Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Blogotá

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No somos una democracia. La abstención, producida por la poca confianza que nos inspiran las instituciones y los partidos políticos, es la que decide. Aquí siempre votan las inmensas minorías, en su mayoría secuestradas por el clientelismo, cuando no por los actores armados(...)

Continuar leyendo

Imborrable. Grabado en la piel. Efemérides del alma. Fecha fundacional de un mito. Confieso que más que la Navidad y el Año Nuevo, lo que realmente aguardo del almanaque es la reedición del recuerdo de “aquel 19” que, en la entraña americana, es más que un dato(...)

Continuar leyendo

Voté por él, pero no soy “petrista” ni “progresista”. Lo hice por las mismas razones que ahora defiendo en este blog: porque es una opción valiente, renovadora y de alta sensibilidad social. Petro –lo recordó ayer en su discurso en la Plaza de Bolívar- fue uno de(...)

Continuar leyendo

Pura chepa. Se nos apareció la Virgen. Chiripudos ¿De qué otra manera lo puedo decir? Sí, hay una: nos ganamos la rifa sacando el último papelito. Es que de todas las posibilidades de tener un grupo accesible, nos tocó la más amigable. Los tres rivales, en orden de(...)

Continuar leyendo

Una cuchillada al moribundo. Un puntapié anónimo en el rostro. Un telefonazo con la noticia fatídica. Rabia, mucha rabia. Y ella mezclada con tristeza, con desazón ¿Cómo no recordar al Tano Pasman? (y ese reclamo a su padre por haberlo hecho hincha de River) ¡Por qué(...)

Continuar leyendo

Enamorado. Embelesado. Extasiado. Con esos tres saltitos esa chica me conquistó: veo una y otra vez el video de sus 14,85 metros y sólo atino a repetir, mentalmente «no puede ser, no puede ser, no puede ser». Es que es bien difícil soportarlo sin palidecer: su carrera es(...)

Continuar leyendo

La modelo era más alta. Subido en el cajón del primer lugar, le daba en la frente a la esbelta rubia que -estando un escalón por debajo- bajaba la cabeza para besarlo. Pero él no quería saber nada de protocolo. Deseaba huir: agarrar el manillar de la bici y decirle de nuevo(...)

Continuar leyendo