Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La ciudad de noche es otra muy distinta a la del día, no solo porque ya no se cuenta con luz natural y la temperatura del ambiente baja, sino porque la dinámica social cambia. Gran parte de la población termina su jornada laboral y se retira a su casa a descansar. Pero esto no significa que la ciudad se apague.

La noche es aprovechada en especial para actividades de esparcimiento en bares, restaurantes y discotecas, pero el horario nocturno también es asociado con calles solitarias y oscuras, y con problemas de seguridad.

En algunas ciudades del mundo funciona la figura de la Alcaldía Nocturna, como la llaman en Ámsterdam; Office of Nightlife en Nueva York; Clubcommission en Berlín. En Colombia ha funcionado esta figura en algunas ciudades, como en Cali, que tuvo el Gerente de la Noche y en Pasto, donde hubo un alcalde nocturno en 1997.

En la mayoría de los casos estos gerentes, alcaldes o administradores de la noche se han enfocado en las actividades relacionadas con el control a la seguridad entre las 6:00 p.m. y las 6:00 a.m. Las acciones tienden a ser policiales para garantizar el control del volumen de los establecimientos públicos, evitar riñas callejeras y reducir los reportes de agresiones personales y robos.

Hace poco Antonio Navarro Wolff, uno de los precandidatos a la Alcaldía de Bogotá, propuso la creación de Alcaldes Nocturnos en las localidades de la ciudad. En su sitio web de campaña explica que con esta medida “busca generar el disfrute del espacio público y la rumba sana, evitando que situaciones que podrían desencadenar en violencia, consumo de drogas o bebidas embriagantes en menores; riñas callejeras, atracos, excesos de ruido en clubes nocturnos, se reduzcan a partir de acciones coordinadas entre las entidades del Distrito, las autoridades y organizaciones privadas, presentes en el sector”.

Y continúa: “Esta figura operativa delegada por el Alcalde Mayor, y a quien se le reportará, facilitará acciones interinstitucionales donde el Alcalde Nocturno recorrerá las calles en compañía de las autoridades de policía, principalmente de jueves a sábado, siempre velando por el cumplimiento estricto de medidas preventivas o sancionatorias”.

Es decir, el foco de su propuesta es eminentemente policial. Por supuesto que las acciones de un alcalde nocturno tendientes a garantizar la seguridad son importantes y necesarias para garantizar que las actividades culturales, sociales y económicas se desarrollen con tranquilidad, sin embargo, esta figura debe aprovechar para poner en marcha otras acciones que dinamicen las actividades nocturnas.

Las alcaldías de la noche deben promover una economía nocturna de la ciudad que conduzca a la generación de empleo, mediante actividades sociales, culturales, recreativas, comerciales, deportivas y gastronómicas, porque una calle o una zona llena de gente se percibe como un sitio seguro y pleno de vida. Esta situación se vive con intensidad en los días previos a la Navidad, época en la que se revitaliza el espacio público. Lo mismo sucede en las ciclovías nocturnas, que además del deseo de hacer deporte, la ciudadanía participa porque mucha gente va a ellas y eso les da sensación de seguridad.

Además, esta promoción de las actividades de la noche debe ir acompañada de otros servicios, como la garantía de un transporte público 24 horas.

Otra razón para promover las actividades nocturnas es pensar en quienes todo el día trabajan y tienen horarios de salida al final del día o ya en la noche, cuando el comercio y muchos servicios han cerrado su atención al público.
Algunas ciudades adelantan actividades esporádicas en la noche como ciclovías nocturnas, la noche de los museos, rebajas en los establecimientos comerciales, entre otras, pero en general la noche sigue siendo vista como un espacio temporal en que la ciudad duerme y todo se apaga.

Reactivar la noche comienza por desmontar la idea de que las actividades posibles giran solo en torno a la rumba. Una alcaldía nocturna debe hacer una lectura de los deseos de los ciudadanos para desarrollar actividades masivas, constantes y seguras que satisfagan a la mayoría para que haya un balance positivo entre los beneficios económicos y los beneficios sociales.

(Visited 266 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Administrador ambiental de la Universidad Tecnológica de Pereira, con maestrías en urbanismo, del Instituto de Urbanismo de París, y en periodismo, de la Universidad de San Andrés y el diario Clarín de Argentina.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Chile nos ha mostrado, a través de sus marchas, a los(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Estimado Jaime. Le escribo desde Barcelona, España. Sigo a menudo sus publicaciones y esta nueva publicación es pone blanco sobre negro como las administraciones, con pequeñas decisiones, pueden cambiar para bien el día a día de las personas. Claro está que el tema de la seguridad debería ser un asunto importante tanto sea de día como de noche, pero es verdad que de noche es un lastre que impide que ciertas economías se desarrollen.

    Un saludo y hasta pronto.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar