Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
negra nieves tiempo 2

Uno de los tantos problemas que tenemos los colombianos, es que no sabemos respetar el tiempo de los demás, y lo más triste es que nos hemos acostumbrado a esto.

Nos citan a evento a las 7:30 a.m., y de antemano sabemos que comenzará a las 8:00 a.m. pasadas (si es que esa hora existe), vamos a cine a una función de 8:00 pm, y la película comienza a las 8:23 p.m.; nos montamos a un avión, y si bien el vuelo dice que es a las 5:55 a.m., termina saliendo a pista tipo 6:15 a.m. Todos estos casos tienen una explicación clara, pero al final todos manejan mal el tiempo, y continúan fortaleciendo la idea de no ser puntuales.

Esa pérdida de tiempo que tenemos porque la gente no respeta los horarios, ni el largo de una reunión, o la extensión de una presentación, afecta la cotidianidad de los demás, y nos resta productividad, pero al parecer a algunas personas esto no les importa, y siguen llegando tarde con excusas como un trancón, pese a saber de antemano que este existe hace mucho tiempo.

El tiempo es quizá el acuerdo social más importante que hacemos con los demás, porque al igual que el dinero nos permite definir qué podemos hacer y qué no, por cuanto tiempo y cómo repartir de la mejor manera nuestro día, para ser productivos, trabajar, descansar, divertirnos y tener momentos de soledad. Cuando alguien rompe el acuerdo, afecta todo nuestro día, y hace que afectemos el de otros, pero esto no le importa a la persona que causó el problema, que entra con una sonrisa pícara pidiendo perdón pese al efecto que causó y que causará.

El tiempo es hoy el bien más preciado de las personas, y las empresas cometen el error de administrarlo muy mal en sus reuniones y momentos de servicio al cliente. A esto se le debe sumar el absurdo de tiempo que perdemos en trámites; no hace mucho una empresa me pidió que dictará una charla que demoraba una hora, y sabía que eso realmente significaba que debía dedicarme 5 horas a este proceso: dos horas de preparación de la charla, una hora moviéndome la evento, una hora de charla y una hora regresando, pero jamás pensé que me tocaría dedicarle 5 horas más a este evento, porque el cobro, los documentos soporte, la firma expost del contrato y demás trámites, hacen que dictar una charla sea más de un día de trabajo.

Todo esto complica el sistema, mientras otros buscan la forma de simplificarlo, donde sin duda un buen ejemplo es la app de Cine Colombia, que no sólo asegura los asientos en el cine, sino que evita que se hagan filas, dándole un nuevo sentido al manejo del tiempo para los asistentes; incluso la DIAN ya da turnos y citas para renovar RUT.

Debemos cambiar. Debemos comenzar a respetar el tiempo de los demás, y eso se comienza a hacer respetando nuestro propio tiempo. Muchas veces perdemos tiempo en pendejadas, porque nos quedamos viendo televisión o en llamadas telefónicas largas cuando tenemos otras cosas que hacer en ese momento. No debemos confundir la importancia de un evento, con la hora que ese evento debe tener; si se tiene una cita en el médico, se debe cumplir para no afectar el tiempo de los demás pacientes, y si entra una llamada del jefe o de sus padres, hágala corta para evitar incumplir la cita.

Así mismo, el desorden es una máquina de perder tiempo. No conozco estudios – pero los debe haber – de la cantidad de tiempo que pasamos buscando las llaves del carro, los zapatos, la carpeta, el celular, el cargador del celular y demás cosas cotidianas, por no ser ordenados y tener hábitos simples.

Sin embargo, esto seguirá pasando, porque casi nunca hay consecuencias sobre nuestro mal manejo del tiempo, y si hay alguna, como que nos deje un avión, buscamos la forma de echarle la culpa a los demás, y no aceptamos que la responsabilidad fue nuestra. Debemos mejorar mucho en esto, como dice una caricatura de la gran Consuelo Lago, la madre de la Negra Nieves, que me encontré en la Cámara de Comercio de Cali: La gente llega tarde, porque la esperan.

@consumiendo

(Visited 7.549 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Me gusta ser Colombiador. Tener actitud de pensador, madrugador, preguntador, inquisidor de la realidad colombiana. Estas serán mayormente cortas reflexiones sobre la realidad y cotidianidad que nos atañe. Este blog hablará de todo: Economía, Política, Mercadeo, Consumidor, Moda o lo que sea; lo que acá escribo son mis opiniones, no las de RADDAR, y agradezco sus comentarios, porque creo que su opinión es muy importante, no obstante, lo único que le pido es respeto al hacerlo, porque me he puesto la meta de escribir continuamente , y quiero aprender de ellos. No soy Liberal ni Conservador, ni de arriba ni de abajo; No soy Gavirista, ni Samperista, Ni Pastranista, Ni Uribista, Ni Santista, Soy Economista, Economista comprometido, Filósofo convencido y Marketero enamorado, que cree que estamos para lograr la satisfacción del consumidor ; actual Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group y del Moskowitz Institute.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Muy interesante su análisis. Hay una consecuencia de la impuntualidad que vale la pena considerar y es el impacto sobre el tráfico. Una parte importante del caos diario del tráfico (en Bogotá, por lo menos) es que la gente siempre va de afán seguramente porque va tarde para el trabajo, para una cita, o para llegar a la casa, y esta es una buena excusa para hacer la doble (o triple) fila en el semáforo, para pasarse el semáforo en amarillo así se quede en la intersección y tranque a los que deberían estar circulando, o para meterse en contravía «media cuadrita» para no dar una vuelta que le quitaría cinco minutos (así, al meterse en contravía y se encuentre de frente con una fila de carros, cause un trancón). Por no hablar de los peligros causados por el exceso de velocidad y las imprudencias fruto del afán porque vamos tarde y de afán…

  2. claudia247845

    Así como el ejemplo de la DIAN, tenemos el caso de Stm, el operador de los registros de Tránsito de Manizales, donde el 60% de los usuarios es atendido por citas para los trámites de automotores, conductores e infractores y el 40% restante es atendido por el portal web de Stm. De esta manera se contribuye a la calidad de vida de los usuarios, respetando su tiempo y es por esto que el Organismo de Tránsito de Manizales es reconocido como el mejor del País.

  3. Absolutamente de acuerdo con su articulo, desafortunadamente en Colombia todo lo arreglamos con la frasesita: ¡¡ Ay, que pena ¡¡ y con eso cerramos el capitulo. Hace un tiempo trabaje en una empresa extranjera en donde el gerente general que es Suizo, empezaba las reuniones a la hora indicada y cerraba la puerta, asi se quedaran por fuera los gerentes de area y terminaba en el tiempo anunciado y asi fue como en esa empresa aprendimos a respetar el tiempo de los demas. Deberiamos hacer mas esfuerzo en pro de respetar el tiempo propio y el de los demas.

  4. La mayor pérdida de tiempo a mi juicio, es en las llamadas de servicio al cliente que nos vemos obligados a hacer a las empresas prestadoras de servicios de telefonía celular, donde el tiempo de atención debe estar alrededor de una hora mínimo, repitiendo los datos personales y el caso en mínimo 3 ocasiones, sin que lo anterior garantice la solución al problema, la superintendencia debería actuar al respecto.

  5. Y el tiempo que se gasta en los BANCOS, empresas en donde se pagan impuestos. En todas partes hay filas, nadie puede producir ni descansar las entidades de toda clase lo obligan a pasarse horas en filas. No se para que los gerentes ganan salarios si no pueden arreglar ni un problema de FILAS.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar