Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Yo, a diferencia de quienes prefieren la comodidad de la anestesia permanente, agradezco los indignados.

Una vez, hace algunos años, un escritor a quien admiro y valoro profundamente, me dijo unas palabras bonitas sobre mis escritos, entre ellas, que se alegraba de encontrar ese sentimiento de indignación, la única forma de lucha contra la indiferencia.

También, a veces, cuando descubre el desconsuelo en mi mirada por situaciones percibidas como remotas, pero que a mí no me dejan dormir, mi mamá me dice que no puedo cargar con el peso del mundo.

Así duela, así implique más esfuerzo y así les estorbe a tantos, tenemos que indignarnos para convertirnos en seres humanos proactivos, dolientes, sensibles, compasivos, seres humanos que tomen acción desde sus posibilidades. Los indignados han cambiado la historia. Una sociedad indiferente es una sociedad sin esperanza.

Nada más fácil que prestarles atención solo a las cosas bonitas, sobre todo cuando las malas no nos tocan de cerca. Lo bueno es cómodo y muy popular, pero lo que duele hace un equilibrio bien importante. Es decir, en un mundo complicado, la belleza, la magia y lo positivo son un consuelo maravilloso que nunca debemos dejar de lado, pero eso no puede implicar olvidar o ignorar la contraparte.

Así mismo, con las posibilidades de comunicación de hoy, esa indignación hay que compartirla, hay que contar esas historias para alcanzar a otros que no tendrían cómo más sentirlas. La sensibilidad que generemos nos hará más humanos, creará lazos fundamentales, producirá ideas y permitirá construir una mejor sociedad.

Ojalá las nuevas generaciones sean curiosas, aprendan a indignarse frente a su entorno y a entender que si son afortunadas, con más razón deben compadecerse de los que no lo son e incluir dentro de sus sueños y proyectos formas creativas de generar sensibilidad y oportunidad.

Así que le agradezco en el alma a ese escritor el haberme expresado el valor que le daba a mi dolor frente al mundo, que comparto a través de historias que me llegan al alma, y a mi mamá que me ayude a levantarme cuando toco fondo, para seguir cargando a mi manera con el peso que pueda, sin desfallecer en el intento pero sin renunciar a la humanidad que me hace la persona que soy. Sin distanciarme de lo que me rodea, esté lejos o cerca.

Y le agradezco al universo, también, por cada uno de los indignados que, desde su percepción de la vida, nos sensibilizan para erradicar el peor de nuestros males: la indiferencia.

Casi siempre cuando las historias duelen, cuando contienen esa mezcla única de belleza y tristeza, son reveladoras: nos ayudan a comprender algo nuevo de nosotros mismos y del universo que habitamos.

Y es que yo vivo maravillada con cada detalle de este universo, será por eso que me duele.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

(Visited 463 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista y Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por los viajes, las distintas culturas, los idiomas y la literatura, ha vivido en Canadá, Estados Unidos y España, y actualmente vive en Medellín, desde donde maneja las comunicaciones de varias empresas, escribe y se imagina el universo que contará en su primer libro.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Ballenas en Bahía Solano, Chocó

    [embed]https://www.youtube.com/watch?v=NMmxzEIdK1A&t=21s[/embed] Bahía Solano, en el departamento de Chocó, al norte de la costa pacífica de Colombia, es un paraíso(...)

  • Opinión

    El que trabaja con limones

    Contesté el teléfono y, con la voz entrecortada, mi esposo me dijo que acababa de ayudar a un hombre(...)

  • Mundo

    El verde hecho cenizas

      Que se está incendiando una selva enorme de verdes infinitos. Que, literalmente, esos verdes se están convirtiendo en cenizas oscuras y opacas que se elevan y se extienden dolorosa y sabiamente hasta los límites de nuestro planeta, y también hasta las narices y los pulmones de los hombres que hicieron aquello posible. Que se queman no solo árboles, hojas, troncos, hierbas y flores, sino todo tipo de animales, seres vivos completamente vulnerables que estaban allí, en su casa, siendo lo que la naturaleza les dijo que fueran y mudos frente a los enredos de los hombres, hasta que llegaron las llamas de esos hombres que no se cansan de conquistar y arrasar con lo más bonito, con lo que no tiene precio, lo que nació de forma natural y cuyo diseño ese hombre no podría imitar jamás, para cambiarlo por papeles con números, por placeres pasajeros y por eso que llaman poder, que no es sino vacío y más necesidad de papeles numerados. Que esos hombres siguen escogiendo a los representantes que más daño pueden hacerles, a los que tienen esas prioridades que mencionábamos en el centro de la mente y del corazón, y que se olvidan de que no les servirán para nada si no tienen ya no su casa particular, sino la casa más grande, la de todos, la que es necesaria para construir cualquier otro tipo de hogar. Que los animales y las flores y los árboles y el sol y las nubes y los ríos y los mares y las tierras y las raíces están llorando a gritos, pidiéndoles compasión a esos hombres, a quienes les han dado todo y para quienes construyen los más bellos espectáculos todos los segundos de todos los días. Que la tierra se desangra. Que esos hombres empezarán pronto a recordar y a presentarles a los más chicos aquellos paisajes, plantas y animales solo en las páginas de los libros, con el corazón encogido, la voz quebrada y la mirada baja de quien se sabe responsable de la tragedia que parecía imposible, de la más dolorosa, de la que no hay regreso. Que estamos convirtiendo nuestra respiración y nuestra vida en cenizas, y torturando lo más valioso y maravilloso que tiene la humanidad. Que nos estamos matando. Y que seguimos observándolo en silencio. @catalinafrancor catalinafrancor.com

  • Mundo

    Entrevista CNN en Español sobre El Valle de Nadie (VIDEO)

    Esta esta fue la conversación que tuve con el periodista Guillermo Arduino en el programa Encuentro de CNN en(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_6658" align="aligncenter" width="1024"] Imagen: AFP / LLUIS GENE.[/caption] La comunidad(...)

2

La democracia es uno de los atributos más hermosos que puede(...)

3

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. si muy indignados estamos con los delincuentes de la U y el Centro democrático que proponen el jubileo para sacar delincuentes de las cárceles dizque por cuenta de la visita del Papa, por que no proponen ajustar el salario en un 19 por ciento o rebajar a las empresas un 5% en la tasa de renta, o que por cuenta del jubileo todos los pueblos y ciudades del país gocen de servicios públicos decentes, o que se les de cadena perpetua a los corruptos, pero no lo único que piensan es en los delincuentes que saldrán a las calles a hacer lo mismo por lo que entraron a la cárcel y la ciudadanía que no tiene escoltas ni blindados a sufrir el aumento de la inseguridad, La U y el CD no piensen en sus compinches que pueden salir libres piensen en el bienestar de todos

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar