Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mientras los papás salen a trabajar en la madrugada, los niños descansan y se levantan tarde en Semana Santa.

Esa es la verdad y está llena de frustraciones, complejidades, dificultades y hasta distanciamiento con los ritos religiosos. Esta semana es cada vez más vista como un periodo de descanso, que como un espacio de retiro espiritual, como ya todos lo sabemos.

Pero más allá del debate entre si son vacaciones o un espacio espiritual, lo que sí es claro, es que en muchos casos es un espacio complejo para los padres, porque sus hijos no van al colegio, pero ellos sí deben trabajar.

Esto hace que los niños se queden donde las abuelas, que los papás tengan que hace maromas para poder estar trabajando en sus oficinas y en vacaciones con sus hijos.

Este debate llega todos los años y siempre dejamos pasar la oportunidad de las vacaciones para mostrarle a nuestros hijos, el esfuerzo que hacemos día a día, de salir a trabajar, para lograr tener la libertad que deseamos para toda la familia.

Al salir a trabajar, deberíamos despertarlos y mostrarles que mientras ellos descansan, nosotros salimos a cumplir con nuestro deber y que comprendan que lo hacemos por ellos, por nosotros.

Varias veces mi hijo se me ha acercado a mi estudio con la misma pregunta: “Papá, ¿quieres jugar conmigo?”, y después de muchos momentos de frustración y de esa tristeza que nos tumba por dentro al ver que no puedes jugar con tu hijo en ese momento, comprendí que debo responderle con la misma franqueza que él me pregunta, explicarle qué pasa y hacer un trato con él:

“Claro que quiero jugar contigo, es una de las cosas que más me gusta en la vida; pero ahora no puedo porque estoy trabajando. No confundas que no puedo con que no quiero; pero hagamos un trato: juguemos 5 minutos y después yo sigo trabajando”…

Esto me ha funcionado de una u otra manera, y ha permitido que él comience a entender que el trato en la vida es algo complejo: para hacer lo que quieres, primero tienes que hacer lo que debes; y la semana santa es un espacio increíble para mostrarles esto, explicarles el sentido del deber y la responsabilidad, o incluso el sentido de la familia, porque muchos padres logran tener vacaciones estos días, y disfrutar con todos de un merecido descanso.

No dejemos pasar la oportunidad de contarles a nuestros hijos la verdad: que trabajamos, por ellos, por la familia, por nosotros mismos. Que cada día que salimos de casa, damos nuestras virtudes y capacidades en el trabajo, para poder tener la libertad de comprar lo que queremos, pagar el colegio de nuestros hijos, poder comprar ese helado que tanto les gusta, ir a ver esas películas que nos apasionan y nos hacen soñar, incluso, poder ir de vacaciones para alejarnos un poco de ese trabajo que tanto nos ha dado.

Trabajar no es pecado, pero cuando no podemos jugar con nuestros hijos por eso, sentimos un dolor profundo, que en los tiempos de vacaciones es muy difícil de manejar, y por esto se lo debemos decir a nuestros hijos, para que entiendan lo que hacemos y que no es que no queramos jugar con ellos en ese momento, sino que no podemos porque debemos salir a trabajar esta semana santa, mientras ellos se quedan en casa jugando, descansando, aprendiendo, riendo, viviendo la diversión.

Las vacaciones de los niños, rara vez son la de los padres, y en vez de quejarnos por esa tragedia del tiempo, podemos aprovechar para enseñarles a ellos, que cada día que salimos por esa puerta en la mañana, es para que ellos sean cada vez más libres.

 

@consumiendo

@consumiendobien

www.camiloherreramora.com

(Visited 2.149 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Me gusta ser Colombiador. Tener actitud de pensador, madrugador, preguntador, inquisidor de la realidad colombiana. Estas serán mayormente cortas reflexiones sobre la realidad y cotidianidad que nos atañe. Este blog hablará de todo: Economía, Política, Mercadeo, Consumidor, Moda o lo que sea; lo que acá escribo son mis opiniones, no las de RADDAR, y agradezco sus comentarios, porque creo que su opinión es muy importante, no obstante, lo único que le pido es respeto al hacerlo, porque me he puesto la meta de escribir continuamente , y quiero aprender de ellos. No soy Liberal ni Conservador, ni de arriba ni de abajo; No soy Gavirista, ni Samperista, Ni Pastranista, Ni Uribista, Ni Santista, Soy Economista, Economista comprometido, Filósofo convencido y Marketero enamorado, que cree que estamos para lograr la satisfacción del consumidor ; actual Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group y del Moskowitz Institute.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Bogotá, a diferencia de lo que muchos piensan, es una ciudad(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

[caption id="attachment_2784" align="aligncenter" width="604"] Fotograma de la película La estrategia del(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. elconsultante1009

    Buena por esa, tiene razón, el argumento suyo es muy bueno, gracias por que aveces se nos complica comunicarle algo tan complicado a los hijos así de práctico y fácil. Bendiciones

  2. Así es, no es fácil para algunos padres compartir con sus hijos. Por eso, la importancia de gozar junto a ellos los momentos mas felices, la infancia. Los hijos son prestados.

  3. ustedqueopina

    Mas que cierto, un debate de no acabar, siempre el mismo problema y con las esposas igual, que ya no me das regalos, le parece poco darse el lujo de pagar una empleada del servicio, tenerle carro con gasolina en la puerta de la casa? abrir la nevera y encontrarla llena, pero les hace falta una flor, los hijos son iguales, mejor colegio , vacaciones en Europa, clases de Ballet y Futbol, fines de semana cargados de cine 3D y perro caliente pero les hace falta jugar con el papa justo cuando toca trabajar para conseguir que los 12 millones que le pagan a uno sigan entrando , pero les hace falta una flor

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar