Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace poco leí en Instagram una publicación acerca de la ansiedad que genera el WhatsApp, junto a las etapas y los comportamientos que se presentan bajo este estado.

¡Me impactó verme reflejada allí!

La ansiedad que me genera este medio de comunicación ha sido parte de mi día a día desde hace mucho tiempo, sin embargo se ha presentado de manera tan silenciosa y desapercibida, que hasta el día de hoy le doy nombre y forma mientras escribo acerca de ella.

Voy a compartir algunos comportamientos inconscientes y repetitivos que encuentro en este ejercicio de auto-observación frente a la ansiedad por el WhatsApp:

  1. En las mañanas al abrir el WhatsApp y ver que tengo mensajes de audios por escuchar, es una de las principales razones para que se detonen los pensamientos ansiosos; ¿Será algo urgente?, ¿Necesitarán algo de mí?, ¿Es para un trabajo?… Decenas de preguntas van de un lado a otro. La ansiedad aumenta cuando se trata de un día laboral.
  2. Este comportamiento es un poco raro, lo debo admitir, pero últimamente cuando recibo un audio, le pongo seguro a la puerta de mi habitación para escucharlo. No entiendo por qué lo hago…ni siquiera me había dado cuenta que lo hacía. Una extraña vigilancia interna actúa en esos momentos.
  3. Ocasionalmente las respuestas de los mensajes se quedan en mi cabeza. Siento que es tanta la cantidad de mensajes recibidos y la información que circula en mi celular, que me convenzo que ya respondí el mensaje leído.
  4. Abro y cierro los grupos de WhatsApp sin leerlos para bajar el número de notificaciones que aparecen en la pantalla. Saber que tengo poco por leer me tranquiliza, y a la vez, no me salgo del grupo porque siento que estar allí me hace parte de la comunidad y del vínculo de amigos con quienes no quiero perder el contacto.
  5. Siento un ligero descanso cuando respondo los mensajes pendientes, sin importar si vienen de asuntos del trabajo o de amigos.
  6. Llega el fin de semana y no quiero ver mi celular, pero siento que si me desconecto del todo, algo está pasando. Desafortunadamente, esto ha cambiado la calidad de conversaciones que tengo con mi familia, amigos y las personas que más amo.

Contradictorios, inconscientes, adictivos y un tanto absurdos son estos comportamientos. Sin embargo, este ejercicio me permite traer esta ansiedad a la conciencia para poner un freno, estar más atenta y encontrar hábitos de uso que respondan a mi equilibrio, bienestar y amor propio, y que a la vez, me permitan disfrutar de los beneficios que me ofrece la herramienta.

También reconozco que no es que no me interese aquello que recibo por WhatsApp o que sienta rechazo alguno hacia los demás. Por el contrario, quiero acercarme y abrir ese espacio para sentir, escuchar, compartir y comunicarme con el otro. Solo que esta situación, a veces, nubla esa intención.

Quizás esta sensación la pueden estar viviendo muchos otros, y si es así, creo sería bueno hablarlo en equipos de trabajos y comunidades digitales para propiciar mejores ambientes laborales y sociales, sobretodo en este nueva etapa de teletrabajo y de interacción constante a través WhatsApp.

Paola A. León

www.frecuencia1320.com

 

(Visited 420 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo soy Paola León, una apasionada en la investigación y exploración de nuevas formas de comunicación. Diseñadora de profesión, autora del libro 'Hablando de cielos' y cofundadora del proyecto Autismo es genialidad. Soy fiel seguidora de mi niña interior y una aficionada al baile.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Lo políticamente correcto coartó nuestro derecho a pensar y a opinar(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. ricardo315896

    Existe la posibilidad de silenciar un grupo específico, precisamente para evitar encontrarse con notificaciones diciendo que tengo 200 mensajes sin leer. Por mi parte, evito al máximo utilizar el Whatsapp para asuntos de trabajo. Prefiero utilizar la aplicaciones de oficina tradicionales que me permiten desconectarme más efectivamente después de terminada la jornada laboral.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar