Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuáles son los cambios climáticos que estamos experimentando en el siglo XXI?

Por Adriana Almeida

En los últimos diez años hemos escuchado que nuestro planeta esta experimentando un cambio climático asociado con el crecimiento industrial y por la manera en la que estamos desarrollando nuestras sociedades. Sin embargo, poco sabemos que es lo que ha cambiado a nivel climático y que les ha permitido a los científicos, confirmar que nosotros somos responsables de esta transformación y que no es debida a ciclos metereológicos naturales de La Tierra. Es por esto, que quiero compartir con ustedes una revisión de literatura científica en este tema, como un insumo que nos permita entender un poco más lo que esta ocurriendo y como nuestros países pueden participar en reducir el impacto sobre los factores responsables del cambio climático.

Si hablamos con una persona de 70 años, posiblemente nos contará que el clima del sitio donde vive ha cambiado mucho desde que era niño. Si esta persona vive en una ciudad como Bogotá, por ejemplo, nos dirá que esta ciudad era mucho más fría anteriormente y que las épocas de sequía se han vuelto más severas, así mismo como la época de lluvias, en las que se ha vuelto ‘común’ que se produzcan inundaciones en la sabana de Bogotá. Nos dirá posiblemente como se ha encarecido el valor de los alimentos que se producen localmente, debido a estos cambios climatológicos y otras historias asociadas al cambio del clima. En las zonas templadas del planeta, también se han observado cambios importantes, el calentamiento global esta causando que las primaveras sean más calientes y más tempranas y que las condiciones de enfriamiento global en el otoño se retarden. Inviernos menos fríos también tienen un efecto importante, debido a que ciertas temperaturas bajo cero son criticas en muchas regiones del mundo para reducir el desarrollo de pestes y enfermedades en estos ecosistemas.

Pero cómo podemos estar seguros que los cambios en el clima no son sólo el resultado de ciclos naturales?

Es común que algunos meteorólogos expliquen que eventos climatológicos extremos como las altas temperaturas registradas en Moscú y en el medio oriente en el 2010, o en Texas en el 2011, sean consecuencia de episodios metereológicos en estas áreas, sin asociar esos eventos con el calentamiento global. Por ejemplo, la ola de calor registrada en Moscú fue asociada con una situación extrema de bloqueo atmosférico, y los calores extremos en Texas fueron asociados con los patrones de temperatura oceánica causados por el fenómeno de La Niña. Ciertamente, los patrones específicos del clima en una localidad van a tener un efecto directo en los eventos climatológicos extremos que ocurran en cada región del planeta. Sin embargo, fenómenos como La Niña han existido siempre y afectan zonas específicas, pero no pueden explicar totalmente el incremento de temperatura que ha ocurrido a nivel global. Por ende, las temperaturas extremas que estamos observando hoy a nivel global son el resultado de contribuciones simultáneas de patrones específicos del clima y del calentamiento global (1).

El clima en el Período del Holoceno versus los últimos 30 años

El período comprendido entre 1951 a 1980 ha sido denominado como el período basal, escogido por muchos estudios científicos, porque la temperatura global fue relativamente estable y similar al rango del período del Holoceno, en el cual la especie humana y otras especies de organismos surgieron y se adaptaron a sus diferentes nichos ecológicos (2). Durante este período, el nivel de los océanos incremento lentamente, menos de un metro por milenio (3). Igualmente es un período con un buen cubrimiento de estaciones metereológicas a nivel global, incluyendo la Antártica (2). En contraste, el período comprendido entre 1981 hasta hoy ha sido un período de aumento en las temperaturas globales en comparación con el período del Holoceno (4), en el que los casquetes polares, así como los glaciares del mundo se están reduciendo rápidamente (5), lo que ha generado un aumento acelerado en el nivel de los océanos a una tasa de más de 3 metros por milenio (6).

Hansen y colegas (2012) publicaron un estudio detallado sobre cambios en el patrón del clima, especialmente en el sobrecalentamiento (efecto conocido como ‘climate dice’ en Inglés), durante el verano (en las zonas templadas) o de sequía (en las zonas tropicales) que han tenido repercusiones negativas importantes a nivel ambiental y económico. En su estudio, compararon la variabilidad en las temperaturas estacionales del período de 1981 a 2012 con datos metereológicos colectados durante los años 1951 a 1980. Antes de 1980, temperaturas extremas ocurrían únicamente en menos del 1% de la superficie de La Tierra. Sin embargo, este tipo de eventos extremos están ocurriendo actualmente en el 10% de la superficie de nuestro planeta (Figura 1). Como vemos en la Figura 1, en los últimos 30 años, las curvas de distribución de las temperaturas se han movido hacia la derecha (más caliente) y la amplitud (la altura de la curva) se ha reducido, mientras la longitud de la curva (variación causada por el incremento de los eventos extremos) ha aumentado. Veranos con una temperatura media definida climatológicamente como ‘fría’ entre 1951 a 1980, con una ocurrencia aproximada del 33 % del tiempo, están ocurriendo menos frecuentemente, solo un 10 % del tiempo, en los últimos 30 años , mientras que los veranos categorizados climatológicamente como ‘calientes’, han incrementado en su frecuencia desde un 33 % (1951-1980) a un 75 % (1980-2012) (7).

Slide1

 

Implicaciones del calentamiento global

Actualmente estamos experimentando un cambio radical en la interacción que existe entre los ciclos de energía y del agua en nuestro planeta, fruto de las variaciones en la temperatura global debidos al cambio climático. Este desbalance hídrico se ve reflejado con sequías prolongadas, acompañadas por un aumento dramático en las temperaturas en las estaciones secas (zonas tropicales) o de verano (zonas templadas). Mientras que en la época de lluvias en el trópico, observamos el caso extremo opuesto, lluvias muy fuertes y prolongadas que generan inundaciones. Las inundaciones pueden ser más recurrentes debido al calentamiento global, pues la cantidad de vapor de agua que es retenido en la atmosfera se incrementa rápidamente con la temperatura (8). En zonas templadas, inviernos más calientes han generado un desarrollo incontrolado de insectos como cucarrones barrenadores de pino que han destruido miles de hectáreas de bosques en Canadá y Estados Unidos (9). El calentamiento global esta afectando el rango de distribución geográfica y estacional de los organismos vivos, incluyendo mamíferos, aves e insectos (10), de las cuales algunas especies podrán migrar a zonas climatológicas que les permitan sobrevivir, pero no será el caso para todas las especies. Esto sin mencionar las altas perdidas económicas en la agricultura a nivel global, que ya se ha mencionado anteriormente en nuestra temporada (11) y en nuestro blog (12).

Entre los científicos del mundo, la mayoría han aceptado la evidencia que el calentamiento global es un hecho y que debemos actuar rápidamente reduciendo nuestras emisiones de carbono si queremos desacelerar este proceso que hemos iniciado. Desde comienzos de los 90’s diferentes cumbres internacionales han enfatizado la importancia de reducir la emisión de gases de efecto invernadero a la atmosfera, con el fin de estabilizar el clima de nuestro planeta en este centenio. Un panel de expertos en cambio climático de las Naciones Unidas han mostrado el abismo que existe entre los objetivos internacionales en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, con las políticas de muchos gobiernos, como es el caso del gobierno de Steven Harper en Canadá. Los expertos consideran que debe haber una reducción de emisiones entre un 40 a un 70 % para el 2050, si queremos mantener el incremento de temperatura global por debajo de 2 °C (13). El 12 de Noviembre de este año, los presidentes Barak Obama (Estados Unidos) y Xi Jinping (China), anunciaron un acuerdo sin precedentes para reducir las emisiones de carbono en estos dos países para el 2030 (14). Quizás este nuevo acuerdo genere presión en otros países para lograr la tan anhelada congruencia entre los acuerdos de control de emisiones con las políticas gubernamentales. Una opción, puede ser el desarrollar políticas internacionales muy estrictas que incrementen el precio de las emisiones de carbono lo suficiente como para presionar a los gobiernos del mundo a hacer una transición más acelerada desde economías basadas en hidrocarburos hacia futuras fuentes de energía más limpias (15).

Referencias

  1. Hansen J, Sato M and Ruedy R. 2012. Perception of climate change. PNAS. E2415-E2423. www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1205276109
  2. Arguez A, Vose RS. 2011. The definition of the standard WMO climate normal the key to deriving alternative climate mormals. Bulletin of the American Meteorological Society (92): 699-704
  3. Lambeck K, Chappell J. 2001. Sea level change through the last glacial cycle. Science (292): 679-686.
  4. Hansen JE and Sato M. 2012. Paleoclimate implications for human-made climate change. Climate change: Inferences from paleoclimate and regional aspects, eds A Berger, F Mesinger and D Ijacki (Springer, Vienna, Austria)
  5. Rignot E, Velicogna I, van den Broeke MR, Monaghan A, Lenaerts J. 2011. Accelerato of the contribution of the Greenland and Antarctic ice sheets to sea levels rise. Geophysical Research Letters (38)-L05503
  6. Church JA, White NJ. 2011. Sea-level rise from the late 19th to the early 21st Century. Surveys in Geophysics (32) 585-602
  7. http://www.giss.nasa.gov/research/briefs/hansen_17/
  8. Pall P, et al. 2011. Anthropogenic greenhouse gas contribution to Floyd risk in England and Wales in autumn 2000. Nature (470) 382-385
  9. Raffa KF, et al. 2008. Cross-scale drivers of natural disturbances prone in anthropogenic amplification: the dynamics of bark beetle eruptions. BioScience (58) 501-517
  10. Parmesan C. 2006. Ecological and evolutionary responses to recent climate change. Anny Rev Ecol Evol Syst (37) 627-669
  11. http://biogenic-colombia.blogspot.ca/2014_10_01_archive.html
  12. http://biogenic-colombia.blogspot.ca/2010_01_01_archive.html
  13. http://www.cbc.ca/news/world/un-climate-change-panel-warns-emissions-rising-despite-reduction-efforts-1.2608528
  14. http://www.cbc.ca/news/politics/u-s-china-agree-to-cut-greenhouse-gases-in-bid-to-spur-others-to-join-1.2832053
  15. http://biogenic-colombia.blogspot.ca/2014_07_01_archive.html
(Visited 474 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

BIOGENIC (Biólogos Genetistas Colombianos) surgió en el 2003 en Cali - Colombia, cuando un grupo de amigos que trabajábamos en el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) nos reunimos con la idea de contribuir activamente en la divulgación y promoción de la investigación científica en el área de genética y disciplinas afines.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hacer videos en casa es algo que todos podemos realizar. Esta(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar