Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Son pocas las relaciones entre alumno y profesor que comienzan con amor a primera vista, en muchos de los casos es un proceso que suele comenzar con un pulso para demostrar quién es el más fuerte, y termina con un estudiante rendido ante un dictador o un maestro expulsado por la rebelión de la granja.

Durante ochos días hábiles fui profesor en Chigorodó (Antioquia), y debo decir que fue, pútamente difícil. Muchos de los que lean éste articulo los invito a recordar su etapa en el colegio… y ahora que la multipliquen por 10 y más o menos tendrán un indicio de lo que es dar una clase llena de jóvenes y niños que no han desayunado, dormido un mínimo de ocho horas, que sueñan con ser narcotraficantes o actores porno y que su programa de televisión favorito es Sin tetas sí hay paraíso y el Señor de los cielos.

Llegar a clase era escuchar ¡Profeeeee! gritos, acusaciones, ¡Profeeeee! Ver golpes, insinuaciones sexuales, lapiceros en forma de puñal como un simple juego que en realidad era un ensayo por si toca defenderse algún día en la calle. Todo eso viví en ocho días, sin embargo también conocí a una campeona Nacional de bicicross, a una promesa del levantamiento de pesas y a un prodigio de la natación. Asimismo me encontré con jóvenes que podían lograr textos argumentativos cuando estaban motivados, ver sonrisas cuando se ganaban un punto positivo que siempre había sido negativo, pero lo que más vi son personas que necesitan una oportunidad para cambiar su realidad.

En ocho días fui un dictador y también el humano expulsado por la rebelión de la granja. En los dos años que se vienen espero encontrar el equilibrio perfecto para ser simplemente como me dijo mi coordinadora y lo dijo Eduardo Galeano “Mucha gente pequeña, en lugares pequeñoshaciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo“.

Siendo adulto nunca hubiera imaginado que ser profesor no es un trabajo, es una forma de vida o mejor, de perder la vida. Suena cruel decir: perder la vida, sin embargo es cierto. Durante los próximos dos años que se vienen perderé las comodidades de una ciudad como Bogotá, la comida y mimos de mi mamá, el apoyo de mi papá, la tenacidad de mi hermana, la juventud de mi hermano y las primeras palabras de mi sobrino.

Quiero perder mi vida por la simple razón de convertirme en la herramienta para que otros puedan mejorar las suyas. Quiero que Juan José, Manuel, Jeremy, Dylan, Samuel, Wendy, Mauren, Cartagena, Francisco, Dana, Michael, Armando, Jarry, Lina, Paula, Juan Pablo y todos los estudiantes que conocí y conoceré tengan una oportunidad no de ser los mejores, sino de ser lo que ellos quieran. Como yo que quiero ser profesor.

 

(Visited 7.738 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Comunicador Social y periodista de la Universidad Santo Tomas, profesor de sociales, filosofía e ingles, sí ingles, narrador oral, cuentero y comediante, bailarín con ritmo, taxista sin odio a Uber, futbolista frustrado e hijo de una excelente administradora del hogar de Ocaña - Norte de Santander - y un Ex policía ahora taxista.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Me retracto

    El 23 de diciembre del 2016 publiqué una entrada con el título de “Triste Navidad para Batuta” donde hablo(...)

  • Opinión

    El arte de quejarse y pasarla bien

    Glosario necesario para este texto: Queja: Manifestar disconformidad con algo o alguien. Quejarse: Expresar la queja, viene siendo lo mismo que la anterior. Quejumbroso:(...)

  • Opinión

    SEVERA MUJER!!!

    Desde que tengo memoria escucho y utilizaba, hasta hace poco, la expresión: ¡Severa mujer! para referirme a un ser(...)

  • Colombia

    Urabá EXIGE estudiar

      En Colombia se ha roto un Record Guinness que no ha sido registrado oficialmente. Por segundo año consecutivo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

@francamaravilla Le contaba a Daniela Kammoun, creadora de Project Glam, que me(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Podemos entender las grandes diferencias que hay entre alguien que se hace llamar profesor, pero que en esencia es un Maestro.
    Maestros que hacen falta en las aulas de los miles colegios y centros del saber en Colombia.

  2. Wow. Yo estoy en ese proceso de cambio. Dejar una vida ya “arreglada”, con todas las comodidades pero donde no me siento util para poder aportar algo, para mejorar algo. Sé que solo no podré cambiar todo, pero como ud dice “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo“. Bravo.

  3. Bienvenido al mundo maravilloso de ser Maestro. Profesión poco agradecida por la sociedad. Pero quien necesita de esos “halagos” cuando se recibe de los peques, una sonrisa, un abrazo o una flor cortada en el camino. Ser maestro no es para todos. Sólo los q tenemos vocación de servicio y un corazón gigante para soportar una y ciento de necesidades. Ánimo hace 4 años también deje Bogotá, y ahora sólo quiero ir de paseo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar