Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
buses_transmetro.png
Mi esposa me miró desconfiada, convencida una vez más de que cada sábado, en lugar de ir a cursar mis estudios de maestría, me iba de paseo a alguna de las playas que están a pocos minutos del corredor universitario. Ignoraba por completo que el tarrito rosa que yo celosamente guardaba cada sábado en un rescoldo del morral no era bloqueador solar sino repelente de mosquitos. Como era de esperar, el reclamo se asomó desafiante y no tuve otro remedio que demostrarle in sitú las peripecias de mi viaje en Transmetro.
¿En el Transmetro? Pues sí. Como estudiante de la media realicé encuestas de “Vigía de la Salud” en algunos sectores enmontados, abundantes en insectos y otros delincuentes; sin embargo, ahora, en mis viajes en el aclamado transporte barranquillero son más los mosquitos que me atacan que pisotones que recibo. El Transmetro ha resultado ser el hervidero de mosquitos móvil de Barranquilla. Quizá a usted, lector dedicado, ya le ha tocado vivir esa experiencia.
No pretendía ser despiadado, pero para quitarle los celos infundados a mi esposa abordamos el bus articulado en el Portal de Soledad y recorrimos cada estación hasta llegar al Romelio Martínez, lugar en que haríamos el trasbordo al alimentador que va al corredor universitario. En el recorrido, mi esposa notó sorprendida cómo algunos pasajeros se entregaban al acecho de un mosquito o se aplicaban el Autan para despistarlos. Hubo un momento en que se escucharon palmadas simultáneas y por un instante hasta yo creí que estaban aplaudiendo la pericia del chófer entre tanto tránsito, y no que los pasajeros intentaban eliminar mosquitos manualmente.
Desearía terminar esta entrada indicando que ya han fumigado cada buseta impidiendo la generación de larvas, pero lamentablemente no es cierto. Ahora que han iniciado las lluvias, el temor de mi esposa consiste en que uno de aquellos insectos sea portador del dengue y contagie a más de uno. Por ahora, yo no me preocupo en exceso, estoy protegido por el líquido del frasquito rosado. Si desea saber la marca del producto, ruédese este sábado por las playas de Sabanilla y hasta le digo dónde puede comprarlo más barato.
Por : Alberto Rascht
Síguenos en @Alberto_Rascht@Reescriba
(Visited 103 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Narrador y ensayista. Magíster en Literatura Hispanoamericana y del Caribe (Universidad del Atlántico) Docente, SED Barranquilla. Director de REESCRIBA y de su Revista Electrónica de Estudios Literarios (ISSN: 2145-6844)

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Soledad: hacia una educación de calidad

    Consciente de la necesidad de proponer un cambio en el modelo educativo del municipio que administra, a Joao Herrera le motiva(...)

  • Colombia

    La utilidad de la guerra

    Refiere la Ilíada en su noveno canto que cuando Áyax, Fénix y Ulises visitaron a Aquiles para persuadirle a que(...)

  • Vida

    La muerte de los artistas

    A la memoria de Ricardo Pacheco Soto Mi primer recuerdo de Ricardo resulta transparente. Coincidimos en la Biblioteca del Bloque Santo(...)

  • Opinión

    Podene, o la historia de un niño marginado

    Pocas veces nuestro corazón se estremece ante el relato perspicaz de la vida de un niño diferente. Antes de leer Podene,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Chrisnel Sánchez empezó a trabajar desde casa para poder cuidar a su(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

¿Pronto nacerá su primer hijo o hija? ¿Ya nació? ¿Un conocido o(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar