Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Habla el escritor Manuel Vilas en su columna en el diario ‘El País’ del carpe diem del poeta romano Horacio, de ese vivir el día y el presente, confiando mínimamente en el futuro, y de cómo el confinamiento por la realidad surrealista que nos ha traído esta pandemia del coronavirus nos está apartando de esa idea que tan importante ha sido en la literatura y en la vida, dejando el presente –y la vida misma– afuera, alejándonos cada vez más de un futuro que se va corriendo hacia delante con las noticias, haciéndolo más incierto que de costumbre, que ya es bastante, y llevándonos, también, a pensar en el pasado con nostalgia: cuando las cosas eran de tal manera, hace tan poco, hace tanto…

Hoy muchos prefieren –intentan– vivir alternando imágenes y sentimientos del futuro y el pasado porque, de alguna manera, les traen más certezas, más tranquilidad que el encierro. Sienten que la vida está afuera, que mientras transcurran días obligados entre paredes, su contenido tal vez no cuente. Yo, en cambio, veo borroso el pasado y el futuro, siento un enfoque más potente que nunca en el presente y acaricio cada minuto para vivirlo a fondo, para llenar de sentido esta época que un día será un recuerdo y servirá como base para tantísimas conversaciones, reflexiones, literatura, cine y arte sobre la historia de lo que somos y en lo que nos hemos convertido.

La vida que hoy ves más claramente a tu alrededor es la que has construido.

A mí hoy el futuro sí que me parece lejano, no logro verlo ni me interesa tanto pensar en él o saber qué va a pasar. Algo grande está moviendo al mundo y ha logrado anclarme con fuerza al presente, concentrarme en vivir lo más esencial de cada día y que me preocupe menos lo que pase después. Cuál, sino esa, es la base de la meditación, de la felicidad, y hoy ha llegado como un regalo. Algo será, como siempre, y algo haremos, como siempre. No pensaría uno que fuera tan difícil entender algo tan fundamental: que el valor de la vida no está en el afán de cada día.

Como dije hace poco en otro texto, siento que es uno de los momentos más reales que hemos vivido, pues nos estamos ocupando de las verdaderas prioridades, redefiniéndolas, mirando más hacia dentro. Vamos más lento, que ya el velocímetro se había reventado.

Quizás nada era tan grave (todas esas pequeñeces que nos mantenían –en pasado, ojalá– a raya), quizás lo más grave era la vida misma y eso es precisamente lo que nos preocupa hoy. Y si verdaderamente nos enfocamos en el instante, ni eso, la vida misma, parece tan grave.

Dice Manuel Vilas que el aplazamiento de la vida a un futuro mejor le recuerda a los totalitarismos y que debemos salvar la idea de Horacio para no perdernos el mayor don de los seres humanos, el gozo del tiempo presente. De acuerdo. Y no es que no se valga soñar, que soñar es también un don precioso que tenemos y un motor único para visualizarnos más cercanos a nuestra esencia y movernos hacia ella. El futuro es un regalo, pero lo único que tenemos para poder recibirlo es el hoy, este preciso instante.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

(Visited 184 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Los días que eran la vida

    Hace unos días encontré un hilo de telaraña que subía recto desde el pasamanos del balcón hasta el techo,(...)

  • Opinión

    Ser un árbol

    [embed]https://youtu.be/nxqOha0Niec[/embed] Últimamente pienso con frecuencia en lo bonito que sería ser un árbol. Ojalá uno frondoso y lleno de(...)

  • Vida

    Arcoíris

    En estos días densos y llenos de preguntas sin respuesta he pensado que cuando más sentido tiene la vida(...)

  • Opinión

    La contemplación

    Hay que comprender a tiempo que contemplando la naturaleza se entiende mejor la vida. Se siente uno vivo. Precisamente,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo ‘Ángeles(...)

2

Una amiga, aquí en Estados Unidos, decía que poder hablar con(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar