Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Desconfío de la gente que dice no tenerle miedo a nada –o no saber a qué– y desconfío, también, de la gente que no sabe llorar. Lo percibo como falta de autenticidad, de humanidad. Tener miedo, saber llorar, es, incluso, un signo de valentía, porque nace de mirar dentro a través de todas las capas y de dejar que el corazón se exprese en voz alta, que viva más cerca de su centro.

Hoy el miedo es un sentimiento del que se habla más fácilmente porque hay una amenaza común que, aunque invisible, ataca sin discriminar, desconociendo las categorías que nos hemos inventado. Es esa tragedia compartida que nos recuerda nuestra vulnerabilidad como iguales y como seres muy pequeños que se han creído muy grandes, convencidos de que lo tienen todo bajo control. “A medida que vemos cómo se multiplican los puntos rojos en el mapa de nuestros países y del mundo, nos damos cuenta de que no queda ningún sitio al que huir”, decía el escritor turco Orhan Pamuk en un artículo en ‘La Nación’ hace poco. No podemos huirle hoy a ese virus que nos demuestra que nuestras costumbres son cómodas pero inmensamente peligrosas (además de inhumanas, pues atacan directamente la posibilidad de nuestra existencia)… Así que nos toca mirarlo a la cara. Hoy hay que saber sentir miedo.

“El terror que sentimos excluye la imaginación y la particularidad y revela hasta qué punto son inesperadamente similares nuestras frágiles vidas y nuestra humanidad común. El miedo, como la idea de morir, nos hace sentirnos solos, pero la conciencia de que todos estamos experimentando una angustia similar nos saca de nuestra soledad”, continúa Pamuk. Compartir el miedo con otro es una posibilidad preciosa del ser humano, es ser dos vulnerables abrazados, y eso lo cambia todo. Lo decía George Steiner hablando del amor: “ser el guardián amoroso de la soledad del otro”.

El miedo es parte de nuestro instinto de supervivencia y nos ayuda a protegernos. Pero, también, del miedo surgen unas de las más bellas inspiraciones sobre y para la vida. El miedo nos hace mirar de frente al amor y nos recuerda las ganas de vivir, se convierte en un poderoso rechazo a la posibilidad de dejar de existir o de perder algo que nos es muy valioso.

Maravillarse ante la inmensidad y la belleza desgarradora de un atardecer, y sentir al mismo tiempo una especie de dolor, el vacío de la vulnerabilidad, es también hermoso, humano, indicio de conciencia.

“Me acuerdo de aquel viejo dicho sobre epidemias y plagas, que afirma que quienes tienen miedo viven más tiempo”, concluye Pamuk.

Me gusta la gente que habla de sus miedos y la gente que sabe llorar. Me gustan la inspiración y la fuerza que surgen del miedo, y me parece preciosa la vulnerabilidad de las lágrimas que ruedan desde dentro e invitan a abrazar. Me gusta quien siente miedo con intensidad porque ama intensamente la vida. Saber llorar y sentir miedo es, irónicamente, no tenerle miedo al corazón.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 403 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La contemplación

    Hay que comprender a tiempo que contemplando la naturaleza se entiende mejor la vida. Se siente uno vivo. Precisamente,(...)

  • Opinión

    El vestido del cuerpo

    La piel es la parte más superficial del vestido humano. Es lo más exterior, lo que protege, como un(...)

  • Opinión

    La vulnerabilidad

      Desconfío de la gente que dice no tenerle miedo a nada –o no saber a qué– y desconfío,(...)

  • Colombia

    Pintar para vivir

    [gallery size="medium" ids="698,699,700"] Hay niñas que piensan en muñecas de moda, otras que hacen pataleta porque no quieren comer(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Circula por las redes sociales un video muy divertido de Héctor(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Hace poco leí en Instagram una publicación acerca de la ansiedad(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. orlandoflorez0514

    SALUD Y EXITOS;CATALINA FRANCO RESTREPO;POR SU FACTOR BIOPSICOSOCIAL;FILOSOFICO….VS…..PSICOLOGICO……EN SU RELACION Y CORRELACION CON LA HUMANIDAD SU SENTIDO DE IDENTIDAD Y PERTENENCIA;SU DIALECTICA NACIONAL E INTERNACIONALEN CALIDAD DE MAGISTER DE LA COMUNICACION E INFORMACION Y EL SENTIMIENTO A TRAVEVES DE LEER…VS….ESCRIBIR=ENSEÑANZA+APRENDIZAJE:MUY SIGNIFICATIVA E INTERESANTE……PROFESORLANDO-0923-END-UIS-UNIVALLE-@UISEND.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar