Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hoy todos en Colombia hablamos de paz, pero nadie se la imagina. Nos peleamos –literalmente– por estar o no de acuerdo con la forma de conseguirla –o por quién lidera el camino hacia ella–, pero no nos la imaginamos.

En Colombia los que tenemos menos de 60 años, la mayoría, no tenemos como recurrir a algún recuerdo de la paz, para anhelarla u odiarla, para lo que sea, porque no la conocemos. O, mejor, la conocemos a medias: intentamos tocarla en escenas recortadas de la vida, pero la realidad de ese universo inverosímil llamado Colombia siempre nos despierta de un golpe.

Si disfrutamos de una reunión en familia, posiblemente pensaremos en alguien a quien de alguna manera tocó la violencia; si llegamos a la tranquilidad de la casa al final de un día de trabajo, prendemos el televisor para que nos resalte nuevas cifras sin nombre; si salimos a la calle en una tarde tranquila, en un semáforo miramos por el retrovisor a una motocicleta que representa la posibilidad –absurda– de que nos pongan una pistola en la cabeza para quedarse con un maldito celular; y, cada vez menos frecuentemente, si hablamos con un extranjero que no conoce Colombia, respiramos profundo cuando nos pregunta por Pablo Escobar, por la cocaína o si “realmente es seguro viajar allá”.

El mito de Colombia, el país en el que la mayoría no conoce la paz y los demás no la recuerdan (y están, todos, acostumbrados).

La paz a ratos, que no es paz. Y eso es para los más afortunados, para no hablar de la pesadilla que han vivido los campesinos de este país.

Por eso, porque no la conocemos, tampoco somos capaces de imaginarla.

 

Si una persona crece encerrada en un cuarto sin ventanas, probablemente no pueda imaginar el cielo y se acostumbre a la oscuridad. Mientras más tiempo pase más difícil será que lo imagine y, sobre todo, que lo sueñe, que lo sienta posible, que lo luche. Pero dirá todo de esa persona su decisión de adormecerse o de tumbar los muros, ladrillo a ladrillo.

@catalinafrancor

http://www.catalinafrancor.com/

 

(Visited 1.201 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista y Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por los viajes, las distintas culturas, los idiomas y la literatura, ha vivido en Canadá, Estados Unidos y España, y actualmente vive en Medellín, desde donde maneja las comunicaciones de varias empresas, escribe y se imagina el universo que contará en su primer libro.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Vacíos

    [embed]https://www.youtube.com/watch?v=4cvH7aHfE5A[/embed] - ¿Nos podéis ayudar a salir de la guerra? Esa pregunta fue la despedida de Abdalla en una(...)

  • Colombia

    'Las cicatrices y la esperanza de los pueblos'

    [gallery link="file" size="full" ids="609,610,611,612,613,614"] Medellín abraza su historia es un proyecto precioso y valioso de la Alcaldía de Medellín,(...)

  • Vida

    El sonido de la vida

    El alma de las personas es rescatable. Así sea por unos segundos, incluso por algunos minutos. Por diversas razones,(...)

  • Colombia

    Ballenas en Bahía Solano, Chocó

    [embed]https://www.youtube.com/watch?v=NMmxzEIdK1A&t=21s[/embed] Bahía Solano, en el departamento de Chocó, al norte de la costa pacífica de Colombia, es un paraíso(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La advertencia de que este semestre se va a acabar el(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Mazda presenta una linda camioneta ubicada entre la pequeña CX3 y(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Creo entender perfectamente su opinion pues comparto cada palabra de su texto. Creo que esto deja claro que el la actualidad todos los colombianos que viven en el pais, estan tan acostumbrados a vivir dentro de la diaria violencia, que al hablarles de paz, la anhelan con mucha fuerza, pero algunos la dibujan con esperanzas de papel que al final seran pisoteadas por los malvados traidores que gobiernan en la actualidad.
    Triste que Colombia deje de ser lo que es para que se convierta en un estado fallido, gobernado unicamente por asesinos, terroristas y traficantes.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar