Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Volvió a ganar. Y lo hizo con la suficiencia de siempre: destrozando rivales y amado por el pueblo. El chapulín es sinónimo de popularidad y carisma: más de cuatro millones y medio de cariocas votaron por su nombre en las pasadas elecciones de Brasil y lo erigieron como senador por Rio de Janeiro. Lo más meritorio del que fuera campeón del mundo en USA 1994 no es que haya triunfado, ni su estupenda cosecha de votos, sino el hecho de ser reelegido: él logró traspasar la confianza de sus hinchas a la de sus electores.

Dunga, Lula y Romario

Dunga, Lula y Romario

¿Qué tiene el “baixinho” que lo convierte en el nuevo fenómeno de la política brasilera? La respuesta se debe buscar en su estilo de juego como futbolista. Romario es irreverente, talentoso y letal. Critica a la Fifa, a los ricos, al sistema político y lo hace con fiereza; sin asco: los ridiculiza y los provoca como hacía con los zagueros adversarios. Los somete en sus debates como tantas veces hizo con las redes al anotar los cerca de 800 goles que la rectora mundial de las estadísticas del balompié (la IFFHS) le reconoce.

Como artista que es, descubrió la esencia del nuevo juego: representar a sus fieles en los partidos que interesan, en el área donde se legisla y se hace control político: el Congreso de la República. Así, Romario de Souza Faria, implementó su astucia en el área chica, de centro- delantero, para anotarle goles al establishment cada vez que hubiese oportunidad. Él carecía de programa, su poder consistía en aprovechar lo que le llegaba a sus pies: Romario es un definidor de raza. Oportunidad servida, tanto cobrado.

No es un político profesional. Es un artista popular. Tiene olfato: sensibilidad de clase social. Su discurso es potente para las audiencias que lo identifican como uno de los suyos: en su momento fue busca-pleitos e infractor de la ley. Tuvo sus momentos de comunión con la nación, como cuándo fue el mejor jugador de la Copa de Estados Unidos 1994 y de dolor compartido con su llanto tras ser apeado del Mundial de 2002 por Scolari.  Esa humanidad al descubierto desata la confianza: ningún político llora jamás. Ninguno ríe con tanto desborde. Romario sí. En eso se parece a otro prodigio de las canchas y la política: Maradona.

Justamente su rivalidad deportiva con El Diego se decantó en afinidad ideológica: los dos –el argentino y el brasilero- son polvorín oratorio. No es retórica docta, académica, no; es discursividad popular. Los dos: el 10 y el 11 le saben entrar a las masas como lo hacían con la pelota en clubes populosos como Boca Juniors, Vasco da Gama, Flamengo y Barcelona de España.

Esta dupla ya se unió para disparar dardos contra los mandamases del fútbol y de la Fifa en los previos de Brasil 2014. Son iconoclastas y gambeteadores. También seductores y conquistadores de tribunas. Son magníficos productores de titulares de prensa. Saben jugar bajo presión y con estadio lleno.

Los dos, el Baixinho y el Pelusa, además de su corta estatura y la electricidad de su zurda, miran para el sur y para la izquierda; se proclaman defensores de los pobres y se burlan de la neutral comodidad de Ronaldo (quien dijo que para qué escuelas y hospitales si lo que el Mundial precisaba era estadios) y Pelé, de quien el “chapulín” expresó: ele é um poeta com a boca fechada (él es un poeta con la boca cerrada).

Por fortuna tendremos “pichichi” para rato. Su elección durará más que su participación en mundiales: ocho años ¿Podrá sostener su talante de artillero tanto tiempo? Apuesto porque sí: el baixinho es un genio de la reinvención. Nunca se cansa de sorprendernos.

(Visited 272 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

David Quitián es padre de Luna, seguidor de la "Mechita", latinoamericano hasta los tuétanos y sentipensante de la Colombia profunda. Es sociólogo y magíster en antropología de la Universidad Nacional de Colombia y PhD en antropología por la Universidad Federal Fluminense (Brasil). Sus trabajos más destacados indagan sobre los cruces del deporte, las identidades/alteridades y las violencias. Se desempeña como investigador y profesor universitario en Villavicencio. A Quitiman lo puede seguir en Twitter en @quitiman

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. benito.b.lobo

    Gran jugador indiscutido, CAMPEON MUNDIAL eso es demasiado meríto para cualquier deportista siempre lo hizo muy bien como politico cien por ciento mejor que los de este pais está con los de abajo los de este pais son criminales corruptos ladrones solo, con algunas exepciones Maradona, genio y figura no se calla nada lo que tiene qué decir lo dice asi no le guste ni al papa eso es personalidad, en Colombia son pocos los deportistas qué se atreven a decir algo en alguna ocasión charlando con Herman CUCA Aceros me decia los depotistas colombianos en ese sentido somos Covardes pero los entiendo aca hay mucho criminal paea asesinar al qué opine están con licencia para matar, finalmente buena por el gran ROMARIO COMO ME ALEGRA POR SU GENTE.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar