Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Un aparte precioso de Aleksandr Solzhenitsyn en su Archipiélago Gulag sobre lo verdaderamente importante en la vida, que al parecer se esclarece y se simplifica para nuestro entendimiento solo ante circunstancias extremas bajo las que se ve amenazado eso esencial que nos hace humanos.

Para que valoremos lo afortunados que somos y vivamos sin tantas demandas y enojos, sin preocuparnos siempre por algo más.

Para que no se nos olvide.

 

“¿Cómo iluminarlos? ¿Con un sueño?: ¡Hermanos! ¡Hombres! ¿Para qué se os ha dado la vida? En el silencio de la media noche las celdas de los condenados se abren de par en par y se arrastra hasta el patíbulo a personas con una gran alma. En este preciso momento, en esta hora, por todos los ferrocarriles del país hay hombres que pasan su lengua amarga por los labios, resecos de haber comido arenques, hombres que sueñan con la felicidad de poder estirar las piernas, con el alivio de que les dejen hacer sus necesidades. Cuando el verano llega a Kolymá, la tierra se deshiela hasta un metro escaso de profundidad y solo entonces entierran los huesos de los que murieron en invierno. Pero vosotros gozáis del derecho a determinar vuestro destino, tenéis sobre vuestras cabezas el cielo azul y el sol ardiente, os está permitido ir a beber agua, estirar las piernas, ir sin escolta hasta donde se os antoje. ¿Qué importa la luz del pasillo? ¿Qué pinta aquí la suegra? ¿Queréis que os revele ahora mismo la esencia de la vida y sus secretos? No persigáis fantasmas, ni posesiones, ni honores: solo se consiguen tras años, decenios de nervios y se confiscan en una sola noche. Vivid con serena superioridad sobre la vida, no os asuste la desdicha, ni languidezcáis tras haber conocido la felicidad, pues ambas no importan: jamás lo amargo es para siempre, ni lo dulce colma nunca la medida. Consideraos afortunados si no pasáis frío, si el hambre y la sed no desgarran vuestras entrañas. Si no se ha partido vuestra espalda, si caminan ambas piernas, si ambos brazos siguen articulándose, si ven ambos ojos y oyen vuestras orejas, ¿a quién podéis envidiar? ¿De qué os serviría? Envidiar al prójimo corroe ante todo a uno mismo. Frotaos los ojos, limpiad vuestro corazón y valorad por encima de todo a quienes os aman y desean vuestro bien. No los ofendáis, no los injuriéis, no os separéis de ellos sin antes haber hecho las paces: porque, quién sabe, ese puede ser vuestro último acto antes de que os arresten, ¡y el último recuerdo que quede en su memoria!”

Archipiélago Gulag, Aleksandr Solzhenitsyn.

 

@catalinafrancor

(Visited 310 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista y Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por los viajes, las distintas culturas, los idiomas y la literatura, ha vivido en Canadá, Estados Unidos y España, y actualmente vive en Medellín, desde donde maneja las comunicaciones de varias empresas, escribe y se imagina el universo que contará en su primer libro.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    El vuelo de los pájaros

    Deseando profundamente la muerte para reunirse con el amor de su vida, que era su razón para vivir, al Señor(...)

  • Mundo

    Campeones del mundo

    Francia ganó el Mundial de Fútbol hace un par de días. Julio de 2018. Es la Francia de 2018 la(...)

  • Colombia

    Seamos uno en un millón

    Hace unos días compré algunas botellas de vino con mi esposo en un supermercado. Como eran varias, cuando estábamos llegando al(...)

  • Colombia

    Batallas: Colombia y Senegal

    Después de un día de sentir la energía que transmite una alegría compartida en grupo, anoche me acosté pensando que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Cansado de elegir siempre los mismos destinos costeros como Cartagena, Santa Marta(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar