Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Lo prometido es deuda: Mi lista de las que considero buenas alternativas sonoras, lejos de lo que sonó en todos lados.  Sé que es un poco tardía esta lista, pero vale la pena hacer memoria o hablar de otras propuestas que talvez no salen a la luz como uno quisiera.

MIS DISCOS y PERSONAJES DEL AÑO

A ver, aclaro: Es mi punto de vista. Eso significa que es probable que algunos títulos que ustedes consideran esenciales no van a aparecer. Mucho menos importante será si vendieron muchas copias, no voy a poner aquí el disco de Luis Miguel ni el de Fonseca, pues simplemente no me gustan. Lo que quiero es ofrecer alternativas (la mayoría de títulos pasaron por la Caja en algún momento):

Mis personajotes: Yusuf Islam  y Sting

Yusuf
El primero es el mismísimo Cat Stevens, quien sacó su álbum ‘An other cup’, luego de tantos años de claustro religioso y retiro musical. Aunque no suelo identificarme con sus vibraciones sonoras, este álbum-retorno es un alivio y una importante cuota para que el movimiento del neo-folk se haga mucho más fuerte. Es como que el profe venga y le recuerde a la gente cómo es el asunto. Claro, lo difícil es discernir en qué es música y qué es discursiva sobre la fe. Personalmente, pienso que Yusuf logró sacar un disco no muy permeado por esa fe.

Sin duda, un excelente álbum y una pieza indiscutible en una buena colección resonante. Obviamente no es un disco para todo el mundo, pero sí es un capítulo histórico del rock.

Yusuf
Sting volvió a la experimentación con la música clásica y con el sello Deutsche Grammophone (esa mariposita amarilla en la carátula vale oro), con el álbum ‘Songs from the Labyrinth’, interpretando el laúd occidental y con las letras de John  Dowland.

Es un tremendo año para Sting, a quien esperamos en Colombia, pese a que recientemente dijo que nadie lo ha invitado.

Más tremendo aún, si tenemos en cuenta que acaban de anunciar una futura reunión de The Police. (fuente 1 y fuente 2)

A partir de ahí, se puede hablar de un año para el fortalecimiento de los dinosaurios, algo así como una super sopa geriátrica:

Yusuf
Revitalizados, como cargados por un viagra rockero insensato, volvieron con todo a la escena Bob Dylan (‘Modern Times’), The Who (‘Endless Wire’), Paul Simon (‘Surprise’), Leonard Cohen (el documental ‘I’m your man’) y Tom Petty con ‘Highway companion’. Este último recibió por ello el premio de la Billboard a toda una carrera. Sin duda, estos retornos brillantes -no fueron de esos discos que uno no encuentran valor agregado, no, estos sí fueron buenos discos- revivieron sus carreras y promovieron la idea de que sin duda son los maestros en sus terrenos.

Sin duda quienes mejor aprovecharon esa movilización del cretáceo del Rock fueron los Rolling Stones, con su gira de conciertos.

Yusuf
Pero quienes sí resucitaron y de qué manera fueron los Beatles con la edición de ‘Love’. Sir George Martin y su hijo aprovecharon el papayaso que les ofreció el Cirque du Soleil para esta edición en la que la mitad de la gracia la puso la producción.

Gigantes los discos. Tremendo el precio: $95.000 en tiendas, debido a que viene con un DVD.


En Latinoamérica ocurrió algo similar: Fue el año de Gustavo Cerati y de Andrés Calamaro.

El primero logró un retorno a las fibras del new wave con su disco ‘Ahí vamos’, un tremendo tributo a los años de Soda Stereo y en particular a la influencia que sobre él ejerció The Police -vuelve y juega Sting-. Su gira de conciertos fue una de las más brillantes de su carrera, y para mucha gente, este viene siendo su mejor disco en solitario.

Calamaro disfrutó las mieles de lo que le dejó ‘Tinta Roja’, su hermoso álbum fusión, y además sacó ‘El palacio de las flores‘, un disco menos publicitado pero también excelente, en el que el bolero y otros géneros tradicionales vuelven a acaparar a este gigante. El disco acaba de llegar a Colombia, ya se consigue en tiendas (es la portada de las florecitas).

EL FENÓMENO NACIONAL

Sin duda, la novedad de este año fue la movida salsera en Bogotá. El éxito es principalmente de La 33, pero se replicó en otras orquestas:

La 33
Salsa muy bogotana, muy propia, muy rola, y qué buena es. Fue la sensación del año, indiscutiblemente. Saltó de los sitios locales a los escenarios internacionales. El álbum es de 2004, pero realmente hizo eco este año.
Su versión de La Pantera Rosa fue talvez lo más sonado en radio, pero su música original es buenísima.
Escuche aquí la música de La 33
La 33
Tras La 33, causaron sensación Calambuco y La Conmoción, dos orquestas muy bien armadas que sacudieron la Feria de Cali del año pasado.

Esta movida es, sin duda, el renacer de un género que nos hacía mucha falta que volviera. Es insólito ver que vuelva, nuevamente, la rumba con estos sonidos tan elaborados.

El retorno del formato banda de rock

El año sabático de la máquina Juanes permitió que algunos de sus músicos, que siempre han sido tremendos protagonistas de la escena rock nacional, volvieran a hacer lo suyo y dejaran a un lado el negocio de la camisa negra. Hablamos de gente que tenía guardadas algunas ideas y que aprovechó para sacarlas a la luz.

Esa oportunidad permitió que resurgiera de las cenizas la banda paisa Bajotierra (próximamente aquí…) que sacó nuevo disco -mezclado por Richard Blair-, titulado ‘Los días adelante’, y nació La Cirugía, un híbrido paisa-santandereano con un bajón en su estreno accidentado en Rock al Parque, pero con una llamativa propuesta. Ambos discos, muy orientados hacia el formato de banda de rock, son altamente recomendables.

La Fábrica también sacó nuevo álbum, un poco más oscuro e industrial -estrenó vocalista- pero conservando la onda pop-electrónica. Sin embargo, también suena a banda, porque así están virando las propuestas musicales (ya hablaremos de eso en próximas entregas).

También volvieron Los Elefantes, banda buena exponente del ska, que es un género que causa escozor entre los puristas del rock pero que al fin de cuentas hace parte de nuestra historia musical. Su disco ‘La chica de las tetas café’ es un buen recuerdo de años mozos.


Fusión inteligente y nueva música colombiana

Toda fusión tiene el riesgo de caer en una prostitución sonora. Por fortuna, creo que hay ejemplos de cuando no se cae en ello. Buenos títulos para recomendar, para regalar, o para recordar:

Continental
 Sidestepper sacó su disco ‘Continental’, con participación fuerte del talentoso Teto Ocampo. Mezclado en Reino Unido, combina la buena sonoridad aportada por Iván Benavides, como ha venido siendo en los últimos dos álbumes. Richard Blair tuvo un buen año, trabajó con mucha gente, y sigue aportándole a la escena nacional y hablando bien afuera. Buena por el flaco.
raza
Mojarra Eléctrica puede ser el acontecimiento de la escena del folcklore fusionado nacional. Tremenda propuesta la de su disco ‘Raza‘, sin duda de lo mejor que hubo este año. Se trata de una banda que toma el sonido del pacífico e incluso de la costa atlántica y
Llegó la banda
Puerto Candelaria, de Medellín, estuvo de gira con su disco ‘Llegó la banda’, para generar polémica en torno a los innovadores de la música colombiana.

Mucha gente se pregunta qué es esto que suena tan raro: ¿es jazz? ¿Es música colombiana? ¿Es una banda de pueblo que suena desafinado? "¿Qué es esta m…?" Yo le digo: es mi disco recomendado dentro de la escena del jazz nacional, duélale a quien le duela.

Llegó la banda El Trío Colombita, un conjunto de música colombiana muy centrado en lo tradicional, sacó, de todos modos, un álbum con sonidos muy contemporáneos. Se trata de Colombitis, y es altamente recomendado.

LO INTERNACIONAL

Listo, ya hablamos de los dinosaurios. Ahora hablemos -algunos los mencionaré solamente- de los disquitos de las bandas no tan viejas…

World Music, vea qué bueno esto… Estos son mis recomendados
+ ‘Savane‘, disco póstumo del genial Ali Farka Touré.
+ ‘Rhythms del mundo‘, fusión de rock y los sonidos del Buena Vista Social Club, así suene muy rebuscado y potencialmente comercialópata, es una buena mezcla, bien hecha y, a mi modo de ver, no estoy de acuerdo con las críticas en torno a que es "sólo meterle percusión latina y ya", hay un trabajo mucho más juicioso de fondo.
+ ‘Obrigado‘, de Teresa Salgueiro, un excelente disco de la vocalista de Madredeus, quien estuvo en 2006 en Colombia y nos iluminó con su mágica presencia. Aunque el resultado de su trabajo en solitario es bastante lejano de su ex-banda (joder, anunciaron separación), sí conserva la mística.
+ Martirio en Nueva York: Una joya para quienes seguimos la carrera de esta artista española.

Los que llegaron y sorprendieron

+ Gnarls Barkley, con su álbum ‘St. Elsewhere‘, y especialmente con la canción que logró llegar al número uno de las listas europeas con tan sólo ventas del mp3 por Internet, ‘Crazy’.
+ Matisyahu, en su año de internacionalización, con ‘Youth’, nos enseñó que es posible hacer reggae sin necesidad de respetar barreras raciales ni religiosas.
+ TV on the Radio ya tenía otro disco, pero tuvo un receso y volvió con el interesantísimo con ‘Return to Cookie Mountain’ . Demasiada actitud, buenas vibras.
+ The Advantage sorprendió con su segundo álbum de covers rockeros de la música de Nintendo. Se tituló ‘Elf titled’.
+ Wolfmother hizo de las suyas vibrando bajo las corrientes de Blue Cheer y Black Sabbath.
+ Corinne Baley Rae fue un bonito entremés de neo-soul, bastante comercial, pero refrescante, casi casi como lo fue Joss Stone en su momento.

Imposible no nombrarlos…

+ Beck  vuelve a hacerla con ‘The Information’, un disco muy maduro para un artista virtuoso por ser inmaduro.
+ ‘Meds’ fue la joya de Placebo, posiblemente el mejor disco del año.
+ ‘Amputhecture’, de The Mars Volta, fue la cuota más rockera entre los ya bien reconocidos.
+ Qué bueno fue ‘Odyssey’, de Fischerspooner.
+ Buena la hizo Tool con 10.000 days
+ Gigante Thom Yorke con su experimento electrónico ‘The Eraser’. ¿Se afianzará su carrera en solitario?

Ocurrió pese a todo…

Llegó la banda
On an Island, de David Gilmour, llegó en un año difícil, con la partida de Syd Barrett marcó a todo el mundo y evidenció la dura realidad: Nuestros viejos ídolos se están yendo.

La de Gilmour fue una ausencia de décadas que debía acabarse en algún momento, y fue 2006 el año. Llegó con un disco espectacular, posiblemente el mejor del año. Lo acompañaron en su travesía Phil Manzanera, David Crosby, Graham Nash y Richard Wright, entre muchos otros.

Suerte y pulso.

PD: Un brindis por R.E.M., Patti Smith y Van Halen, los próximos íconos en el Salón de la Fama del Rock and Roll
——–

(Visited 52 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo, Carlos Solano, su autor, soy periodista, ejerzo actualmente como subeditor de Cultura de EL TIEMPO y trabajo con la música desde mediados de los años 90. Espero disfruten este recorrido.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar