Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Con los anteojos bien puestos

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Con el poco entusiasmo que generó la entrega de una cantidad de las armas por parte de las Farc y la baja popularidad del presidente Juan Manuel Santos, el hombre que logró firmar la paz con la guerrilla más vieja del mundo, no queda más que pensar que en este país este grupo armado era lo de menos. Muchos analistas advirtieron durante el tiempo que duraron las negociaciones en Cuba que un final feliz entre el gobierno y las Farc no sería la panacea y eso era claro para muchos colombianos, pero tal vez lo que no sabíamos todos era que debajo de esta guerra no había más que podredumbre.

Como será que hasta el mismo Álvaro Uribe, que siempre tiene que definir un enemigo porque solo puede vivir en el conflicto, dijo en Atenas que los problemas de Colombia son el narcotráfico, el crimen, el crecimiento de la minería ilegal y lo poco atractivo que es el país para la inversión extranjera. Ya no habló de las Farc ni del “castrochavismo”.

No puede negársele al expresidente que cuando escoge un tema para volverlo su caballito de batalla es porque sabe que le dará réditos políticos, así el caballito sea cierto o imaginado, por lo tanto podemos suponer que comenzará a darle duro a la economía.

Como él, ya son varios los políticos que andan por ahí dando declaraciones como candidatos y que se han desligado del tema de la paz, tal vez porque no quieren terminar tan desacreditados como Santos o porque el futuro de las Farc está perdiendo puntos como instrumento para capturar votos. El mismísimo Ordóñez decidió vestirse de monje y presentarse como el candidato de la familia, lejos del político que le dijo no a todo lo que sucedió en La Habana.

Tal vez en unos meses a nadie le importe lo que pase con los exguerrilleros y seguramente cuando Santos ya no esté en la Casa de Nariño quedarán muy pocos hablando del asunto, dejando el posconflicto a la deriva con todas las consecuencias nefastas que esto pueda traer para el país, como las “Farcrim”, que mencionaba Juan Lozano en su columna.

Ante este escenario, yo le agradezco a Juan Manuel Santos el habernos quitado de los ojos la venda de las Farc que no nos dejaba ver más allá, para dimensionar el verdadero fango en el que se ha convertido Colombia. Pareciera ser que este país está tan inundado de crimen, narcotráfico y corrupción que la desmovilización del grupo guerrillero no hizo posible el asomo de esperanza.

Con la firma de la paz, Santos les ha despejado el camino a los siguientes políticos para que planteen la opción de un futuro distinto, para que miren el verdadero país en el que estamos viviendo y se atrevan a hacer campañas centradas en los problemas que no eran tan evidentes por cuenta de un enemigo que lo copaba todo. Y miren que Uribe ya empezó.

(Visited 762 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Después de escribir por más de 20 años en revistas, periódicos y páginas web sobre lo que opinaban, decían y hacían los demás, decidí dar mis propias opiniones. Ahora trabajo como periodista independiente y como profesora universitaria. Escribí el libro "Mi bipolaridad y sus maremotos" como una forma de luchar contra el estigma hacia la enfermedad mental.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La vida se trata de ganar y perder, parece que nunca vas(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

En twitter @HUGOLEONROJITO Tengo como regla no recomendar nada que no conozca(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar