ramiro@gmail.com su dirección de correo electrónico y nosotros se lo enviaremos con copia oculta para ti, para que te puedas cerciorar de que le llegó.

TÍTULOS (Click en el Link)

CUESTIONARIOS DE AUTODIAGNÓSTICO

DIRECTORIO

Grupos de apoyo gratuitos o económicos para tratamiento de adicciones convencionales o adicciones del nuevo milenio (Click aquí)

TESTIMONIOS

HERRAMIENTAS DE RECUPERACIÓN

REFLEXIONES

(Visited 1.654 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Ramiro Calderón (Adicciones del Nuevo Milenio): Después de haber obtenido una de los mayores puntajes del país en las pruebas de estado ICFES y recibir los premios Andrés Bello y Bachilleres por Colombia, lo perdió todo por el alcoholismo. Hace más de diecinueve años dejó el alcohol; en el año 2003 recibió, gracias a uno de sus libros, el Premio al Pensamiento Caribeño otorgado por la UNESCO, ha sido catedrático universitario, asesor de importantes empresas en Colombia, Ecuador, y Perú; ahora es escritor, conferencista y coach (presencial y online) con énfasis en manejo de todo tipo de adicciones. Autor de la novela “Un Favor Antes de Morir”, la primera novela que aborda con profundidad el tema de las adicciones del nuevo milenio (Pornografía, sexo, chat, redes sociales, etc.), y otros libros sobre adicciones (http://unfavorantesdemorir.wordpress.com) disponibles en formato electrónico a nivel global. Email: calderon.ramiro@gmail.com - Twitter: @ramiro_calderon

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Hace cien años, el día 11 del mes 11, a las 11(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el apetito(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar