Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Anoche, después de uno de varios días difíciles en el principio de un año que me ha pegado duro por dentro, acostada en la cama bocarriba, después de apagar la luz y cerrar los ojos, los abrí de repente y los clavé en el techo, en medio de la oscuridad. Sentí conscientemente mi cabeza sobre la almohada, deslicé mis manos sobre la cobija suave y abullonada como me gusta y sentí esa paz infinita que me produce estar calentita dentro de esa cueva en que se convierte mi cama. Entonces, aunque ya hacía unos minutos nos habíamos despedido hasta el otro día, y sin saber si perturbaría su sueño, me volteé y le dije a mi esposo:

– Nos estamos acostando juntos esta noche: aliviados, llenos, en una camita caliente, en una casa llena de tranquilidad, un espacio seguro en el que no pasa nada malo (ese rincón de mundo propio del que tanto hablo y que me destroza por dentro cuando pienso que a tantos les falta). Tenemos amor, nos tenemos. No nos hace falta nada. Hay tantas personas que están sufriendo en este momento…

– Sí, mi amor –me respondió él, seguido de un silencio.

– ¿En dónde?

– En Ghouta Oriental. Es un lugar a las afueras de Damasco que está sufriendo mucho en este momento, hay ataques todo el tiempo y van más de 500 muertos esta semana.

– ¿En Siria?

– Sí.

Silencio.

– Esta guerra no para. La gente está sufriendo mucho y se están perdiendo generaciones. Y todos seguimos como si nada –le dije.

– Qué horror. Qué dolor.

Entonces, mi alma apretada se consuela un poco con ese esposo de corazón grande al que le gusta que le cuente lo que pasa y le duele de verdad, y me acompaña. Pero, también, mi alma se siente infinitamente sola en esa cama calentita, como flotando en la inmensidad, pensando en cuántas personas realmente se acuestan recordando y sufriendo por Ghouta Oriental.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 242 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista y Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por los viajes, las distintas culturas, los idiomas y la literatura, ha vivido en Canadá, Estados Unidos y España, y actualmente vive en Medellín, desde donde maneja las comunicaciones de varias empresas, escribe y se imagina el universo que contará en su primer libro.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    El peligro de compartir odio

    El odio, como la mayoría de las emociones o intereses feos del ser humano (por ejemplo, las noticias amarillistas), se(...)

  • Entretenimiento

    La dorada Jaisalmer, en India (video)

    Jaisalmer, esa ciudad dorada que se llena de vida entre la arena del desierto de Thar, en Rajastán, al noroeste(...)

  • Mundo

    Que no se nos olvide

    Un aparte precioso de Aleksandr Solzhenitsyn en su Archipiélago Gulag sobre lo verdaderamente importante en la vida, que al parecer(...)

  • Entretenimiento

    Las espectaculares Islas Maldivas (video)

    Las Islas Maldivas son uno de los lugares más paradisíacos del planeta. Playas de arena blanca y aguas cristalinas, en(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una de las cosas que más disfruto cuando viajo por los diversos(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar