Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El coaching empresarial puede ser una poderosa herramienta para las pymes que quieren crecer y situarse a un nivel de gestión superior. 

coaching ejecutivo 2¿Demasiados coachs? En verdad, el coaching ha recibido muchísimas críticas en los últimos años por varios y comprensibles motivos; por un lado, por el escepticismo de una parte de la sociedad que no acepta la necesidad de procesos de autoayuda; por otro, el hecho de que se haya convertido en una moda, que no siempre consigue los resultados esperados, y en el paracaídas de muchas personas que se quedan sin trabajo o que no han tenido éxito en sus profesiones, han encendido las alarmas. En definitiva, se critica que hay demasiados coachs en circulación. ¿Será verdad?

Siempre he defendido que, en realidad, hay pocos coachs. Por una sencilla razón: todos deberíamos ser coachs del alguna manera, al menos de nosotros mismos. El coaching nos invita a realizar procesos de cambio que agreguen valor. El rol de coach se puede resumir en hacer posible lo (aparentemente) imposible.

El coaching no es otra cosa que una conversación poderosa cristalizada en un proceso donde la pregunta poderosa es la principal metodología. Y, en este sentido, me reafirmo que se necesitan más coachs, más personas con la actitud de despertar en los demás un proceso de cambio. La sociedad actual reclama un nivel superior de conciencia para poder superar los retos cada vez más complejos del mundo contemporáneo.

Criterios para que las pymes acierten con la elección de un coach

Fruto de varios cursos de entrenamiento para coachs en pequeñas y medianas empresas, he llegado a la conclusión de que existen algunas dificultades que se repiten a la hora de encontrar un buen coach que sea realmente un facilitador de la transformación organizacional que se necesita.

coaching

A veces he visto casos de falta de experiencia profesional que, cualquiera que ella sea, siempre implica afrontar situaciones que sorprenden y pueden generar miedo al no estar acostumbrados. Pero lo que más se repite en las empresas suele ser el drama de la desconfianza: cuesta confiar en las personas y en lo que no vemos en ellas. Un coach debe ser como un “tifosi” de los equipos de fútbol, esto es, la “hinchada” de un equipo, generalmente deportivo, que confía, anima y motiva al equipo desde el primer minuto hasta el final del partido. Un buen coach coach se pone la camiseta de la empresa y pasa a ser su principal defensor.

Sin ánimo de ser exhaustivos comparto aquí algunos bretes, atolladeros o incluso conflictos que los coachs, incluso algunos ya experimentados, experimentan en sus propias carnes y que merecen ser consideradas por las empresas que quieren contratar a un coach:

  1. Un coach debe generar empatía, conexión, confianza, para lograr la apertura del cliente (coachee): que se abra a contar su realidad más profunda;
  2. Un coach sabe encontrar bloqueos ocultos en el coachee y en la empresa que le contrata, que generalmente están a un nivel estratégico;
  3. Logra que el coachee (persona o empresa), que suele estar rígido en sus posiciones, gane en flexibilidad para descubrir más alternativas de acción;
  4. Responde asertivamente a las objeciones o al escepticismo en el proceso que siempre, antes o después, surgen;
  5. Un coach maneja los tiempos del proceso, de las conversaciones, y sabe cuándo intervenir o interrumpir para cortar al cliente que se puede estar extendiendo mucho hablando de situaciones irrelevantes para el objetivo del proceso;
  6. Observa, escucha, contextualiza, no aconseja: un coach no debe dar la propia opinión al coachee o a la empresa, ni aun cuando le sea solicitada;
  7. Un buen coach consegue llevar las riendas del proceso: no permite que las conversaciones se distancien en exceso en el tiempo, ni que sean dispersas, es decir, que se pierda el foco o se divague o el coachee se vaya por las ramas;
  8. Acierta con el orden de las preguntas poderosas para enfocar el problema y establece compromisos de acción concretos, concisos, claros y medibles;
  9. Desarrollar una comunicación clara y precisa: no generaliza, concreta y sabe hacer un cierre empático a las sesiones de coaching;
  10. Identificar la mejor opción de cambio: la acción más relevante;
  11. Al preparar las sesiones de coaching, logra concentrarse en los temas (acertar con el asunto clave de la conversación), en los objetivos del coachee y en estructurar las preguntas poderosas;
  12. Un buen coach no confundir roles: el coach no es un mentor, ni un psicólogo ni un asesor ni un consultor ni un buen amigo que da sabios consejos.

Al final, de lo que se trata es de ayudar a las personas al cambio, a que escuchen su propia voz y encuentren su mejor camino hacia la realización personal y profesional. La dificultad más dCoaching Valenciaifícil de aceptar es que un coach puede haber hecho bien su trabajo y a la vez el cliente no ver el resultado esperado: el responsable principal del éxito del proceso es el coachee.

Considero positiva la moda del coaching empresarial porque construye sobre una gran verdad:  que el ser humano no está determinado biológicamente sino que necesita ir adquiriendo con el tiempo la humanidad que le es propia y le perfecciona. El ser humano es el único ser de la creación conocido que necesita saber quién es para ser, y este conocimiento se adquiere mejor con la ayuda de otro que nos enfrenta a las diferentes posibilidades a las que estamos abiertos y muchas veces solos no somos capaces de ver.

El coaching, en definitiva, puede ayudar a muchas personas y empresas a superar la unilateralidad que la vida moderna nos propone. No estamos solos y, por lo general, conseguimos mejores y más grandes resultados en equipo que solos.

Pablo Álamo

Twitter: @pabloalamo

Instagram: @pabloalamoh

Para más información: https://www.mastercardbiz.com/colombia/ y www.eltiempo.com.co

(Visited 728 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesor de la Universidad Sergio Arboleda. Coautor de 'El Fenómeno Trump' (2016). Ayudo a personas y empresas a mejorar su #liderazgo y #productividad. Talent coach. Socio Invivus Consulting.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No quiero que me traten igual que a los hombres, porque no(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

Las palabras claves representan el núcleo sobre el cual se construyó y(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar