Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Óscar Figueroa tuvo que trabajar 22 años de su carrera deportiva para ganar el Oro. Muchos de nosotros, vivimos impacientes por tener todo al instante, con una mínima dosis de esfuerzo. Hay personas de las que tenemos mucho que aprender.

“Colombia, sepan que esto se llama experiencia”, dijo el pesista Óscar Figueroa, tras ganar la primera Medalla de Oro para Colombia, en su categoría, durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Tal vez, fueron sus lágrimas la evidencia de que fue un triunfo hecho a pulso. Una medalla que cosechó durante más de dos décadas, en las que, seguramente, el fracaso estuvo presente -como en la carrera de cualquier deportista-.

Y es que, para un joven como él, a quien la vida lo retó desde que se enfrentó cara a cara con la crudeza de la guerra, en su pueblo natal, Zaragoza; vivir no fue fácil. Pero él no perdió la fe.

Siguió entrenando sin descanso y fue en los Olímpicos de Londres (2012), donde demostró de qué estaba hecho. Ganar la Plata fue solo un impulso para lo que lograría cuatro años después.

Óscar solo estaba esperando el anhelado Oro para despedirse del levantamiento de pesas. Y así lo hizo. Pero, para alcanzarlo, hubo un largo camino, nada fácil de recorrer. Incluso, una lesión en la espalda que amenazó con acabar con su carrera, forzosamente.

Mientras nuestro campeón lloraba de alegría, conmoviendo el corazón de todos los colombianos, me surgió una reflexión. Y es que, muchas veces, nos preocupamos más por tener que por vivir. 

Queremos todo ya, muchas veces sin importar el cómo. Nos engañamos pensando en que todo se logra sin esfuerzo y, en vez de tomar la perseverancia como ley de vida, nos rendimos ante el primer fracaso.

Satanizamos la derrota, sin pensar que, quizás, las situaciones negativas siempre tienen algo que enseñarnos.

Y, como consecuencia, vivimos la vida a medias, sin disfrutar y agradecer por lo que nos regala cada día. Con la angustia permanente de lo que no ha ocurrido. 

Sin duda, Óscar tiene mucho que enseñarnos. Pero la lección más valiosa es su admirable tenacidad.

Es no dejar morir los sueños, solo porque alguien que no cumplió los suyos cree que repetiremos su experiencia; pues estos son las motivaciones por las que los grandes esfuerzos, al final, valen la pena. 

Esto es lo que nos demuestra Óscar: que entre más arduo es el camino, más satisfactoria es la recompensa. Gracias por eso, campeón.

En Twitter:@AnaLuRey

(Visited 5.718 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista. Amante de las letras y adicta a la cafeína.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Ya casi viene fin de año y es donde el presupuesto más(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Muchas compañías de tecnología de talla mundial como Google, Facebook, Twitter, Microsoft, IBM(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. sergioa661179

    Queremos que todo nos salga con el mínimo esfuerzo pero nos rendimos ante el primer fracaso, sin pensar que lo malo siempre nos enseña algo.
    Personas como Óscar, son las que deben ser nuestro modelo a seguir, luchando incansablemente en la búsqueda de nuestros sueños, “pues estos son las motivaciones por las que los grandes esfuerzos, al final, valen la pena”

    Excelente artículo, leyendo desde el suroccidente de Colombia.

  2. Sí que es así , disciplina y perseverancia lección que nos da nuestro compatriota la verdad llore y acompañe a Óscar porque sentí su humildad y sencillez buena esa colombiano

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar