Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por más absurdo que parezca, Trump no es el problema. El problema es todo lo que ha salido a la luz pública a raíz de su candidatura a la presidencia de Estados Unidos y su triunfo, más todo lo que comenzaremos a ver una vez comience a despachar desde la Casa Blanca.

Antes de que apareciera en la escena política el hombre del pelo naranja, muchos habitantes de este planeta no sabíamos que todavía quedaban en Estados Unidos tantos hombres blancos con ideas de supremacía y menos que un grupo de ellos siguiera las ideas de Hitler y se reuniera en el International Trade Center y en el Ronald Reagan Building de Washington para alabar a Trump.

Tampoco sabíamos que había tanta gente en Estados Unidos cansada de su país, con unos ingresos que, en las tierras del sueño americano, no le alcanzan para llegar el mes. No sabíamos que los estadounidenses estaban tan hastiados y tan bravos.

Tampoco nos imaginamos que en el país de las libertades y de la igualdad frases machistas y despectivas sobre las mujeres fueran a ser aceptadas por las votantes. Nos habíamos comido el cuento que las mujeres modernas de Estados Unidos rechazaban de plano comentarios despectivos sobre la menstruación y su relación con los estados de ánimo y la capacidad para pensar.

Realmente no teníamos ni idea de lo que estaba pasando hasta que un multimillonario salió a decir palabras que los medios consideraron disparates y que resultaron ser la verdad de muchos estadounidenses.

Los enemigos de Trump lo rechazan, lo critican, lo vetan sin entender que él es solo el símbolo de un grupo social complejo que ahora se siente respaldado para salir del anonimato y mostrarse como es. Ya no habla en voz baja, ya no se esconde, ya no es tímido. Ahora tiene voz, voto y poder. Trump no creó a estas personas ni las multiplicó como si él fuera el dios todopoderoso y creador. Todas ellas ya estaban ahí y seguirán estando. Ese es el verdadero problema.

(Visited 1.047 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Después de escribir por más de 20 años en revistas, periódicos y páginas web sobre lo que opinaban, decían y hacían los demás, decidí dar mis propias opiniones. Ahora trabajo como periodista independiente y como profesora universitaria. Escribí el libro "Mi bipolaridad y sus maremotos" como una forma de luchar contra el estigma hacia la enfermedad mental.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    ¡Ah, claro! Ahora sí confiesa que es gay

    ¡Qué oportuna la confesión del protagonista de House of Cards! Contarle el mundo que es homosexual justo cuando otro actor(...)

  • Opinión

    Controversias de fútbol I: Armani

    Con frecuencia les propongo a mis alumnos de periodismo de la Universidad Sergio Arboleda que escriban entradas para mi blog(...)

  • Opinión

    ¿Yo también?

    La primera vez que vi el hashtag #YoTambién pensé con alivio que yo era una de las mujeres que tenía(...)

  • Opinión

    Le llegó su día a la salud mental

    Hoy 10 de octubre la Organización Mundial de la Salud, OMS, celebra el día de la salud mental y yo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En este artículo encontrarás diez aplicaciones gratuitas que te ayudarán con el trabajo.(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

En días pasados estuve en la Biblioteca Débora Arango en Medellín y(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Creo que el periodismo en Colombia esta igual de corrupto y mal enfocado como acá en USA. Los que votaron por Trump tienen las ideas claras y no se han dejado meter los dedos en la boca con la corrupción, la supuesta tolerancia de los intolerantes q solo toleran lo q ellos quieren pero q son intolerantes con aquellos q no piensan igual

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar