Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Debo decirles con sinceridad que desde hace cierto tiempo, sólo leo las noticias por internet en pequeños breaks escondidos que tomo durante mis actividades laborales. Sin embargo, eso no es todo lo que debo confesar: suelo demorarme más leyendo los comentarios que se forman alrededor de una noticia que la misma información que esta contiene.

Los comentarios son diversos, pero podrían ser clasificados principalmente en tres categorías:
•    Correcciones, ampliaciones o sugerencias al periodista sobre la redacción o la ortografía.
•    Insultos o burla de todo tipo: a la oposición o a la derecha, al presidente o algún personaje de la vida pública, o inclusive a uno que otro comentarista.
•    Ampliación o retroalimentación de una noticia con ejemplos o hechos concretos que además suenan creíbles y con los que en muchas ocasiones una persona argumenta su posición.

Algunas veces, las opiniones me parecen más entretenidas y reflexivas que la misma noticia porque en innumerables ocasiones me ha servido para construir o cambiar paradigmas o ideas preconcebidas y fue fácil darme cuenta que el aporte de otra persona, podría fácilmente derribar lo que yo daba por sentado.

Además, siento que el espacio virtual nos brinda una libertad de participación que no siempre tenemos pero que anhelamos. Si no fuera así, no habría diez o veinte comentarios cuando una noticia tiene cinco minutos de haber sido publicada o no sentiría la necesidad imperiosa de intervenir en casi todas las noticias que me resultan interesantes.

A pesar del aparentemente alentador panorama de la participación democrática en su máxima expresión, creo que algunas opiniones recurrentes deberían preocuparnos. Los comentarios reflejan una nación sumamente polarizada, que divide a sus ciudadanos en uribistas o de la oposición y que además, se maltratan verbalmente entre sí de muchas maneras sin que la discusión a veces tenga sentido.

También reflejan la poca importancia que se le da a la argumentación de las opiniones, y como muchos actúan como simples “borregos lógicos” que siguen a la multitud y defienden una posición que no tienen clara en su cabeza, pero tienen la certeza que el otro es el que está equivocado y no merece ni siquiera el derecho a expresarse.

El problema no es la divergencia de opiniones, es la rudeza con la que a veces tratamos a aquel que no comparte nuestro sentir y la forma en como lo rebajamos porque no piensa igual a nosotros. Es el rechazo del “otro” y la pluralidad en el espacio virtual y la forma como invalidamos la diferencia.  Es la intolerancia y la beligerancia que promulgamos virtualmente y que sencillamente son una muestra más de la nación violenta y conflictiva que somos en este momento.

El espacio virtual debe estar compuesto y regulado por el respeto e igualdad. Si llegamos al punto donde podemos sostener una discusión civilizada con alguien cuya forma de pensar es opuesta, pronto estaremos cerca de traspasar esta actitud a la vida real, de abrazar a aquel que se encuentra detrás del teclado y que muy probablemente es un colombiano cualquiera que solamente desea ser feliz y vivir tranquilo.

Por: Angela Bohórquez
——–

(Visited 67 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Colombia Digital es una página web dedicada a generar experiencias entre los usuarios a través de la producción de contenidos sobre nuevas tecnologías, tendencias digitales, educación y TIC, emprendimiento, política y legislación. "Ponemos al universo digital al alcance de sus manos".

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

La pandemia no solo nos trae de cabeza con las dificultades(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar