Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Recuerdan el 2012? Aquel año en que se divulgaba información sobre un posible Apocalipsis o fin del mundo. En la televisión y el cine se nos recordaba que el calendario maya terminaba su ciclo y no teníamos certeza alguna de qué implicaba ese fin.

Ese año, exactamente el 21 de Diciembre a las 12:12 estaba yo, en compañía de mi familia, esperando a que algo pasara. A pesar de que estábamos en disposición a recibir un gran cambio, en mi cabeza se dibujaba un panorama catastrófico; el mundo podía volcarse en su propio eje o una inmensa ola podía hundirnos completamente. No estoy exagerando, desde pequeña estos temas han tenido un valor significativo en mi vida.

 12:13, 12:15, 12:45 …. Todo seguía igual. ¿Dónde había quedado este gran acontecimiento? Al ver que nada pasaba decidí olvidar el momento y sumarle escepticismo a estos asuntos.

Cuatro años después llegó a mis manos un libro llamado ‘Biblioteca 13:20’, no tenía idea de qué se trataba, pero cuando lo empecé a leer me cautivó inmediatamente. Este libro explica qué había pasado en el 2012 y cuáles eran los cambios en la tierra anunciados por la profecía maya. 

Los mayas eran unos conocedores del tiempo y sabían que en el 2012 se acababa un ciclo planetario e iniciaba uno nuevo. Descubrí que, así como nosotros vivimos cuatro estaciones al año, la tierra también tiene cuatro estaciones en su sistema galáctico, que duran aproximadamente 26,000 años. En el 2012, se daba fin al invierno “galáctico” para darle paso a la primavera “galáctica”.

El famoso fin del mundo no era más que el inicio de la primavera “galáctica”, una nueva era del florecimiento a la luz interior y de un cambio vibracional en la tierra. En esta nueva era, nuestra esencia adquiría la capacidad de expandirse y proyectarse de manera amplificada, y esto nos exigía un cambio de hábitos y ritmos de vida.

Precisamente esos cambios de ritmos y hábitos son los que he experimentado en los últimos años, el tiempo parece disolverse sobre las manecillas del reloj y las transformaciones abruptas, sobre cada área de mi vida, se dan de un día para otro. Todo parece acelerarse para ajustarse a una nueva frecuencia. 

Me hace bien pensar que todo lo que se vive actualmente en el mundo es por causa de este mismo ajuste. Quizás, al principio, la llegada de la luz nos sorprende, al revelar nuestra poderosa conexión, pues ahora sabemos que un simple acto incide inmediatamente en la vida de otros. Quizás la llegada de la luz también nos puede confrontar al mostrarnos muchas facetas, emociones y verdades que habían estado ocultas por mucho tiempo. Quizás esta llegada nos sacude para replantear el ritmo en que vivimos, pero con seguridad nos da el impulso para florecer desde adentro e iluminar todos los potenciales que tenemos como humanidad cuando nos reconocemos en el amor.

Paola A. León – @frq1320

(Visited 1.394 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo soy Paola León, una apasionada en la investigación y exploración de nuevas formas de comunicación. Diseñadora de profesión, autora del libro 'Hablando de cielos' y cofundadora del proyecto Autismo es genialidad. Soy fiel seguidora de mi niña interior y una aficionada al baile.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Por: Libardo Aldana En los últimos días, Soacha ha sido epicentro(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar