Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Este blog lo publiqué como bloggera invitada hace un año y fue su popularidad la que me abrió la puerta en este espacio. Me permito compartirlo con ustedes hoy porque sigue siendo igual de relevante.

 

AGOSTO, 2017
Lo había logrado: Invicta 8 años y pico hasta que la peor pesadilla de una madre se materializó en letra roja: mi hijo de 8 años me dijo –y por escrito- que me odia. Para mi sorpresa no me acabé el bar ni me sentí malherida, todo lo contrario. Comparto sin vergüenza que me sentí sinceramente satisfecha.

En este agotador oficio de criar, en el que corregir es ir en contravía con la libertad de expresión; guiar es castrar la creatividad; y gritar -luego de muchas advertencias- es traumatizar, me permito con beneplácito esta pequeña victoria. Victoria que tiene todo que ver con que no caí en manipulaciones ni me martiricé con culpas.

Mis hijos, como los suyos, son niños privilegiados hasta el punto de la irresponsabilidad. Sí señor, hasta ese punto. Porque cuando pasamos una hora y media comprando uniformes escolares, la culpa es mía y tengo que darles explicaciones. Porque cuando los llevo –¡y les pago!- a clases de tenis, natación, guitarra, zumba, bisutería, fútbol, o cualquier actividad que según los libros contribuye a su bienestar, es idea mía y me toca convencerlos de que es por su bien. Porque cuando hay carne y quieren pollo les digo, deja la carne y cómete el arroz y la ensalada; porque cuando me piden el teléfono mientras esperan al médico, les digo que sí, ¡pobres!; porque cuando me acompañan al supermercado corro por los pasillos como si afuera se avecinara un huracán. Dígame, ¿no lo ha hecho usted? Exacto.

La buena noticia es que también mi laxitud tiene un límite, y en eventos como este me mira de frente: mi objetivo no es complacerlo sino educarlo. Si para que mi hijo me quiera debo rendirme sin conciencia a sus caprichos, o para ponerlo de otra manera, si para que no me odie debo dejar de contar las horas que pasa en frente del Xbox, prefiero sin miramientos la alternativa.

Soy muy consciente de que en su corazón de niño privilegiado no hay odio sino frustración, como también soy consciente de que entre más pronto aprenda a lidiar con sus frustraciones, mejor. Mi labor como madre es ayudarlo a interpretar sus sentimientos, a guiarlo en sus decisiones y ponerle límites. Hacerle entender que la suya es efectivamente una vida de privilegios que amerita su gratitud e implica responsabilidades . También es mi labor detenerme y ajustar mis métodos cuando mis decisiones no son coherentes con mis objetivos de educar, y ¡claro! no ceder cuando me falta la energía para lidiar con una pataleta.

En Inglés hay un dicho: ¨Better you than me¨, antes que odiarme yo por ser una mamá excesivamente permisiva, sin conciencia y floja, prefiero que me odien ellos por ponerles límites. Yo estoy intentando educar a un adulto responsable, emocionalmente inteligente, y socialmente competente. Mientras tanto lidiaré con sus malinterpretaciones pueriles y disfrutaré de mis pequeñas victorias. ¡Ánimo!

 

Sígueme en @i_belong_wellness_tour

(Visited 4.625 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Ana Margarita Ferro, Annie Ferro, es Administradora de Empresas de Concordia University en Montreal y tiene una especialización en Negocios Internacionales del John Molson School of Business. Annie es estudiosa del bienestar, instructora de yoga RYS200, y Mentor Coach (CTA Certified). Ha vivido en Canadá, Barbados, Mozambique, y los Emiratos Árabes, es políglota en Español, Inglés, Portugués y Francés. Desde su regreso a Colombia fundó el estudio de Yoga & Bienestar, I BELONG STUDIO, un espacio para descubrir tu verdadera belleza interior, que ofrece clases de yoga, meditación, barré y experiencias holísticas y de transformación para una estilo de vida más saludable.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una mujer se hallaba recostada y suspirando a calzón quitao, y(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. «better late than never». Good for you, an excellent lesson for many moms and dads. Pensar que no hace muchos años nos criaron con el respeto a los mayores, con civismo, urbanidad y aprendimos a ser personas sin taras ni complejos a pesar de haber recibido seguramente más de una vez una reprimenda o algo más fuerte, que nos enseñó a ser mejores.

  2. Hermoso, el aporte sincero, inteligente, claro de una persona que se enfrenta a los mismos retos que todos nosotros. Pero que escribe tan bien. Las mamás son unas berracas. Sobre este mismo tema, mira que coincidencia, hablan aquí sobre ese mismo concepto, pero lo llaman de otras maneras: El pan de la verguenza ( algo dramático, para mi gusto 🙂 Te comparto el blog. https://afinaciones.blogspot.com/2012/03/sabado-3-de-marzo-de-2012-que-puedo.html

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar