Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Bitácora de la orfandad

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
No es vergonzoso ni repugnante el que un pueblo esté divido entre dos aguas, entre un gobierno que ha erradicado los niveles de analfabetización en un tiempo breve y una oposición que considera que las cosas deberían seguir como venían antes del gobierno de Chávez.
Que se intente persuadir al lector con argumentos sólidos está bien, pero que se empleen falacias descaradas para hacerlo resulta una bofetada a la dignidad de una audiencia que ya no traga entero. Eso fue, precisamente, lo que se propuso el exministro Fernando Londoño en su columna de ayer en este diario, titulada “Golpe en Venezuela”. De carácter incendiario en su intención, el texto se diluye bajo la levedad de sus argumentos.
En líneas generales, Londoño critica el proceso electoral en Venezuela, desde el momento en que la rúbrica de Hugo Chávez designaba por decreto a Nicolás Maduro, entonces vicepresidente, como presidente encargado de la nación, hasta el anuncio del CNE que declaraba al personaje en mención como Presidente elegido democráticamente.
El argumento central del columnista refiere que el proceso electoral venezolano es “repugnante”, pues este se realizó con anomalías diversas. Lo cierto es que ha sido la oposición quien ha insistido en que hubo fraude, aunque pocas horas antes de conocerse los resultados esa misma oposición declaraba que reconocería la victoria del candidato oficial si así lo hubiese decidido el pueblo. Los países democráticos eligen a sus dirigentes con el propósito de que los representen, de que tomen decisiones que respalden al pueblo entero. Oponerse a un resultado electoral es apenas comprensible si se tiene en cuenta que la oposición venezolana ha intentado por medios democráticos y antidemocráticos la obtención del poder. Si desde 1999 las mayorías han rechazado en las urnas las propuestas de la derecha, organizar un golpe de estado es la mejor alternativa para una oposición desesperada.
Si han de tildarse como repugnantes las elecciones en el vecino país, ¿qué adjetivo hemos de emplear los colombianos para referirnos al atípico proceso de reelección del expresidente Uribe? Las confesiones de diversos paramilitares apuntan a una dirección que no le gusta recordar a Londoño. Los testimonios en el caso de la Yidispolítica también revelan la manera en que se gestó la prolongación de Uribe en el poder. Aunque fungió como ministro de Interior y Justicia, Fernando Londoño Hoyos parece olvidar que bajo el gobierno de Álvaro Uribe Vélez las fuerzas paramilitares influyeron a tal grado en la política nacional que se dieron el lujo de decidir quiénes podían presidir alcaldías o gobernaciones en regiones enteras.
No es vergonzoso ni repugnante el que un pueblo esté divido entre dos aguas, entre un gobierno que ha erradicado los niveles de analfabetización en un tiempo breve y una oposición que considera que las cosas deberían seguir como venían antes del gobierno de Chávez. Si hubo fraude en el proceso electoral venezolano, que sea su justicia quien evalúe las evidencias y emita un veredicto. No resulta conveniente emitir juicios si no se tiene un cuadro completo de los hechos, mucho menos cuando no se muestra objetividad y se pretenden “analizar” los asuntos desde el lado más empañado del panorámico.
Sólo cuando no se quiere la paz para generaciones que hemos nacido en tiempos de guerra, incendiar a toda costa un proceso legítimo es un fin noble. El postrer propósito de la columna de Londoño es ese, excusar la ausencia de respaldo al proceso de paz en Colombia enlodando a un gobierno que sí ha alentado las negociaciones en la Habana. Desde toda perspectiva, la guerra es más rentable como modelo de negocio que la paz entre la sociedad honesta.
(Visited 65 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Narrador y ensayista. Director de REESCRIBA y de su Revista Electrónica de Estudios Literarios (ISSN: 2145-6844)

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    La utilidad de la guerra

    Refiere la Ilíada en su noveno canto que cuando Áyax, Fénix y Ulises visitaron a Aquiles para persuadirle a que(...)

  • Vida

    La muerte de los artistas

    A la memoria de Ricardo Pacheco Soto Mi primer recuerdo de Ricardo resulta transparente. Coincidimos en la Biblioteca del Bloque Santo(...)

  • Opinión

    Podene, o la historia de un niño marginado

    Pocas veces nuestro corazón se estremece ante el relato perspicaz de la vida de un niño diferente. Antes de leer Podene,(...)

  • Mundo

    Un día con los testigos de Jehová

    No vi ningún tipo de discriminación entre ellos ni escuché entre la serie de discursos algún término ofensivo o disfemismo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

Muchos seres humanos buscan la felicidad de una u otra forma, otros(...)

3

Aunque a muchos les duela, la Selección no debe jugar al toque(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar