Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hubieron. En la entrega anterior hablábamos de la expresión “habían”, usada incorrectamente. “Habían” está correctamente utilizado cuando decimos, por ejemplo, “Los congresistas se habían declarado impedidos” o “Ellos habían decidido votar positivamente”. En las dos oraciones hay un sujeto plural (Los congresistas / ellos) y un verbo conjugado en plural (habían). Pero decíamos que es incorrecto decir “Habían cinco congresistas en el recinto” o “Habían varios perros en la esquina”.

El caso del mal uso de la expresión “hubieron” es muy parecido al anterior. Cuando escuchamos, por ejemplo, la entrevista de un político en radio, con frecuencia suelta frases como: “No hubieron problemas al adicionar el contrato (práctica, por lo demás, frecuente en nuestro país: las adiciones a los contratos). O “Hubieron congresistas que se quedaron fuera del recinto”. Lo correcto en estas frases es: “No hubo problemas al adicionar el contrato” y “Hubo congresistas que se quedaron fuera del recinto”. ¿Por qué?

Por la misma razón que no podemos decir: “Habían cinco congresistas en el recinto”. En ambos casos (para “habían” y “hubieron”) el verbo se está utilizando para significar la presencia o existencia de personas o cosas. Es impersonal, no tiene sujeto.

Alguno me va a escribir: Nubia, ¿entonces cuando dicen: “Hubieron terminado”, “Hubieron corrido”, “Hubieron aprobado”… Por ejemplo: “Cuando todos hubieron terminado, cerraron sus cuadernos y abandonaron el salón”. En este caso, el “hubieron” corresponde a la tercera persona del plural del tiempo compuesto denominado pretérito anterior o antepretérito de indicativo. Muy aburrido aprenderse eso, ¿cierto? La buena noticia es que ese tipo de construcciones gramaticales son usadas, sobre todo, por escritores, novelistas o literatos. No es frecuente su uso en el lenguaje habitual. Entonces, lo mejor es decir siempre “hubo” que “hubieron”. “Hubo cinco periodistas que llegaron a tiempo”. “Hubo algunos que no presentaron el examen”.

“Yo pienso de que”. Esta expresión es de uso frecuente entre políticos, congresistas, líderes de partidos, candidatos, altos funcionarios, etc. “Yo pienso de que lo importante es el bien de la patria” (dicen con frecuencia y muchos les creemos). “Yo pienso de que dimos lo máximo, pero nos faltó el gol” (dice el futbolista que acaba de perder el partido). “Me informaron de que mi cédula no estaba inscrita”.

Ese frecuente error hace parte de una enfermedad que a veces nos ataca y que se llama “dequeísmo” (pero otros sufren de lo contrario… le quitan el de a todo). El dequeísmo es el uso incorrecto de la preposición de delante de la conjunción que. ¿En qué casos ocurre? Es muy complejo de explicar. Pero, para evitar caer en este error, quizá nos sirva la fórmula que me encontré alguna vez en un libro.

Según este, el problema se presenta, sobre todo, con los “verbos de pensamiento” (pensar, creer, etc.), “de habla” (decir, comentar, etc.), “de temor” (temer, temblar, etc.) y “de percepción” (sentir, oír, etc.). Entonces, tratemos de no meter a la fuerza un de cuando digamos: “Yo creo de que la educación debe cambiar”. Mejor: Yo creo que la educación debe cambiar”. “Él me comentó de que no podía venir”. Mejor: “Él me comentó que no podía venir”.

“María teme de que la deporten”. Mejor: “María teme que la deporten”. Diferente de: “María tiene temor de que la deporten”. ¿De qué tiene temor María? De que la deporten. Luego, en esta construcción, el de sí es válido.

Precisamente esto último puede ser otra fórmula para saber si la frase debe llevar o no de. Hacernos la pregunta para construir correctamente la respuesta. “El congresista afirmó de que no votará positivo el proyecto”. La pregunta correcta es: ¿Qué afirmó el congresista? (no: ¿De qué afirmó el congresista?). Luego, lo correcto es: “El congresista afirmó que no votará positivo el proyecto”.

Señores congresistas y políticos: uno “no afirma de que”, “no cree de que”, “no piensa de que”, “no teme de que”, “no dice de que”…

“Estoy convencido que”. Esta falta ocurre cuando queremos evitar el llamado dequeísmo. ¿La solución fácil? Pues quitémosle el de a todo, qué caramba. No. Por ahí no es la cosa.

Mejor la fórmula mencionada en el punto anterior: hágase siempre la pregunta, para saber si la frase debe llevar o no la preposición de. “Yo pienso de que el país va por buen camino”. La pregunta correcta sería: ¿qué pienso yo? Luego, la frase correcta es: “Yo pienso que el país va por buen camino”.

El exsenador Navarro escribía hace poco en un tuit: “Con el paso de los años, me he convencido que es razonable…”. ¿De qué se ha convencido con el paso de los años, exsenador Navarro?. “Me he convencido de que es razonable…”. También la Silla Vacía escribió en otro tuit: “No encontraron pruebas que desde la Fiscalía se le esté ayudando a…”. ¿De qué no encontraron pruebas, estimados colegas? “De que desde la Fiscalía se le esté ayudando a…”. Otro escribió: “Doy fe que Iván Cepeda ha consagrado…”. Uno da fe de que fulano es… No da fe que fulano es.

“A ver le coloco un ejemplo”. Alex Grijelmo, periodista español, exdirector de la Agencia EFE y miembro reciente de la Academia Colombiana de la Lengua, dice que “colocar” es un verbo “depredador”. ¿Por qué?

Porque es uno de esos verbos que se ponen de moda y se usan en detrimento de otros, hasta el punto de acabar con otros, a veces más ricos y más variados. “Hay verbos que entran en un uso abusivo y no hay manera de salir de él. Y con colocar puede estar sucediendo eso”.

Por eso hoy es frecuente escuchar frases como: “Dios mío, en tus manos colocamos este día que ya pasó y la noche que llega”, “Colóquese la mano en el corazón”, “Yo no voy a colocar impuestos”, “¿Cuántos años le coloca usted a esa señora?”, “Se colocan tres cucharadas de aceite y se revuelve todo”, “Que ni me mire, porque soy capaz de colocarme colorada”, “¡Qué frío! Es que hoy de boba no me coloqué chaqueta”, “Coloque la hora, que yo le llego puntual”, “Es que hay que colocarse en los zapatos de la gente”, “Colóquese de pie para que vea mejor”, “Ay, mijo, no se coloque de mal genio”, “No, hombre, colóquese serio”.

Y le ocurre a todo el mundo. Por más expresidente que sea. Hace poco EL TIEMPO entrevistó a César Gaviria, quien soltó esta perla: “Muchas veces él colocó al Presidente en condición de subalterno”. Y el exsenador Julio Manzur, para advertir que por ahí se inició el asunto, dijo, con acento gráfico y florido: “Ahí empezaba la vaca a colocar la ubre”.

Hace poco, Andrés Hoyos, columnista de El Espectador y director de El Malpensante, corrigió a un tuitero que escribió: “Más que colocarle impuestos a todo, es una cuestión de conciencia, cultura y educación”. Hoyos le respondió: “No sé cómo se ‘coloca’ un impuesto. Hay que ponerlos”.

En fin. Es posible que, con la laxitud de los últimos años de nuestras academias de la lengua, ya sea correcto decir para todo “colocar”, en lugar de “poner”. Pero, en serio, ¡qué feo suena! Sobre todo cuando hay en el diccionario 44 acepciones o significados del verbo “poner”. ¡44! Es decir, sirve para todo.

Entonces, no matemos al verbo “poner”. No “coloquemos” todo. Si dice “poner” en lugar de “colocar”, tranquilo, que generalmente está bien usado.

Para más detalles sobre este tema, les recomiendo mi blog: “¿Por qué la bronca tan marcada al verbo poner?” en http://blogs.eltiempo.com/blabladurias/2017/10/04/por-que-la-bronca-tan-marcada-al-verbo-poner/

“¿Me regala la cuenta?”. Para los extranjeros que visitan o viven en nuestro país o para los que nos escuchan cuando visitamos otro país, los colombianos somos pedigüeños: ¡todo lo queremos regalado! “¿Me regala la cuenta?”, “¿Me regala un permisito?”, “¿Me regala la hora?, “¿Me regala un tintico?”, “¿Me regala el menú?”, “¿Me regala el número de su celular?”.

¿Por qué pedimos las cosas de esta manera? He escuchado dos teorías: uno, por el servilismo impuesto por la corona española a nosotros, los criollos. Dos, para morigerar el tono y no parecer groseros. A estas alturas creo más en la segunda teoría. Pero, ¿no le parece que podemos siempre remplazar la expresión “me regala” por construcciones como “por favor”? Igual, estamos siendo decentes, pero no pedigüeños. Estamos pidiendo algo, pero no suplicando que nos lo regalen.

“Me trae la cuenta, por favor”, “Me permite, por favor”, “Me dice la hora, por favor”, “Me trae un tinto”, “Me trae la carta”, “Me da el número de su celular”.

En 2014, el portal de humor Actualidad Panamericana, riéndose de esta fea costumbre nuestra, escribió una nota titulada: “Unión Europea pide a colombianos dejar de pedir que les regalen cosas”.

La ingeniosa noticia de Actualidad Panamericana decía: “Los europeos prefieren un lenguaje sin eufemismos y el abuso del verbo regalar hace que los colombianos sean percibidos injustamente, no como consumidores, sino como mendigos, esto tarde o temprano le pasa factura a la imagen del país, lo hacemos es por su bien”, puntualizó la directora de relaciones culturales de la Unión Europea. Por supuesto, la noticia es inventada. Pero… ¿no es cierto que siempre que decimos “me regala”, por demostrar amabilidad, parecemos mendigando?

En Twitter @nubiacamacho

(Visited 8.505 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista, escritora, profesora de Lenguaje Escrito en varias facultades de periodismo y autora de libros sobre periodismo y Estilo periodístico. No pontifico ni impongo. Opino y recomiendo.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

36 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Estimada Nubia,

    La saludo. Primero, quiero celebrar que en nuestro país existan personas y espacios dedicados a discutir sobre el uso de uno de nuestros patrimonios más valiosos, y el cual, según yo, no hemos aprovechado, nuestra lengua.

    Segundo, no pude evitar el deseo de expresar mi desacuerdo total con el punto que usted expone acerca de “me regala”. Considero que por el hecho que esta expresión sea coloquial, y resulte idiomático, y se burlen de nosotros – o no se burlaran -, este tipo de usos no son sino una manifestación de nuestra perspectiva como una cultura ante la lengua. Pienso que se debiera celebrar este tipo de cosas como riqueza de un país, esto en la misma línea en que sumercé representa tantas cosas a nivel social y cultural. Al mismo tiempo, no estoy diciendo que no se deban corregir usos “vulgares”, sino que me parece que es muy fácil entrar en hipercorreciones innecesarias.

    Estaré muy atento a sus próximos artículos.

    Un saludo.

  2. INSISTO SI GARCIA MARQUEZ HUBIERA LEIDO A DOÑA NUBIA , NUNCA HABRIA SIDO PREMIO NOBEL. Y BORGES TAMPOCO Y NERUDA MUCHO MENOS , SOLO DIOS SABE QUE CRUCE DE ASTROS DE LA BUENA SUERTE SE DIO QUE QUE PUDO SER POSIBLE QUE DOÑA NUBIA Y GARCIA MARQUEZ NUNCA SE TOPARON, DOÑA NUBIA TIENE APELLIDO DE CALEÑA, PERO SERA L UNICO QUE TIENE DE CALEÑA , A LAS CALEÑAS LO UNICO QUE LES IMPORTA SER AMABLES Y BAILAR BIEN, NO MAS POR ESO ES QUE CALI ES LA LA CIUDAD MAS AMABLE DEL MUNDO.

  3. ESTOY ABSOLUTAMENTE SEGURO QUE GARCIA MARQUEZ NUNCA LEYO A DOÑA NUBIA CAMACHO Y SI LA HUBIERA LEIDO NO HABRIA PASADO DE SER EL PERIODISTA ESTRELLA DEL DE EL ESPECTADOR EN LOS AÑOS CINCUENTE CUANDO COLOMBIA ESTABA EN MANOS DE ROJAS PINILLA QUE FUE EL DICTADOR MAS ENCANTADOR QUE TUVO AMERICA LATINA EN ESA EPOCA Y CUANDO EN COLOMBIA NO HABIA SENADO Y Y URIBE ERA UN BEBE, SE IMAGINAN USTEDES TANTA FELICIDAD.

  4. SI PABLO NERUDA HUBIERA VIVIDO Y LEIDO A LA INEFABLE DOÑA NUBIA NUNCA HUBIERA PODIDO SER PREMIO NOBEL Y LOS LATINOAMERICANOS HUBIERAMOS CONTINUADO SIENDO EL MILESIMO MUNDO HABLANDO DE LITERATURA, DOÑA NUBIA ES PATETICA Y MAS PATETICOS Y MAS TONTOS LOS QUE OYEN LOS CONSEJOS DE ESA SEÑORA PETULANTE, DOÑA NUBIA SERIA HASTA DETONANTE EN BOLIVIA Y CON TODA SEGURIDAD YA EVO MORALES LA TENDRIA EN UNA PRISION A PAY AGUA, POR CREERSE LA DUEÑA DEL ESPAÑOL.

  5. andresaillon0610

    Un muerto deja explosión, los muertos son cadáveres y por lo tanto no pueden dejar explosiones, un herido dejó avalancha o sea que ¿el herido tenía la avalancha en sus manos y la dejó en el municipio? tengo más inquietudes.

  6. rodrigo713808

    Nubia:
    Agradables y oportunos tus enseñanzas. Algo parecido sucede con lo de “manejar” que ahora se usa con frecuencia. Por ejemplo, “no manejamos hielo en esta cafetería”, “no manejamos ése medicamento”, “no manejamos ése producto”. ¿Cual sería la alternativa?
    Gracias y saludos.

  7. Interesante columna, ahora pregunto si también estamos incurriendo en el ” yoismo”, en expresiones como “yo creo que”, sería mejor expresar “creo que”, ” pienso que”, etc.
    Alguna vez una española que vino al país me preguntó ¿ porque los colombianos piden perdón por todo, por ejemplo ” perdón pero” , “me disculpan”??, “me perdonará pero”; son expresiones que se han incrustado y que dan la percepción de culpa, sin ser culpables.

  8. nidiaforero0724

    En la frase: “Para los extranjeros que visitan o viven en nuestro país o para los que nos escuchan cuando visitamos otro país…” Lo mejor es expresar: Para los extranjeros quienes… Ya que la conjunción “que” en esta frase suena despectiva, impersonal y cosificada; por tal razón, lo indicado es reemplazar el “que” por el pronombre “quienes”. Y también hace parte de los errores comunes al hablar o escribir.

  9. german127153

    Gracias Nubia por aclarar el uso de estas palabras. Me gustaría que se pronunciará sobre el verbo realizar que dejó sin uso muchísimos verbo, o se usan de más acompañando el verbo principal: “Las entidades realizan la contratación para..”. Muy graciosamente, creo que en gazapera, un comentario de un lector dijo que hay muchos que ahora, por esta moda, hasta “realizan popó”.

  10. maria524474

    Muy bueno su blog, Nubia. Usted lo escribe ‘es’ por nuestro bien. En Antioquia dicen que “uno sale de la casa ‘es’ a sufrir”. ¿Qué opina de ese ‘es’?

  11. Muy buenos sus aportes para mejorar el habla y la escritura. Me he encontrado con ciertos vocables que me producen urticaria cad vez que los leo y que no tengo, lo confieso, ni idea de qué son. Paris Hilton es una “socialité”, perdón, qué vaina es esa. Fulana de tal es “fashionista” (?) Y hoy leí en la revista ALO, que una niña es “influencer” o “influencista”. jejeje, ¿nuevas profesiones?

  12. manuel482042

    Sería bueno, pensando en el abuso de la palabra colocar, examinar por qué los periodistas, la mayoría menores de 40 años, se la pasan usando “desvelar” en lugar de develar. Puede ser lo mismo pero no suena elegante y, además, me tienen desvelado pues no puedo dormir cada vez que leo esa palabra mal “colocada”. Y eso que soy ingeniero químico y no periodista.

  13. Nubia. Gracias por responder a mi comentario. Debo felicitarte por un blog del pasado mes de febrero, acerca del comportamiento de los ahora llamados bici-usuarios. Les decíamos ciclistas y tal vez este nuevo mote de bici-usuarios ha influido negativamente para que presenten un comportamiento tan incivilizado y pernicioso en las vías. Me declaro incondicional seguidor tuyo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar