Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

perros

Profile image

Siempre quise tener un perro, me fascino con estos seres. Amo su lealtad y fidelidad, sonrío cuando baten su cola mostrando amor a los suyos y, cuando se quedan mirando a su dueño sin que nada más les importe. Tener en un perro es sin duda asegurar la mejor compañía para un(...)

Continuar leyendo
Profile image

Hay un adagio popular que dice que «del dicho al hecho hay mucho trecho»; esa sería la frase perfecta para describir a un ex alcalde que se autodenominaba animalista, pero que en la realidad poco o nada hizo para proteger a perros, gatos, fauna exótica con la que se trafica,(...)

Continuar leyendo
Profile image

Pancho tiene cuatro patas, una es más larga que el resto y se le dificulta un poquito saltar y dar besos. Su pelo es de un blanco radiante y sus orejas son gigantes; le permiten escuchar quién entra y sale. Sus bigotes recogen el dulce olor del pan y el queso que trae el(...)

Continuar leyendo
Profile image

@NataliaGnecco Recuerdo que un día tomé un taxi en Montreal para acudir a una cita de trabajo y el conductor, de origen marroquí venía escuchando la noticia sobre la muerte de un bebé: una joven de 17 años que vivía en Saint-Hyacinthe salió a fumarse un cigarrillo y dejó(...)

Continuar leyendo
Profile image

  El 5 de agosto del año pasado apareció en mi vida (y en la de mi esposo) Maximiliano, un Golden Retriever de 55 días que nos conquistó de inmediato. Aunque antes habíamos tenido perros, este era el primero de los dos como pareja, lo que significaba que, de alguna(...)

Continuar leyendo
Profile image

Si tiene mascotas perrunas, este post le interesa. A partir de este viernes 28 de noviembre los habitantes de Bogotá que tengan mascotas tienen que recoger las heces que sus perritos hacen en calles, esquinas, postes, parques, etc.  Si no cumple la medida, será sancionado(...)

Continuar leyendo
Profile image

Tenía seis meses cuando decayó. No quería jugar, ya no se retorcía de emoción cada vez que escuchaba la palabra “vamos” y a veces se negaba incluso a devorar un hueso. Además del sospechoso estado de ánimo su orina salía con pintas de sangre. La llevamos al médico y(...)

Continuar leyendo