Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Retomo mi blog para hacer un experimento y los invito a que hagan parte del mismo.  Iniciaré con esta entrada, una serie dedicada al análisis de la política exterior de la administración Santos hasta el momento.  Creo que hay muchas cosas y muy interesantes por decir, y que es necesario desprenderse un poco de los análisis inmediatistas propios del periodismo para pensar este tema con la cabeza un poco más fría y por tanto, con algo más de rigurosidad.  En esta primera entrega describo mis argumentos generales e intentaré discutirlos y evaluarlos en las otras entregas. Por supuesto, mi intención es que estos escritos sirvan de punto de partida para una discusión amplia.  Quedo a la expectativa de sus siempre constructivos comentarios.

*      *     *     *

Pasada ya la mayor parte de la administración Santos, a nadie le cabe duda de que hemos experimentado cambios–profundos o no-en materia de política exterior durante este período.  Aquí voy a intentar argumentar que dichos cambios son el resultado de la construcción de un diagnóstico particular de la situación nacional, que ha llevado al gobierno Santos a intentar cambiar drásticamente la identidad internacional de Colombia.  El proyecto es renunciar a la tradicional identidad internacional regida por las ya conocidas expresiones de ‘país problema’ ó el ya clásico ‘ojo del huracán’.  Estas expresiones intentaban definir a Colombia como un lugar donde confluían todos los problemas más acuciantes del sistema internacional: el tráfico de drogas, el terrorismo, la violencia en todas sus posibles formas, etc. El objetivo era a través de la auto-estigmatización, generar solidaridad y a través de la misma, obtener recursos provenientes de la comunidad internacional para enfrentar estos denominados ‘flagelos’. Nos dedicamos, por años, a generarle y explotarle el complejo de culpa a los actores de la arena global. 

Para la administración Santos, esta forma de definir la colombianidad hacia el exterior ya no se ajusta a la situación del país.  En medio de un contexto de estabilidad económica, el eventual logro de la paz a través de los diálogos, y una relativamente exitosa contención de los problemas de seguridad asociados con grupos criminales organizados, el gobierno hace un alto e inicia un ejercicio de auto-presentación en el sistema internacional sustancialmente distinto. Hoy somos la ‘Nueva Colombia’; un país que enseña y comparte know-how sobre problemas de seguridad incluso en escenarios de la alcurnia de la OTAN, un país ‘maduro en el tema de los derechos humanos’, una economía que encaja con facilidad en los mejores ‘clubes de la economía internacional’, una diplomacia que se encuentra en capacidad de contribuir a la solución del conflicto árabe-israelí y que puede ejercer un liderazgo–al menos regional–sin precedentes en la historia del país. Colombia es, según este muy reciente intento por definir nuestra identidad internacional, un país sin complejos y con grandes aspiraciones y ambiciones internacionales. 

Pero, ¿cuál es el problema con re-orientar nuestra política exterior en esta dirección? Al final, ¿no es loable que intentemos sacudirnos un poco de la vieja identidad paria que varios de nuestros gobiernos contribuyeron a construir?  

En esta serie de escritos intentaré argumentar que esta nueva política exterior genera dos problemas fundamentales: de un lado, se encuentra en abierta tensión con la realidad interna.  En otras palabras, la identidad internacional que está buscando construir la administración Santos no casa con la realidad nacional. Es casi un acto performativo: ante la imposibilidad de resolver los problemas domésticos de fondo–erradicar las violaciones a los derechos humanos, controlar estructuralmente el problema de la inseguridad, resolver nuestro conflicto armado–el gobierno ha decidido actuar internacionalmente como sí estuvieran resueltos. Se trata de una política exterior cuasi-esquizofrénica que ha logrado dividir en dos la identidad colombiana y convertirla en artículo de una naturaleza para consumo interno, y de otra naturaleza–casi diametralmente opuesta–para consumo externo. 

El segundo problema, es que estos momentos de cambio en la identidad internacional de los países, en general, incrementan sus niveles de vulnerabilidad frente a la presión internacional.  Esto explica, por ejemplo, los bandazos de ida y después de regreso que se dan en política exterior con cada vez más frecuencia.  Tres autores (Risse, Sikkink y Ropp, 2013) definen este fenómeno en forma simple y elocuente:

“entre más les importe a los estados u otros actores su reputación social y quieran ser miembros de la comunidad internacional en una posición de ‘buen comportamiento’, más vulnerables son a las acusaciones externas, a los mecanismos sociales que se basan en la lógica de la argumentación y de lo apropiado.  La vulnerabilidad social se refiere al deseo particular de un actor de ser un miembro aceptado en un grupo social o una comunidad particular. … Estados con identidades inseguras o aquellos que aspiran a mejorar su posición en la comunidad internacional son los más vulnerables a las presiones”. El arribismo en política internacional, como en cualquier esfera social, genera inseguridad. 

Los invito a que se mantengan en sintonía para el desarrollo de estos argumentos y que contribuyan a la discusión con sus comentarios. 

@sandraborda
(Visited 250 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sandra Borda es Profesora Asociada del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Los Andes y Co-directora del Centro de Estudios Estadounidenses--CEE. Es Doctora en Ciencia Política de la Universidad de Minnesota, Máster en Ciencia Política de la Universidad de Wisconsin, Máster en Relaciones Internacionales de la Universidad de Chicago y Politóloga de la Universidad de Los Andes. Su publicación más reciente es la co-edición del libro "Proceso de Paz. Participación de Actores Internacionales" con Fernando Cepeda Ulloa, publicado por Ecoe Ediciones. Fue uno de los siete miembros de la Misión de Política Exterior convocada por el gobierno nacional y que sesionó entre el 2009 y el 2010. Ha sido investigadora invitada en el ITAM de México, la Universidad de Toronto en Canadá y en la Universidad de Groningen en Holanda.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Cristian Torres Rodríguez La población envejece a una velocidad dramática y(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

¿Cómo se siente obsesionarse con el ejercicio? Mal. Porque obsesionarse con cualquier(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar