Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Estamos equivocados empoderando a las mujeres para que rechacen cualquier tipo de violencia y denuncien los casos de maltrato psicológico, físico o verbal de parte de sus parejas o exparejas.

Y la equivocación no radica en empoderar a las mujeres. Ni más faltaba. El error está en que estamos asumiendo la mitad del problema y el efecto que estamos logrando es una violencia más visceral e irracional que está terminando en feminicidio. No estamos haciendo un trabajo integral.

Y la otra mitad del problema son los hombres. Pregunto: ¿quién se está ocupando de ellos?, ¿quién está trabajando para cambiarles los patrones culturales, esos que les han enseñado históricamente sobre derecho a ejercer poder sobre las mujeres? ¿Quién se está ocupando de promover la formación de las nuevas generaciones de hombres en el respeto de los derechos de las mujeres?

Estamos enfrentando solo la fiebre del problema: los golpes, los morados, las heridas, el trauma, pero no estamos enfrentando la raíz del problema y por eso no estamos logrando resultados contundentes en favor de las mujeres. Sí, hemos conseguido avanzar en la consciencia de ellas, aunque no todas lo han logrado, de que no es aceptable ningún tipo de maltrato. Y por contagio, algunos hombres se han unido a su defensa.

Pero los hombres que todavía tienen en su cabeza y en su formación familiar y cultural el convencimiento de que tienen poder y derecho sobre sus parejas siguen en los hogares, convencidos de que tienen una ‘sociedad en su contra que le está dañando la cabeza’ a su esposa, novia o amante. Esos son los que siguen golpeando, insultando, hiriendo y matando.

Repito el comentario que me hizo al respecto una mujer que desde el 2011 intentó que el sistema la defendiera del maltrato. Estuvo a punto de morir apuñalada por su pareja, tres meses internada (escondida) en una casa refugio, y no ha logrado más que profundizar su drama, pero durante todo este tiempo en medio de la incertidumbre, también ha reflexionado:

“Nosotras mal que bien estamos recibiendo atención, así al final no pase nada. Pero por qué no los tratan a ellos, que están enfermos, por qué tenemos que ser nosotras las que terminemos presas durante tres meses en un hogar para escapar de su maltrato, cuando son los hombres los que nos golpean e intentan matarnos. Algo está pasando con ellos y nadie hace nada”.

Esa es su reflexión. Esa es la pregunta. ¿Dónde está el Estado con sus políticas públicas trabajando con la otra mitad del problema, escuchando a los hombres? ¿Quién está trabajando para que ellos, por fin entiendan, pero de verdad, por convencimiento, que no tienen derecho a golpear, maltratar, asesinar?

Hoy, muchos de los que dicen entender que a las mujeres no se les insulta, golpea y mata lo hacen de puertas para afuera (de labios para afuera), pero de puertas para adentro, en sus hogares, siguen actuando como la cultura y las costumbres les han enseñado: tratando a las mujeres como objetos de los que pueden disponer a su antojo.

Mientras escribo esta nota están a punto de sepultar a otra mujer asesinada por su pareja. ¿Seguimos esperando?

@YolandaGomezT

(Visited 1.004 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Comunicadora y periodista, con 32 años de trabajo en los medios de comunicación de Colombia. Ha ejercido como reportera y editora de radio, televisión, prensa e internet. Actualmente, se desempeña como editora en el grupo temático de la sección Bogotá del El Tiempo Casa Editorial, de Bogotá, Colombia.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una de mis grandes sorpresas y fuente de felicidad durante estas(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Por comer la clara y botar la yema muchos sufren de(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. simonsoto21

    El problema con estas campañas es que se popularizan cometiendo el error de generalizar al divulgar universalizando la cuestión sin particularizar o priorizar los casos de abuso. Tan malo es el feminismo activo pero vacuo, como el machismo pasivo pero ignorado. Este problema es de ida y vuelta, ni una mujer por el simple hecho de serlo se merece todo y es una victima potencial, ni el hombre por solo serlo es un abusador implícito además de un victimario encubierto. Quitar esos estereotipos culturales y de crianza es la tarea y el reto comunitario, mas no simplemente buscar condenar socialmente los hechos porque de ahí no pasan, y son noticia hasta que a otra le sucede.

  2. libelula101

    Excelente análisis. Desde luego el problema es cultural, si solo se concientiza a las mujeres pero no se hace nada con los hombres quienes son los agresores, no estaremos haciendo nada. La pregunta es cómo se cambia a un hombre que ya se crió machista, ha ejercido maltrato y desde su fuero interno la mujer está por debajo de él, creo que sancionando adecuadamente se daría un gran paso porque lo otro, lo veo muy dificil

  3. Equivocado el artículo y la persona, hay que trabajar a los hombres y a las mujeres, no ha visto que en Francia las mismas mujeres dicen que no hay acoso sexual?, ellas mismas son las más enemigas de ellas mismas, no solo hay que trabajar el machismo

  4. El maltratador debe ser tratado como delincuente y potencial asesino. Hágannos un favor mujeres, no segundas oportunidades y de una vez denuncia penal al primer intento de agresion.

  5. victor608668

    Coincido con su apreciación y probalemente su blog tenga mas receptividad si comenzara con una hipotesis antes que una afirmacion dogmatica: “posiblemente estemos equivocados…” como dijo Benjamin Franklin: “si usted me expone una opinion en forma dogmatica…”

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar