Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En una reciente discusión de fin de semana entre amigos sobre  el uso de las redes sociales y su utilidad, varios me increparon sobre, precisamente, la no utilidad de las mismas. Yo, defensor de Twitter, y usuario de Facebook, defendí con lo que pude los beneficios de éstas.

Puse como ejemplo, entre otros, cómo Twitter servía para advertir de las malandanzas de algunos que se dedicaban a robar en las calles y transporte público de Bogotá o de cómo podía uno evitarse uno que otro tranconcito por cuenta del trino de uno de los sequidores o seguidos ya fuera en la misma Bogotá o en Caracas. Pero en mi discusión, profesionales de otras disciplinas no adherían a mi defensa, por el contrario seguían viendo a Twitter y demás como una perdedera de tiempo.

Pues hoy, les demostré que sí sirve y que no es una herramienta fría como me dijeron. Por Twitter, a las 11 de la mañana fui advertido que había un loco en el condado de Broward en la Florida al que se le había ocurrido expresar su intención de cometer una masacre en un colegio.

El chistecito del desadaptado puso a todo el condado en alerta máxima y una de las principales medidas adoptadas por las autoridades fue la de hacer un bloqueo a todos los colegios del condado. Un poco más de 300 entre públicos y privados, así como a todas las guarderías.

Bueno, pues entre los 230 mil estudiantes afectados por el “lockdown” estaban mis dos hijos. Lo primero que quise establecer fue en qué consistía el lockdown y para ello busqué información a través de los medios locales desde mi teléfono. Encontré lo básico, que todos los estudiantes estaban encerrados en sus salones de clase, que nadie podía salir o entrar a los colegios y que cada institución académica estaba sitiada por la policía de las respectivas ciudades del condado.

Ahí mismo encontré que habían dispuesto un número telefónico a donde llamar por información. El número era 954 GET INFO (obtenga información), algo así como 954-438-4636. Sin embargo, marqué y marqué a ese número y no pude get ninguna info. Nadie contestó. Decidí llamar directamente al colegio a preguntar y conté con la suerte que me contestaron al segundo timbre del teléfono. “Estamos en un lockdown, los estudiantes se encuentran fuera de peligro y nadie puede entrar o salir del colegio. Por favor llame más tarde para nuevas actualizaciones”. Eso fue todo, sin derecho a más preguntas.

Sentí algo de tranquilidad con ese rápido mensaje y me dispuse a llamar a algunos de mis amigos con hijos y sin Twitter para preguntarles si estaban enterados del “lockdown”. Eureka!, dos de mis críticos no tenían ni idea. Además de enrostrarles que me había enterado por Twitter, les ofrecí la información que ya tenía y con la que ellos no contaban. Un “gracias por avisarme” fue mi recompensa. Twitter y yo 1, detractores de Twitter 0.

Decidí dirigirme a la zona del colegio y pude ver cómo las patrullas de la policía formaban una especie de barricada en la entrada, en posición de alerta ante cualquier movimiento sospechoso. Lo mejor era no estar por ahí cerca y evitar cualquier movimiento que fuera interpretado como sospechoso.

De esto ya había pasado un buen rato y por Twitter supe que a la 1.45 de la tarde habría una rueda de prensa con el comandante de la Policía encargado de la operación.  Previo a eso, los sitios web de los medios locales no escribían mayores datos de los que ya conocía. A la hora indicada se anunció el levantamiento del bloqueo y el retorno a las actividades normales en los colegios del condado, pues la “amenaza se había debilitado”.

Sentí impaciencia por ver a mis hijos y por conocer de primera mano su experiencia en el hecho. Cuando mi hija se subió al carro y le pregunté “Que estuvieron casi toda la mañana en lockdown” Ella se quedó mirándome con una cara que advirtió su respuesta. “Qué es un lockdown?” Le traté de explicar y ella sólo atinó a decirme “Oh, sí papi, hoy no fui al parque de recreo”. Cuando fui por mi hijo lo encontré con cara de recién levantado. Él había almorzado en su salón y luego lo habían acostado a dormir. Eso sí, noté que las ventanas del colegio habían sido cubiertas para evitar cualquier avisoramiento desde afuera.

Ya con mis hijos en mi poder y tras escuchar su conversación entendí perfectamente que a uno a los 5 y 4 años de edad no le preocupa, lo que le preocupa a los 36. Menos si Twitter es funcional o no.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Alexander Terreros. Periodista. Amante de la política y la lectura. Empecé en el trajinar de los medios hace 18 años. Especialista en Alta Gerencia Pública y Gerencia de Recursos Humanos. Máster en Administración Pública en Florida International University. He vivido la política desde las dos orillas, desde adentro y desde afuera. Desde adentro como periodista en medios como La Prensa, Colprensa y EL TIEMPO, donde me enfoqué en investigar casos de corrupción, especialmente, en el Congreso. Desde adentro dirigiendo las dos exitosas campañas de Gina Parody al Congreso y luego con un corto paso por la rama Ejecutiva. Luego del paso por el servicio público retomé mis raíces periodísticas, que siempre han estado ahí y que se han fortalecido gracias a la experiencia de vida, profesional y académica.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Sabes qué famosos han pasado alguna que otra vez por un(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar