Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Bueno
quiero darles la bienvenida a este blog.  Espero su participación activa para
generar el conocimiento que tanto necesitamos.

Primero
dos reglas básicas:

·  
     – 
Este blog trata de temáticas ambientales.
Aunque si bien hablar de medio ambiente implica otros muchos temas como la
política, la economía y hasta la religión, el tema central siempre será el
ambiente. Evitemos convertir este espacio en otro foco de polarización e
insultos que en nada ayudan al país.

·  
      – 
Este blog es un espacio para la sana
discusión, basada en argumentos.  Cualquier
crítica es bienvenida y será respondida. Comentarios insulsos o insultantes
serán borrados. 

Muchas
gracias, y espero que mis publicaciones sean de su agrado.

Sobre Responsabilidades Ambientales

Esta entrega se divide en tres partes: «Negando
nuestra culpa», «Un problema causa – efecto» y  «Sobre imaginarios y conciencia
ambiental».

Parte 1: Negando nuestra culpa

Bien, esta primera entrada fue inspirada por un
comentario que hace algún tiempo vi en los foros de eltiempo.com, en alguna
noticia sobre un evento climático extremo. Aunque no recuerdo el apodo del
comentarista (sería interesante que leyera esto y comentara), sus palabras me
causaron mucha curiosidad. Él indicaba que el hombre apenas empezaba a
comprender que el cataclismo climático, que al parecer está comenzando en
nuestro planeta, tiene unos orígenes fuera de nuestro alcance, específicamente
en los cambios en las manchas solares; y, por supuesto,  que nada podíamos hacer al
respecto.  Finalizaba
invitando a consultar en internet información sobre el tema, de modo que
pudiéramos abrir los ojos a nuestra triste realidad.

Decidí entonces hacer la tarea. Investigue en internet, y
aunque encontré un sinnúmero de publicaciones especulativas, apocalípticas, y
poco creíbles, hubo algunos datos que llamaron mi atención, todos
resumidos  en esta
publicación que me permito distribuirles:
http://joseberna.spaces.live.com/Blog/cns!8E603D8E9163B4A5!767.entry

Una conclusión, basándonos exclusivamente  en los datos de dicho blog, sería que
el denominado «calentamiento global», y su consecuente cambio
climático, tienen su origen en cambios solares, y todo hace parte de los ciclos
naturales del universo. Aun cuando el autor hace la salvedad de lo
«dañina» que es la industria petrolera, sus conclusiones apuntan a
liberar a ésta de toda la culpa por el desastre ambiental global que tanto se
ha denunciado últimamente.

Entonces, ¿Qué tenemos que ver nosotros?

Hay que decir que el «calentamiento global» es
un proceso de origen natural. Es causado por el efecto invernadero, un fenómeno
básico para la vida en la tierra, ya que estabiliza la temperatura en ausencia
del sol, evitando el abrupto enfriamiento del planeta que podría matar a todo
ser viviente.  En resumidas
cuentas, el efecto invernadero, producido por la acumulación en la atmosfera de
algunos gases que retienen el calor proveniente del sol que es reflejado por la
superficie de la tierra, causa cierto aumento de la temperatura promedio de la
tierra, es decir, el famoso «calentamiento global». ¿Un poco
complicado?

Los orígenes naturales de los gases de efecto invernadero
(GEIs) son muchos; desde la respiración de la mayoría de animales (incluidos
nosotros), hasta las plantas, que en la noche emiten también dióxido de
carbono; hasta erupciones volcánicas, glaciares y aguas termales que son
constantes emisores de metano, ozono y vapor de agua. Sin embargo, así mismo
como las emite, la naturaleza misma regula dichas emisiones, principalmente
mediante reacciones químicas que destruyen molecularmente muchos de éstos
gases; y plantas que durante el día absorben dióxido de carbono para emitir el
valioso oxígeno. Se podría decir que, en la naturaleza, el efecto invernadero
funciona en un ciclo casi perfecto y equilibrado, produciendo apenas leves
cambios en la temperatura, permitiendo la adecuada adaptación de los seres
vivos a dichos cambios.

¿Pero cómo afectó el hombre dicho ciclo? Haciendo un
ejercicio a conciencia, se podría llegar a decir que desde la sedentarización
de la vida humana el hombre modificó los ciclos naturales de la tierra,
contaminándola. Sin embargo, por practicidad, acá hablaremos de actividades más
recientes. La revolución industrial, que trajo consigo la total modificación de
las actividades de producción y consumo en el mundo, ha sido sin lugar a dudas
la mayor contribuyente de emisiones dañinas para el hombre y el ambiente en el
mundo. 

Sin embargo, en su momento (en Europa siglos XIII y XIX),
el hombre tenía tan poco idea de su relación y responsabilidad con el ambiente
que sería necio criticar el uso de elementos tan dañinos como los GEIs en dicha
época. El mayor problema ha sido que, sin embargo, cada país en vía de
desarrollo ha seguido ése mismo modelo de desarrollo en los siglos XX y XXI,
donde la información ambiental se ha desarrollado a pazos gigantes. ¿El
problema?

El «equilibrio» natural del efecto invernadero
se rompió rápidamente. No sólo aumentaron las emisiones de GEIs, sino que la
expansión de las actividades humanas trajo deforestación, reduciendo además los
agentes asimiladores del dióxido de carbono, el GEI que más se emite. El
«calentamiento global» aumentó rápidamente y sus consecuencias se han
empezado a manifestar cada vez más intensamente.  

Mucho se podrá decir sobre los efectos de las manchas
solares y otros fenómenos externos en el clima de la tierra. Algo de eso podría
ser cierto, pero un hecho es innegable: El efecto invernadero es un fenómeno
físico, causado específicamente por ciertos elementos en la atmósfera. La
cantidad de energía calórica del sol retenida por los GEIs es directamente
proporcional a su concentración en la atmosfera, ya que cada molécula de un GEI
tiene su propio factor de retención de energía calórica. Muchas otras causas
maximizarán al «calentamiento global», pero la realidad muestra que
somos un muy importante aportante al fenómeno.

Este hecho puede extrapolarse  a cualquier otro fenómeno de
contaminación. El hombre modifica al ambiente, altera sus ciclos naturales, y
eso indudablemente trae consecuencias.

Nota: Refiriéndome un poco a las teorías conspirativas en
torno al «calentamiento global», aun cuando personajes como Al Gore
pueden haber ganado mucho dinero denunciando toda la problemática ambiental,
creería yo que los grupos de poder más influyentes a nivel mundial estarían más
que complacidos si se le termina achacando el problema del «calentamiento
global» a nuestro astro rey. ¿Ya olvidamos todos los conflictos originados
por el petróleo? ¿O el ridículamente alto nivel de poder que ostentan cada uno
de los miembros de la OPEP?

Yo diría que les es más simple culpar a aquello que jamás
podremos controlar, que hacer un cambio que requiere un gran esfuerzo de la
humanidad sobre cosas a las que desgraciadamente nos hemos acostumbrado como
especie. ¿Ustedes que opinan?

Próxima entrega: El porqué de las comillas al
«calentamiento global» en mi primera entrega.    

(Visited 60 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Todas las parejas pelean, es más, la ausencia de conflictos es(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Una aclaraci’on al companero camiloalvaro, y a sebas21:
    Acu’erdese que el regulador n’umero de las concentraciones de CO2 en el planeta, no son los bosques. De hecho, los bosques son m’as o menos carbono-neutrales (debido a los procesos de decomposici’on y regeneraci’on). El regulador n’umero uno son los oce’anos a trav’es de la absorci’on de CO2 en organismos y aerosoles.
    Acu’erdese que en Colombia la electricidad para encender un bombillo viene en un 72% de hidroel’ectricas.
    Saludos, C.

  2. Amigo camiloalvaro, gracias por su comentario. Efectivamente la destrucción de las selvas ha sido gran contribuyente al problema del «calentamiento global». Desafortunadamente los gobiernos solo actuan en temas ambientales bajo la presión del pueblo. Somos nosotros quienes debemos presionar esas medidas, obviamente de modo pacifico, argumentando, pero somos nosotros quienes debemos velar por la protección ambiental. Si no hacemos algo, los gobiernos seguiran destruyendo el planeta y llenandose sus bolsillos. Triste, pero cierto…

  3. Buen dia, gracias por el comentario. La pregunta sería, ¿como ser conscientes de los impactos de nuestra vida diaria sobre el ambiente si no sabemos que hemos hecho? La información puede ser manipulada de muchas formas, pero exiten hechos que hablan por si solos. Tan sólo con tener en cuenta a donde va todo aquello que desperdiciamos absurdamente en nuestra vida cotidiana podemos darnos una idea de nuestro impacto en el planeta. La gente no piensa esas cosas. Una ves el combustible se quema en el motir de mi auto no tengo mas responsabilidad…. pero si supieramos que pasa con esos residuos, podriamos pensar diferente

  4. buen dia. Gracias por el comentario. Definitivamente tenemos que formar una cultura conciente con nuestros impactos al medio ambiente. Me parece fundamental interiorizar el impacto de nuestra vida diaria sobre el planeta. Nuestros habitos de consumo, nuestras actividades diarias generan impactos que son significativos en la medida en que todos los repetimos diaramente. Por ejemplo, imagine ¿cuantas toneladas de CO2 generamos manteniendo encendidas luces innecesarias?. Ahi esta nuestra oportunidad!!!

  5. No se necesita ser científico para darnos cuenta del mal que le estamos haciendo a la tierra (nos estamos haciendo): grandes extensiones de bosque nativo arrasado para sembrar pino y eucalipto para la industria maderera, o palma africana para la industria de grasas y aceites, todo en manos de la inversión extranjera; pequeñas extensiones aquì y allà con los bosques quemados para cultivos de pancoger o para 1 o 5 vacas con la anuencia del gobierno pues es mejor que sembrar coca; grandes extensiones de selva talada para la siembra de coca, que algunas veces son fumigadas con quìmicos que quedan en la atmòsfera; ingentes cantidades de plàstico e icopor usados en empaques industriales y domèsticos que necesitan de años para desintegrarse; el uso del carbòn, petroleo, etc. en infinidad de industrias; los rìos contaminados; la decidia de gobiernos y poblaciòn para cuidar las fuentes de agua, no basta con campañas para disminuir el consumo domèstico pues, el agua no nace en los grifos. Tenemos que formar una cultura sobre nuestra responsabilidad con la naturaleza, con el planeta.

  6. camiloalvaro

    Ante todo los gobiernos deben tomar accion drastica con la tala de bosques, es el regulador numero uno del dioxido de carbono, la selva amazonica ya ha comenzado a sentir el efecto de las motosierras y los equipos de tala para abrir vias para explotar esta mina de dolares, y el mundo no ha dicho nada al respecto, con pasar la bola de bando a bando se han conformado.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar