Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No hay nadie a quien no le guste viajar, o en su mayoría eso es lo que parece. Viajar pasó de ser una actividad a ser un propósito, una meta, una necesidad, una ilusión que promete no tener comparación con ninguna otra cosa. Tal parece que ya no importa el dinero que se necesite para viajar ni saber a dónde se va a llegar, simplemente el que quiere viajar viaja y ya.

Hasta las conversaciones ya tienen un tinte ‘viajero’. Preguntas como a dónde has ido, a dónde te gustaría ir, cuál es el próximo viaje son más relevantes que saber la edad de las personas o qué libro están leyendo. Además, creo que coincidimos en que los timelines de todas nuestras redes sociales están llenas de las fotos de los viajes de nuestros familiares, amigos y conocidos. Y, como siempre me dice una amiga chilena que hice -precisamente en un viaje-, “me encanta que la gente presuma a dónde va.”

El mundo es más claro para mí gracias a eso. Debo confesar que en el colegio se me dificultaba mucho la geografía y en la universidad las clases de historia, no era buena memorizando fechas, nombres de guerras y batallas ni contextos sociales. Sin embargo, desde que salí por primera vez del país, mis pasos me han llevado a aprender todos esos datos y detalles con los locales, con las personas que allí viven. Su forma de ser, como viven, los rasgos de su rostro, la timidez de sus sonrisas al hablar con un extraño -entre otros maravillosos detalles- hablan, explican y representan a su país.

Por eso quizá es que amo viajar, porque al llegar a otro lugar en el que todo es diferente a lo que estoy acostumbrada puedo sentir la vida de otra forma. El hecho de salir es enriquecedor, porque es una gran forma de darse cuenta de que la vida “no para, no espera, no avisa” como canta Jorge Drexler, y que está ocurriendo de muchas formas y en todos los rincones del planeta. En esos instantes es que me siento con millones de posibilidades, pues salen a flote partes inexploradas de mí en otras culturas e incluso otros idiomas.

Por supuesto que también es válido ser turista, cuya diferencia con el viajero es el tiempo que pasa en el destino desconocido. Hay ciudades que dan para precisamente ‘turistear’, para detallar con el lente de una cámara y visitar monumentos, esculturas, parques, museos y edificios icónicos. Y hasta ahí. Son lugares de paso, de conexión, sitios para sacarse la espinita de ‘Como es que voy a Brasil y no visito el Cristo Redentor, cómo es que voy a Nueva York y no conozco el Empire State’. Pero no cabe duda que hay unas ciudades en especial que sí valen la pena ver más allá de esos atractivos comunes, que han sido fotografiados millones de veces desde el mismo ángulo, y que parecen no ser todavía bien exploradas.

Déjeme decirle algo: atreverse a comer snacks callejeros, mientras se pasea por barrios tradicionales en compañía de un local, que ya sea en su idioma o en un inglés enredado -pero entendible- le va contando cosas de ese lugar no tiene precio.

Por eso, no sea un turista, no solo eso, dese la oportunidad de relacionarse con las personas oriundas de ese nuevo lugar que conoce, que ellas lo guíen, que le hablen si les gusta la comida dulce o si prefieren los vegetales, que le cuenten a qué hora son normalmente los atardeceres, qué música bailan en las fiestas, qué piensan del matrimonio. Y así, cuando usted regrese a su país y le pregunten qué tal es ese lugar, usted no se quede corto sino tenga miles de historias por contar y anime a los demás a tener esa aventura. ¡Seamos viajeros! Si vamos a estar de paso, pues que ese tiempo valga la pena y sea suficiente para dejar huellas imborrables, unos con otros.

Desde 1980, cada 27 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Turismo, en memoria del día en que la Organización Mundial del Turismo (OMT) comenzó a fomentar el turismo. Hoy recuerdo en especial a todas aquellas personas de diferentes nacionalidades con las que he cruzado el camino porque gracias a que he visitado su hogar, tanto su casa como su país, mi manera de pensar ha cambiado y es más abierta a vivir en la diferencia.

El turismo es una actividad que debemos aprovechar para motivar a otros a que se atrevan a salir, a que no teman a los rumbos desconocidos que traen otros lugares, y así contribuir de muchas formas al desarrollo y visibilización de otras poblaciones. Ese es el mejor regalo de un viaje.

Que cada día tengamos más posibilidades de salir y adentrarnos en la cultura de otros es clave para entender que el mundo desde siempre ha sido diverso y eso es lo que lo hace especial. En él habitamos personas de todos los tamaños, contexturas, color de piel, religiones, profesiones, oficios. Es muy claro que todos somos diferentes, así que eso en vez de seguir generando discordia e intolerancia, debería unirnos en la misma misión: hacer este planeta más feliz.

Esta fotografía me fue tomada en la Mezquita Azul ubicada en Estambul, Turquía. Para mí, haber conectado tan bien con la cultura de ese país y con los musulmanes es algo que siempre llevo en el corazón.

Esta fotografía me fue tomada en la Mezquita Azul ubicada en Estambul, Turquía. Para mí, haber conectado tan bien con la cultura de ese país y con los musulmanes es algo que siempre llevo en el corazón. Tanto…que quiero regresar.

Twitter: @Olarevuccello

(Visited 451 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y Comunicadora Social de la Universidad Externado de Colombia. Son más las cosas buenas que pasan a nuestro alrededor y por eso hay que hablar de ellas. Yo lo hago con historias y fotos.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El medicamento Metformina (Glucofage) puede ser beneficioso para prevenir el aumento de peso causado por estos anticonceptivos.

No es recomendado el uso del implante, la inyección ni el parche anticonceptivo junto con algunas medicinas para bajar de peso como: Sibutramina (Reductil), Pastillas chinas, Fruta Planta o Carnitina.

¿Quién puede utilizar el implante, la inyección y el parche anticonceptivo?

Al suspender las inyecciones y los parches anticonceptivos o al retirar el implante (Implanon) los síntomas de Resistencia a la Insulina reaparecen peor que antes.

Las pastillas anticonceptivas primero llegan al hígado y solo la mitad llega hasta la sangre. En cambio la inyección, el parche y el implante anticonceptivo van directamente a la sangre, alcanzando niveles mucho más altos.

¿Que pasa si utilizo el implante, la inyección (Mesigyna) o el parche anticonceptivo sin supervisión médica?

El parche, la inyección y el implante anticonceptivo causan Resistencia a la Insulina y casi siempre ocasionan efectos adversos como:

He preparado esta Calculadora de ovulación. Es una herramienta útil para planificar tus relaciones en caso que no estés utilizando implantes, inyecciones o parches anticonceptivos.

Recomendaciones médicas:

En las mujeres jóvenes o con parejas no tan estables es preferible el uso del preservativo. Aquellas que deseen retrasar la maternidad por muchos años es más recomendable utilizar el Dispositivo Intra-Uterino (DIU) en vez de tomar pastillas anticonceptivas por tanto tiempo.

ATENCIÓN: Las pastillas, los implantes, las inyecciones y los parches anticonceptivos no ayudan a prevenir enfermedades de transmisión sexual (como VPH). La mayoría de las mujeres contagiadas no creía que su pareja era portadora de estas enfermedades. Los hombres infectados no lo descubren hasta que comienzan los síntomas, mucho tiempo después.

Las mujeres que deciden quedar embarazadas deben descansar de los anticonceptivos mínimo 6 meses antes de quedar embarazadas.

Dr Salomon Jakubowicz

www.NiUnaDietaMas.com

Artículos relacionados

Colágeno: ¿cómo tomar proteínas para la piel?

La Glucosamina: causa hiperinsulinismo (engorda)

Pastillas anticonceptivas: ¿cuál recomiendo? -->Es frecuente aumentar de peso por culpa de las pastillas anticonceptivas pero el Postinor, el implante, la inyección y el parche anticonceptivo engordan aún más.

¿Cómo evitar el aumento de peso causado por los anticonceptivos?

El medicamento Metformina (Glucofage) puede ser beneficioso para prevenir el aumento de peso causado por estos anticonceptivos.

No es recomendado el uso del implante, la inyección ni el parche anticonceptivo junto con algunas medicinas para bajar de peso como: Sibutramina (Reductil), Pastillas chinas, Fruta Planta o Carnitina.

¿Quién puede utilizar el implante, la inyección y el parche anticonceptivo?

Al suspender las inyecciones y los parches anticonceptivos o al retirar el implante (Implanon) los síntomas de Resistencia a la Insulina reaparecen peor que antes.

Las pastillas anticonceptivas primero llegan al hígado y solo la mitad llega hasta la sangre. En cambio la inyección, el parche y el implante anticonceptivo van directamente a la sangre, alcanzando niveles mucho más altos.

¿Que pasa si utilizo el implante, la inyección (Mesigyna) o el parche anticonceptivo sin supervisión médica?

El parche, la inyección y el implante anticonceptivo causan Resistencia a la Insulina y casi siempre ocasionan efectos adversos como:

He preparado esta Calculadora de ovulación. Es una herramienta útil para planificar tus relaciones en caso que no estés utilizando implantes, inyecciones o parches anticonceptivos.

Recomendaciones médicas:

En las mujeres jóvenes o con parejas no tan estables es preferible el uso del preservativo. Aquellas que deseen retrasar la maternidad por muchos años es más recomendable utilizar el Dispositivo Intra-Uterino (DIU) en vez de tomar pastillas anticonceptivas por tanto tiempo.

ATENCIÓN: Las pastillas, los implantes, las inyecciones y los parches anticonceptivos no ayudan a prevenir enfermedades de transmisión sexual (como VPH). La mayoría de las mujeres contagiadas no creía que su pareja era portadora de estas enfermedades. Los hombres infectados no lo descubren hasta que comienzan los síntomas, mucho tiempo después.

Las mujeres que deciden quedar embarazadas deben descansar de los anticonceptivos mínimo 6 meses antes de quedar embarazadas.

Dr Salomon Jakubowicz

www.NiUnaDietaMas.com

Artículos relacionados

Colágeno: ¿cómo tomar proteínas para la piel?

La Glucosamina: causa hiperinsulinismo (engorda)

Pastillas anticonceptivas: ¿cuál recomiendo?

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar