Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
«La próxima gran disrupción en los negocios es organizativa, no tecnológica». Con esta frase que leí en el libro La Solución Empieza por CO, del autor catalán Alfons Cornella, quiero comenzar este post, puesto que supone un reto para las rígidas estructuras organizacionales del siglo pasado en las que todavía la mayoría de empresas en nuestro país y en América Latina están inmersas. No hace falta un estudio ni un porcentaje para demostrarlo, puesto que basta con llegar a nuestras empresas cada día y comprobarlo.

Llegan nuevos «dioses» para sacralizar y entre ellos por supuesto están los sistemas de gestión de contenido, las APPS y más y más plataformas pagas y «a la medida» que suponen una gran inversión, conectada con la ilusión del cambio organizacional, que a los pocos meses de diluye con la desilusión en dos frentes: No se mejoraron procesos traducidos en efectividad con el ‘dios sacralizado’, y pareciera que la inversión se fue por un hueco profundo. 
¿Por qué nos vemos inmersos en estas situaciones repetidas?, ¿por qué creemos que un software, una plataforma específica, o cualquier herramienta va a hacer el trabajo por nosotros? Por tanto la frustración es repetida porque en los informes las áreas encargadas argumentan la generosa inversión en tecnología. Pero la pregunta es ¿de qué sirve una plataforma paga o gratuita en la organización si los empleados no encuentran el sentido de estar en ella?
«Una plataforma sin interacciones y sin personas tiene un valor 0». Imaginemos Facebook sin sus millones de usuarios, ¿qué sería de dicha plataforma? Cuando no existe apropiación, sentido y empoderamiento en el uso de las herramientas, quedan los vacíos, las frustraciones y la pregunta ¿qué hice mal?
Aunque este video nos muestra las visiones instrumentales en cuanto a usos educativos, es aplicable también al universo corporativo. Y así entendemos que más importante que contar con las últimas referencias y dispositivos y nuevas versiones de software, el gran reto es el sentido, la estrategia y la creatividad, traducidos en los usos de las herramientas con las que cuenta la empresa. 
Estas sin proyectos mueren. Más que repetir, iniciar, y al iniciar, terminar, pero siempre pensando fuera de la zona de confort. Seguro, cuando intentamos algo nuevo, tendremos la etiqueta del NO, pero si nos centramos en hacer y en creer, con toda certeza creamos nuevos mundos y posibilidades. Estamos rodeados de ideas que se concretaron, por eso en la organización debemos plantearnos : ¿y por qué no? Todos nuestros procesos son susceptibles de mejora. Quien no ha intentado algo nuevo, jamás se equivoca. 
Jerarquizar los saberes, excluir y quedarnos con los puntos del ego, solo propician la involución empresarial. Las estructuras organizativas del siglo pasado, hacen mucho mal para actuar en una sociedad en red, hiperconectada. La empresa no debe ser el mundo del pasado y las repeticiones, ni mucho menos el espacio para creer que solo el departamento de innovación tiene la responsabilidad del cambio. El cambio es transversal en la organización y las ideas vienen de todos los niveles. Además la empresa no es, «está siendo».   
Innovación.jpg
Recientemente, con la vicepresidencia de Gestión Humana del Grupo Bancolombia, realicé una labor de acompañamiento a 300 personas en más de 30 sesiones bajo el tema «7 Actitudes 2.0 para el trabajo colaborativo». Los empleados de esta vicepresidencia, generaron por equipos 30 proyectos para potenciar el trabajo colaborativo y encontramos un ecosistema de: Lipdups, memes, comunidades generadoras de valor, wikivideos, bancos de recursos digitales, periódicos curadores de contenido y muchas ideas más; que se concretaron y que tienen que ver con pasar del discurso a la acción, confiando en el conocimiento y experiencias que ya tenían los empleados de la compañía. 
Propiciar espacios para crear, diseñar para la colaboración y permitirnos estar en el laboratorio ensayando, equivocándonos; encontrando la ruta organizacional para adaptarnos y proyectarnos en entornos globales, actuando desde «casa». 
El conocimiento ya lo tenemos, las tecnologías digitales son mediaciones excelentes, pero no debemos olvidar lo esencial: ¡las redes somos las personas!
Antes de pensar en los «últimos gadgets tecnológicos» y en las modas, decidamos qué universo queremos construir, cuál es nuestro discurso organizacional y cómo esto nos permite la apropiación significativa de las herramientas, más allá de las imposiciones que dejan plataformas vacías y sin sentido. 
Luis David Tobón López
Asesor y consultor TIC
*Bloguero invitado – Colombia Digital
Imagen tomada de Getty Images
(Visited 152 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Colombia Digital es una página web dedicada a generar experiencias entre los usuarios a través de la producción de contenidos sobre nuevas tecnologías, tendencias digitales, educación y TIC, emprendimiento, política y legislación. "Ponemos al universo digital al alcance de sus manos".

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo ‘Ángeles(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar