Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace algunos días se desplomó el puente atirantado Chirajara, que estaba en construcción en la vía Bogotá-Villavicencio, y que iba a entrar en funcionamiento este primer semestre de 2018. Diez trabajadores murieron.

Este puente estaba compuesto por dos torres en forma de diamante. Los videos que grabaron el momento exacto del derrumbe dejan ver que una de las dos torres se parte en su centro y la estructura cae. Lo que sigue es esperar que las investigaciones avancen con celeridad para entender qué falló y determinar responsabilidades.

Por lo pronto, asombran las declaraciones ligeras que han dado varios representantes del sector de la infraestructura en torno a este desastre, pues pareciera que justifican lo injustificable.

puentechirajara_3
Por ejemplo, el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, manifestó en varios medios de comunicación que la caída de este viaducto se trataba de “un caso aislado”, y agregó que de 5.000 puentes construidos por la ingeniería nacional “solo se ha caído uno”. Sin embargo, la realidad lo contradice con casos muy recientes, así, en plural. Veamos:

En mayo de 2017 colapsó el puente Quebrada Blanca que había sido inaugurado tres meses atrás sobre la vía Otanche – Puerto Boyacá.
El 19 de febrero de 2016, cuando pasaba una volqueta, se cayó el puente vehicular de Guayepo, que comunicaba a San Jorge con la Mojana, en César.
El 22 de agosto de 2016 colapsó el puente sobre el río Charte, en la vía Aguazul – Yopal. En esa ocasión diez personas resultaron heridas.
El 2 de febrero de 2015, en Bogotá, se derrumbó el puente peatonal de la carrera 11 con calle 103, que recientemente había sido puesto en funcionamiento. Hubo siete heridos.
El 4 agosto de 2014 se cayó el puente vehicular cerca al aeropuerto Los Garzones, en Montería.

Todo esto sin contar con los edificios que se han derrumbado en diferentes ciudades del país, y la orden de desalojo que expidió recientemente la Fiscalía General de la Nación sobre 16 edificios de Cartagena por estar en riesgo de desplome.
Otra declaración que no aporta nada para entender los motivos del colapsó del puente de Chirajara es la del presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros, quien manifestó que “no hay un solo país en el que no se haya caído un puente”. ¿Mal de muchos, consuelo de tontos?
Finalmente, el ministro de Transporte, al día siguiente de la tragedia, salió a hablar ante los medios de comunicación para decir que la empresa concesionaria Coviandes es la única responsable, pero también que se tuviera en cuenta que es la primera vez que a esa empresa se le cae un puente.
A todas estas injustificables justificaciones se podría agregar la del presidente de la Cámara de Representantes, quien manifestó en una entrevista radial que todo esto “podía ser obra del Espíritu Santo”, o lo dicho por el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional, para quien “la ingeniería no es exacta”.
Lo que corresponde ahora es comprender las razones de estos desplomes para que desastres como el de Chirajara no sucedan de nuevo, porque el desarrollo vial y de infraestructura del país deben continuar.
Las investigaciones deberán revelar si el problema principal estuvo en los diseños, en inadecuados procedimientos de construcción y/o en el uso de materiales de mala calidad. A todos estos ingredientes se les suma una interventoría que días antes del desastre había entregado un informe diciendo que todo andaba bien. Y en el caso de otros puentes que se han caído, se agregan razones como la falta de mantenimiento y la falta de control, al permitirse el paso de camiones que exceden la capacidad de carga de las estructuras.
Minimizar los hechos no va a disminuir la gravedad de la tragedia, por el contrario, las declaraciones livianas denotan soberbia ante situaciones que deberían generar reflexión. El punto es que no debe caerse ningún puente.

(Visited 4.781 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Administrador ambiental de la Universidad Tecnológica de Pereira, con maestrías en urbanismo, del Instituto de Urbanismo de París, y en periodismo, de la Universidad de San Andrés y el diario Clarín de Argentina.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Que vuelva la época dorada de los tranvías

    Luego de la puesta en funcionamiento del Metro de Medellín en noviembre de 1995, se esperaba que esta obra sirviera(...)

  • Opinión

    El desorden de los parqueaderos de motos

    Uno de los negocios promisorios de los centros urbanos colombianos parece ser abrir parqueaderos de motos. No es raro que(...)

  • Opinión

    A repensar los puentes peatonales

    Son continuas las quejas de las autoridades viales porque los peatones no usan con frecuencia los puentes peatonales para evitar(...)

  • Colombia

    Candidatos, ¿fracking sí o no?

    El fracking es una técnica no convencional que, mediante la inyección de agua, arena y químicos a alta presión, fractura(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

3

Un artículo reciente de El Tiempo nos compartía cuánto gana un Youtuber(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. maximiliano573802

    Todos opinan sinsaber lo que dicen.Lomas importante ni lomencionan,el studio de suelos original y hacer uno Nuevo para verificar que las condiciones,a pesar de laslluvias no han reducido la capacidad de carga de dichos suelos en la zona y que la composicion de dichos suelos y sus estratos tampoco han sufrido reduction de la capacidad de carga.Pareciera que al querer derribar la otra seccion del Puente,es que sospechan que hay acentamientos diferenciales en laestructura y hay que averiguar que lo causo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar