Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Arcoíris

En estos días densos y llenos de preguntas sin respuesta he pensado que cuando más sentido tiene la vida es cuando uno menos intenta buscárselo. Las cosas simplemente pasan en medio de una combinación entre el azar –esas circunstancias de la propia existencia y que están fuera de control– y las decisiones que tomamos. Vivir incluye aceptar lo que es, incluye la injusticia y también ser conscientes de que obligatoriamente moriremos nosotros y aquellos a quienes amamos. Vivir es despertarse cada día intentando pensar más en alegrías efímeras que en esa certeza desgarradora. Pero es también la descomunal posibilidad de atestiguar la explosión de magia y arte y vida maravillosa e improbable que nos rodea, de saber que todo lo que vemos es posible, de sentir un montón de cosas y poder decidir qué hacer con ellas.

“La especie humana dominaba la tierra y aprovechaba este dominio para exterminar otras especies y calentar la atmósfera y, en general, estropearlo todo, modificándolo a semejanza del hombre; pero también pagaba su precio por tales privilegios: que el cuerpo animal de su especie, finito y concreto, contuviera un cerebro capaz de concebir lo infinito, y ansioso de serlo”, dice Jonathan Franzen en ‘Las correcciones’.

Suponemos e imaginamos constantemente aquello que podría haber sido y no fue, y lo que podría llegar a ser, y así pasan los días… La búsqueda de sentido y de caminos alternativos para el pasado es inagotable, desgastante y desquiciadora.

Por eso en estos tiempos cargados de angustia e incertidumbre colectivas he percibido que el sentido llega en silencio cuando no se lo busca demasiado. Llega cuando uno se levanta a vivir el día con la decisión del entusiasmo, sin pensar en ayer ni en mañana; cuando se sonríe en soledad observando un pájaro cantar y espulgarse sobre una rama; llega cuando uno respira profundo y agradece estar vivo para poder darse cuenta de lo que pasa hoy en el mundo, bueno o malo; cuando se saborea cada bocado, así el día anterior se haya comido lo mismo; y cuando uno se estremece al pensar en cuánto ama a otra persona, en cómo temblaría la vida si ese alguien no estuviera y en esa felicidad única y profunda que produce el hecho de que hoy esté.

El sentido llega cuando se piensa con tranquilidad en eso que se quería con muchas ganas y que no pudo ser, porque se sabe que tantas otras cosas no han sido y aun así se está hoy aquí para mirar los pájaros y abrazar, y para emocionarse con eso tan bonito que trae a su vez la incertidumbre: la posibilidad de que cualquier cosa puede ser.

Es bonito observar la naturaleza para comprender qué es lo natural: hay días grises y hay días azules, a veces se intercalan y otras veces hay mucho gris seguido o un azul abrumador. Pero no ha pasado que el cielo se quede gris o azul para siempre (tal vez solo lo parezca si uno lo deja de mirar). Lo bonito es que de la combinación del agua del gris con la luz del sol que brilla sobre el azul nace la magia del arcoíris, que no es sino un reflejo que nos recuerda que en la diversidad aparece el equilibrio y se asoman caminos de colores.

La vida es, casi siempre, el surgir de un arcoíris sobre un cielo gris.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

(Visited 132 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    El oro era verde

    [gallery size="medium" ids="778,777,779,780,783,784" orderby="rand"] Que uno no es simplemente un visitante en la naturaleza, sino parte de ella, y(...)

  • Opinión

    La ligereza

    Cómo pesa la muerte o la idea de la muerte. Tanto, que en torno a ella desarrollamos la vida.(...)

  • Mundo

    Los días que eran la vida

    Hace unos días encontré un hilo de telaraña que subía recto desde el pasamanos del balcón hasta el techo,(...)

  • Opinión

    Ser un árbol

    [embed]https://youtu.be/nxqOha0Niec[/embed] Últimamente pienso con frecuencia en lo bonito que sería ser un árbol. Ojalá uno frondoso y lleno de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Ni la muerte del abogado Javier Ordoñez a manos de agentes(...)

2

[caption id="attachment_100" align="aligncenter" width="300"] Foto de Diana Hirsch[/caption] Creo que uno(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar