Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El consumidor y el comprador colombiano han cambiado mucho en los últimos dos años; fácilmente se puede apreciar que el comprador vivió en solo dos años 3 fenómenos que lo afectaron profundamente: la caída de los precios del petróleo y su consecuente devaluación, la inflación de 2016 y el aumento de la tasa general de IVA.

Estos fenómenos han generado que el comprador colombiano cambie de fase de convergencia. Entre 2010 y 2014, todos los factores llevaban a que como compradores comenzáramos a reconocer el valor de los productos premium y el aumento de la capacidad de compra colaboró mucho en este proceso; pero, entre 2015 y 2017, la tendencia se invirtió, llevando al comprador a buscar el mejor producto pagando mejores precios, a la lógica de “comprar barato, es más inteligente”.

Este fenómeno no solo se puede apreciar en las nuevas tiendas de descuento, sino en las aerolíneas de bajo costo, marcas de pronta moda, e incluso en los descuentos ofrecidos por las plataformas de domicilios y mensajería.

 

Detrás de esto subyacen dos fenómenos muy importantes que modificaron al consumidor fuertemente. El primero se refiere a la pérdida de la confianza y el segundo a la actitud frente a los volúmenes y frecuencias de consumo.

La confianza del consumidor se vio muy lastimada entre 2015 y 2016, por tres frentes fundamentales: el gobierno se había comprometido a firmar la paz con las Farc el 23 de marzo de 2016 y no cumplió, lo cual fue el golpe final a la percepción del gobierno ante la gente y esto tuvo su momento culmen en la votación del referendo; la segunda, el enorme reto que enfrentaron las cadenas al tener que subir de precios por el ajuste de la devaluación, causando serios problemas de imagen, cuando ajustaron precios un día e hicieron descuentos el día siguiente. Finalmente, en 2015 y 2016, las noticias sobre carteles de precios y sanciones de la SIC a varias marcas, terminaron de minar el escenario: se golpeó muy duro la confianza en el gobierno, el comercio y las marcas en el mismo tiempo.

A esta situación se sumaron dos situaciones que ya no se pueden ver de manera aislada: en marzo del año pasado, el gobierno le pidió a los consumidores que gastarán menos agua y energía para evitar un apagón por la falta de lluvias para soportar la generación de energía. Ese fue un momento de inflexión fundamental para el mercado, porque fue quizá la primera vez que el cambio climático le pego al bolsillo de los hogares y le exigió un cambio comportamental, que se vio profundizado con la aparición de un vídeo en redes sociales, donde le sacan un pitillo de la nariz a una tortuga, sensibilizando el debate sobre la forma en que consumimos, la generación de basuras y nuestros hábitos, particularmente en los llamados millennials.

En el mismo sentido, el gobierno aprobó una norma que pone un impuesto al uso de bolsas plásticas y a final de año impulso fuertemente un impuesto a las bebidas azucaradas, afirmando que estás colaboran con el aumento de la obesidad en la población.

Así, el escenario de cambio del consumidor se consolidó: ahora, el consumidor es mucho más reflexivo en sus consumos y comenzó a revisar los volúmenes de consumo y cada cuanto lo hacía, transformando su canasta de gasto y de consumo, premiando el gasto y el tiempo en entretenimiento sobre las cosas que hacía y compraba anteriormente.

El cambio en el comprador, hacia cosas más baratas, y el cambio del consumidor hacia una mayor conciencia de sus hábitos y con sus debidos ajustes, nos ponen en un nuevo entorno, en un nuevo escenario y en una reglas de juego que conocíamos y que son completamente diferentes a las de hace solo dos años.

Esto nos recuerda que la velocidad de cambio del mercado es cada vez más rápida que el cambio de la industria y el comercio, y su capacidad de adaptarse.

Estamos en una época donde donde comprador y consumidor prefieren lo nuevo, lo barato, lo cercano, lo natural y están muy sensibles a cualquier mensaje que les diga que ellos consumen mal, porque ese es el continuo flujo de información de las redes e incluso por parte del gobierno.

Las cosas cambiaron y los que no cambien serán dinosaurios que se niegan a extinguirse.

@consumiendo

@consumiendobien

www.camiloherreramora.com

(Visited 614 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Me gusta ser Colombiador. Tener actitud de pensador, madrugador, preguntador, inquisidor de la realidad colombiana. Estas serán mayormente cortas reflexiones sobre la realidad y cotidianidad que nos atañe. Este blog hablará de todo: Economía, Política, Mercadeo, Consumidor, Moda o lo que sea; lo que acá escribo son mis opiniones, no las de RADDAR, y agradezco sus comentarios, porque creo que su opinión es muy importante, no obstante, lo único que le pido es respeto al hacerlo, porque me he puesto la meta de escribir continuamente , y quiero aprender de ellos. No soy Liberal ni Conservador, ni de arriba ni de abajo; No soy Gavirista, ni Samperista, Ni Pastranista, Ni Uribista, Ni Santista, Soy Economista, Economista comprometido, Filósofo convencido y Marketero enamorado, que cree que estamos para lograr la satisfacción del consumidor ; actual Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group y del Moskowitz Institute.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles con(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Si hay algo difícil en la vida es decir adiós. Por eso(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar