Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
CTA-olimpicos-blogs-02

Los Juegos Olímpicos RÍO 2016 no serán lo que su cosmética mediática anuncia. Brasil en general y la “Ciudad Maravillosa” viven un clima enrarecido (de “calma chicha”), de agitación social, resumidos en:

• Crisis política por la separación del cargo de la presidenta Dilma Rouseff. Ese hecho político, calificado como “golpe” por amplios sectores sociales nacionales, organizaciones internacionales (incluso por gobiernos como el de Venezuela y Uruguay), ha desencadenado un ambiente de interinidad que recrudece la polarización política.

• Crisis económica evidenciada en el desplome de su moneda: el Real. También expresado en la calificación negativa de Brasil por parte de las firmas evaluadoras del riesgo de inversión; crecimiento negativo, el desempleo de dos dígitos y la creciente inflación exacerbada en Río por razón de los Juegos. Por todo ese juego macroeconómico y los excesivos gastos de los Juegos el Estado de Río de Janeiro se quebró y tuvo que recurrir a préstamos y ayudas de la Unión (gobierno federal).

• Protestas por el desplazamiento de 100 familias de sus predios y casas para construir “arenas” olímpicas.

• Escándalos de corrupción (sumados a los de Petrobras en el caso conocido por la prensa como ‘Lava Jato’) y por sobrecostos en la construcción de estadios como el Maracaná y otros escenarios en la zona de Barra de Tijuca y Deodoro.

• Cansancio agregado de seis años de incomodidades (trancones, cierres de vías, ruidos) sufridas por las transformaciones urbanas; primero por la Copa Mundo de fútbol y ahora por los Olímpicos.

Eso ha generado movimientos de resistencia social (con marchas y en redes sociales), vehiculados en iniciativas para apagar la antorcha Olímpica y en lemas resumidos en la frase “Os jogos não são bem-vindos” (Los juegos no son bienvenidos).

Olimpiadas para quem

Los juegos, entonces, se pueden resumir en una metáfora (a propósito de los reclamos sobre la contaminación de la Bahía de Guanabara que afectará la salud de los deportistas en pruebas acuáticas): ellos son calidad “Bahía de Guanabara”, lindos por fuera, pero contaminados por dentro.

Twitter: @quitiman

Más ilustración en el siguiente Vídeoblog:

(Visited 837 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

David Quitián es padre de Luna, seguidor de la "Mechita", latinoamericano hasta los tuétanos y sentipensante de la Colombia profunda. Es sociólogo y magíster en antropología de la Universidad Nacional de Colombia y PhD en antropología por la Universidad Federal Fluminense (Brasil). Sus trabajos más destacados indagan sobre los cruces del deporte, las identidades/alteridades y las violencias. Se desempeña como investigador y profesor universitario en Villavicencio. A Quitiman lo puede seguir en Twitter en @quitiman

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Hace cien años, el día 11 del mes 11, a las 11(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar