Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Extracción de biopolímeros con láser

Por: Paola Hernández Moreno

El reconocimiento, la fama y el renombre no le dan la autoridad a un cirujano plástico para llevar a cabo procedimientos aún no aprobados científicamente, como sucede con algunos médicos que están practicando tratamientos de extracción de biopolímeros con láser.

La pesadilla de muchos pacientes inyectados con este tipo de sustancias pareciera ser interminable, debido a que después de haberse sometido a procedimientos con láser para eliminar biopolímeros, han sufrido graves complicaciones como edemas internos por quemaduras en los tejidos de los músculos y migración de biopolímeros a otras zonas del cuerpo tras haber sido derretidos con láser, entre otras graves complicaciones.

Al respecto, el cirujano plástico Guillermo Aldana, experto en procedimientos con láser, habla en su blog de este tipo de prácticas y de algunas de sus consecuencias:

“Hoy día se ofrecen procedimientos con lipoláser y láser percutáneo, en especial de neodimio de pulso largo que lejos de brindar algún alivio pueden provocar mayores estragos en estos pacientes ya de por sí perjudicados.

Como médico experto en medicina láser es mi deber alertar a la población general para evitar el uso de técnicas relacionadas con estos equipos que como ya describí, hasta la fecha no existe ningún estudio controlado y bien protocolizado que indique su beneficio, por el contrario, ni con lipoláser, usando láser de neodimio o diodos de diferentes longitudes y mucho menos con los llamados láser fríos; láser blandos o láser de baja potencia, estos por efecto de la canalización de las microcánulas pueden originar la migración de esos productos (biopolimeros) hacia otras áreas anatómicas que por ejemplo en el caso de la cara pueden complicar aún más la situación original, afectando estructuras tan delicadas como el ojo de manera irreversible.

En el caso de las inyecciones glúteas se han visto migraciones post láser hasta en la pantorrilla, en los pies y lo que es peor intravascular (dentro de las venas) que provocan su obstrucción (trombosis) con todas las complicaciones que eso puede provocar. En unas pruebas realizadas hace un mes con biopolimero extraído de un glúteo, todos los láser generaron ignición, es decir, todos se incendiaron. Imaginen ustedes las graves quemaduras que pudieran causar en los tejidos… Mucha precaución con esto por favor”.

Aunque aún no existe un consenso médico que determine cuál es el método eficaz para la extracción estas sustancias, organizaciones como la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica ha manifestado que los tratamientos de biopolímeros con láser se encuentran en procesos de evaluación y rechaza que algunos médicos estén realizando su extracción con esta técnica, debido a las consecuencias que han observado en muchos pacientes.

Y aunque la cura de los daños causados por la presencia de biopolímeros en el cuerpo aún pareciera ser incierta, lo único que se podría decir hasta el momento es que si usted es víctima de la inyección de estas sustancias, descarte la posibilidad de someterse a cualquier tratamiento con láser, así se lo ofrezca el cirujano plástico con más prestigio en el mundo. Recuerde que tratándose de su salud, usted no puede estar a “Modo de Prueba de errores”.

Publicado en: Vida de hoy

0 comentarios

Para comentar esta nota usted debe ser un usuario registrado.