Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A veces, cuando pensamos que hemos avanzado en aquello de un mundo más civilizado y armónico, en una especie de conciencia colectiva de nuestra capacidad de autodestrucción que nos ayude a frenarnos y a hacernos más pasito, cuando sentimos que los estados más desarrollados –que de cierta manera percibimos como “más confiables” porque han sufrido el horror y aprendido de sus propias guerras, con la esperanza de que comprendan mejor para intentar no repetir– son los que pueden salvarnos, a todos, al mundo, recordamos que esas naciones en realidad son, tantas veces, el hombre que las gobierna.

Esos estados cuyos nombres suenan por años a una especie de garantía de tranquilidad, hasta que cumplen el ciclo y llega el hombre que es, o que no es, y que puede ser cualquiera y tener la visión del mundo que le dé la gana. Y ese hombre se aprovecha del miedo del momento, arma el rompecabezas de su mensaje, acaricia y se ríe del grupillo que respalda sus designios a ciegas, se trepa al trono para hacerlo temblar y redirecciona la máquina completa.

Y otras naciones observan y les agrada la idea, y allí por supuesto hay hombres parecidos que corren a hacer lo propio.

Y entonces tiembla y cambia de rumbo también el planeta y esos estados que nos tranquilizaban ya nos asustan, y nuestros antiguos amigos son ya enemigos, y recordamos los horrores del pasado como si fueran visiones del futuro.

Y comprendemos que las naciones son, contra todos los pronósticos, tan vulnerables como el estado de ánimo humano y, así, el mundo.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 123 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La contemplación

    Hay que comprender a tiempo que contemplando la naturaleza se entiende mejor la vida. Se siente uno vivo. Precisamente,(...)

  • Opinión

    El vestido del cuerpo

    La piel es la parte más superficial del vestido humano. Es lo más exterior, lo que protege, como un(...)

  • Opinión

    La vulnerabilidad

      Desconfío de la gente que dice no tenerle miedo a nada –o no saber a qué– y desconfío,(...)

  • Colombia

    Pintar para vivir

    [gallery size="medium" ids="698,699,700"] Hay niñas que piensan en muñecas de moda, otras que hacen pataleta porque no quieren comer(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Circula por las redes sociales un video muy divertido de Héctor(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Hace poco leí en Instagram una publicación acerca de la ansiedad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar