Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por ALEXANDER TERREROS B.

 

Vaya lío en el que anda metido el ministro Fabio Valencia. No es para menos. La opinión se debate entre si debe o no renunciar. Si las presuntas acciones criminales de su hermano Guillermo León le van a costar el cargo, el que siempre soñó y por el cual dejó una vida parlamentaria de más de 20 años para acercarse y hacer carrera de “Ejecutivo”.

 

Fabio Valencia es un político en todo el sentido de la palabra. Nadie desconoce eso. Con las connotaciones buenas y también las malas que ello conlleva. Es un político al que no le ha dado nunca un ápice de pena a la hora de pedir burocracia cuando ha necesitado de oxigeno para sobrevivir, pero tampoco se ha sonrojado ni un poquito cuando ha tenido que criticar a quienes están en contra suya o se niegan a sus “apetitos”.

 

Fabio, el mayor de un clan familiar estrechamente ligado al poder público –de hecho se dice con sorna que cuando a cada uno de los hijos se les compraba su primer triciclo estos venían con placa oficial- ha vivido la política intensamente. En su momento se dijo que había llegado a la cúspide durante el Gobierno de Andrés Pastrana, donde no sólo fue Presidente del Congreso, sino que además renunció a su vida parlamentaria para buscar una carrera en el Ejecutivo, primero como negociador de paz con las Farc y luego como embajador en Italia.

 

El paso por la embajada en Roma le sirvió, además, para sacudirse de los efectos negativos que cubrió a todos aquellos que trabajaron en el proceso de paz con las Farc. El presidente Uribe –a quien llamaba instigador de la violencia en las épocas en las que era gobernador- lo mantuvo durante más de un año en Roma y luego lo llevó a Palacio a trabajar en una consejería de segundo orden, mientras se daba la oportunidad de nombrarlo ministro del Interior. Hasta que le llegó el turno. Ahí llegó Fabio Valencia a la cúspide, no antes.

 

Por eso, presentar renuncia no pasa por su mente, pues está cumpliendo uno de sus grandes sueños: ser el ministro de la Política. Si la decisión es suya, no hay ninguna posibilidad de que eso suceda. Mucho menos cuando han ocurrido hechos como el allanamiento a la casa de su progenitora por parte de las autoridades de investigación. Si hay alguien a quien Fabio Valencia le profesa respeto reverencial es a ella. Por eso la acción de la Fiscalía tuvo el peor recibo en el Ministro. Como diría el mismo presidente Uribe, anda cargado de tigre.

 

Pero es que las acusaciones contra su hermano no son de poca monta. Es más, el hecho de que lo acusen de obstrucción a la justicia, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir hacen que al Ministro se le acabe el aire. No tiene presentación que el máximo representante del Ejecutivo en materia judicial siga ahí como si nada estuviera pasando y mucho menos como si lo que está sucediendo no lo tocara tan cercanamente.

Cualquier persona entiende el drama familiar de ver a un hermano metido en semejantes líos, pero lo que no se puede aceptar es que una persona investida con la responsabilidad que tiene el Ministro del Interior y de Justicia ande llamando al Fiscal General a pedir consideración por su hermano enredado. Eso, ministro, no se debe hacer. Ni aún usted siendo la máxima cabeza de un clan político familiar como el suyo, con el poder que representa.

 

El propio presidente Uribe la tiene difícil. Este es un caso que se asemeja al de una papa caliente, que nadie la quiere coger entre sus manos. Pero es bien sabido que el jefe de Estado no va a entregar fácilmente su cabeza, mucho menos cuando sabe de las calidades del Ministro para lograr acuerdos en momentos clave como la discusión del referendo por la reelección. Sin embargo, el Presidente no necesita ruido, menos en el ámbito internacional donde hay temas pendientes como el TLC, que son propensos a empeorar con cada enredo judicial de miembros del Gobierno.

 

Por eso, la suerte del Ministro Fabio Valencia, con el paso inexorable de los días, parece estar echada, muy a pesar suyo. Lo más paradójico de todo es que aquel jefe del clan que se ha esmerado toda su vida por ayudar a su numerosa familia, sin recato ni sonrojo alguno, a flotar en lo más alto de la superficie burocrática, sea brutalmente afectado por las presuntas actividades delincuenciales de uno de sus hermanos, cuyo mayor activo a los ojos de muchos es el de ser hermano de Fabio Valencia Cossio.

 

 

 

(Visited 44 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Alexander Terreros. Periodista. Amante de la política y la lectura. Empecé en el trajinar de los medios hace 18 años. Especialista en Alta Gerencia Pública y Gerencia de Recursos Humanos. Máster en Administración Pública en Florida International University. He vivido la política desde las dos orillas, desde adentro y desde afuera. Desde adentro como periodista en medios como La Prensa, Colprensa y EL TIEMPO, donde me enfoqué en investigar casos de corrupción, especialmente, en el Congreso. Desde adentro dirigiendo las dos exitosas campañas de Gina Parody al Congreso y luego con un corto paso por la rama Ejecutiva. Luego del paso por el servicio público retomé mis raíces periodísticas, que siempre han estado ahí y que se han fortalecido gracias a la experiencia de vida, profesional y académica.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

Juan David Arias Suárez Docente de Contaduría Pública. Coordinador de Investigaciones(...)

3

A través de los medios de comunicación, a diario tenemos noticia(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Quien serìa GUILLERMO LEON VALENCIA COSIO sin su hermano FABIO. Solo basta con preguntarse quien lo recomendo ante el fiscal IGUARAN. porque fue nombrado con un sueldo casi el doble al que desempeño. Ya el gobierno URIBISTA se està saliendo de todas sun patrañas, delitos y abusos con el famoso cuentico, LA RESPONSABILIDAD ES INDIVIDUAL.

  2. lo mas comico del caso,, y eso solo pasa en este pais, que es el pais del sagrado corazon,, es que el hermano del super ministro COSSIO, nunca toco siquiera la puerta de una carcel,, situación que se hace algo extraña y traida de los cabellos, más aun cuando las leyes de esta Nación son explicitas y no dejan vacio cuando plasman que los delitos que son de competencia de los jueces especializados (como lo es el delito de «concierto para delinquir») no tendran opcion dle beneficio de la casa por carcel, entonces no se entiende porque al señor COSSIO si le dieron dicho beneficio y no se lo demoraron ni una hora y a YIDIS MEDINA que si tenia derecho a ese beneficio se lo demararon mas de dos meses, HAY SAGRADO CORAZON DE JESUS.. vivo feliz en este pais pero definitivamente esto parece la dimension desconocida,,, cualquier cosa puede pasar,.,,

  3. Sr. Alexander, completamente de acuerdo, Fabio Valencia es un politiquero, y muy posiblemente corrupto. Pero si Ud. dice haber vivido la política desde las dos orillas, como para aparentar imparcialidad, nos debería explicar el porqué el ministro es responsable de los actos de su hermano, que no ha sido juzgado, mientras calla sobre el tema de que los hijos de los terroristas de la izquierda, que vivien en Europa y en Canadá, nada tienen que ver.

  4. Buenas queridos lectores, si bien es sierto las culpas son propias del señor hermano del ministro del interior, seria bueno indagar desde que tiempo tenia este señor vinculos con la mafia verificar los estados de cuenta de toda la familia cosio, hay voces que dicen que el el clan valencia cosio se han enrriquisido ilicitamente con dineros de la mafia . hasta cuando señores vamos a permitir que el jefe mayor de la mafia( alvaro uribe) acasbe con la poca dignidçgda que le queda al pais,

    buena esa señor fiscal que no le tiemble el pulso

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar