Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Don Genaro, el carpintero.

En los últimos días fue noticia otro ‘don’: ‘don Hugo’. Es hermano de ‘don Diego’. Lo extraditaron, igual que a ‘don Berna’ , y se declaró culpable, en una corte de Estados Unidos, de traficar con cocaína.
El que sigue suelto, a pesar de la cacería que le desató el Gobierno, es ‘don Mario’, a quien algunos llaman ‘El nuevo amo del narcotráfico’.
‘Don Mario’ usa relojes Cartier y colonias de marca.
Nada de eso alcanzó a conocer mi abuelo, Don Genaro, un carpintero que, además, tejía sombreros de paja, labraba cucharas de palo y, a veces, tocaba el armonio en las misas dominicales del padre Vivas.
Mi abuelo apenas tuvo lo necesario para darles escuela pública a sus hijos, pero en el pueblo le decían Don con respeto y no con miedo. Así eran los Dones de antes.
Ahora el país se llenó de ‘dones’ que están perseguidos o encarcelados… O muertos, como ‘don Efra’.
Y los que no son ‘dones’, son ‘señores’. De niño, el único señor que conocía era ‘El Señor de los Milagros’. El de Buga.
Su basílica era el punto de llegada de la excursión familiar de cada diciembre. Todo, por cuenta de las promesas de irlo a visitar que mis padres le hacían durante el año si les mejoraba a los muchachos, cuando alguno caía en cama.
Pero ahora, cerca de allí, en el eje cafetero, las autoridades tienen identificado a otro ‘señor’: ‘el señor de los caballos’. Es jefe de un cartel y tiene más dinero que todas las limosnas que ha recibido el de Buga desde que se le apareció, hace 400 años, a una lavandera. Así las cosas, es mejor que a uno lo saluden por el nombre de pila. A secas.
(Columna ‘Palabras a mil’ del jueves 29 de enero de 2009)

(Visited 137 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

La gente es la principal motivación en mi oficio de contador de historias. Sobre todo la gente que ríe y llora con cada latido de este país. Los he hallado en caseríos fantasmales, arrinconados por la violencia; enrumbados en jolgorios indescriptibles; los he visto perseguir cada peso, de día o de noche, o celebrar con cerveza por la nueva hilera de ladrillos que pegaron en la casa que levantan durante años con sus manos... he intentado escribir para la memoria durante 24 años de periodismo, 18 de ellos en EL TIEMPO. Nací en una vereda de Popayán, soy de ancestros nasa o paeces. Tengo algunos reconocimientos por mi labor periodística, entre ellos cuatro premios nacionales de periodismo, el Premio Excelencia Periodística de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, 2007 y el Premio Rey de España en Periodismo Digital-2007. He publicado tres libros de historias urbanas. Pueden escribir a: josenavia@hotmail.es

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El próximo lunes 26 de agosto me voy de Colombia, pues(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar