Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Es evidente que cualquier cosa no necesariamente es verdad, pero sostener que ésta es una sola, que yo la poseo, y que quien no la comparte se halla en un grave error y una profunda equivocación, no deja de ser, al menos, una postura muy polémica", dice el padre jesuita y teólogo Carlos Novoa.
***

En algunos sectores de nuestra sociedad actual se sostiene que tanto la verdad existencial como la verdad moral son una, válida para todo el mundo ayer, hoy y siempre y más allá de condiciones de tiempo, geografía, cultura o religión. Y estos mismos sectores se encuentran muy escandalizados frente a lo que ellos denominan “el terrible drama del relativismo contemporáneo”, cuando se les cuestiona su postura.

Es evidente que cualquier cosa no necesariamente es verdad, pero sostener que esta es una sola, que yo la poseo, y que quien no la comparte está en un grave error y en una profunda equivocación, no deja de ser, al menos, una postura muy polémica. El problema de fondo está en la siguiente pregunta: ¿Qué instancia o poder humano o extraterrestre me garantiza a mí la unicidad de la verdad?

En la comunidad cristiana católica creemos que para nosotros, en el ámbito de nuestra vivencia de fe, la verdad es Dios, que se encarna en una persona igual a cada una (o) de nosotros en Jesús. Sin embargo, no olvidemos que a lo largo de los veinte siglos de historia de la Iglesia Católica se han dado las más diversas y opuestas maneras de interpretar y vivir a Cristo, luego lo de la unicidad de la verdad en nuestro caso no es tan simple.

De otra parte frente al hecho Dios nos encontramos con la realidad de nuestra contingencia, inconsecuencia y pequeñez frente a él, la plenitud total en el amor. Y acá nos encontramos con el misterio divino. Misterio que no es lo absurdo o estrambótico, sino ante todo, la constatación de nuestra gran limitación frente al infinito amor de Jesús, lo que nos impide tenerlo en nuestras manos, conocerlo hasta lo último con nuestras categorías racionales y manejarlo a nuestro antojo, porque simplemente nos desborda. De nuestras grandísimas limitaciones dan abundante testimonio la historia de la humanidad y el hoy de nuestra sociedad, tan llenos de tantos absurdos e inconsistencias como son todas las terribles injusticias, guerras, discriminaciones y violencias que los caracterizan.

Por esto, el gran teólogo del alto medioevo, Nicolás de Cusa, afirma: “Dios como creador es el uno y el trino, como infinito no es ni el uno, ni el trino, ni nada de lo que palabra humana pueda decir, porque Dios está más allá de toda palabra de hombre”. Y en el mismo sentido se manifiesta Santo Tomás de Aquino, el gran teólogo de todos los tiempos, al constatar que en estricto sentido de Dios solo podemos afirmar lo que no es, pero no, lo que efectivamente es.

Nos hallamos sumergidos en la realidad insondable del misterio, por esto frente a las afirmaciones de la unicidad de la verdad clara y distinta, que podemos conocer y poseer hasta la saciedad, hay que ser muy cautelosos. De todas maneras, en la comunidad católica, desde nuestra vivencia de fe, experimentamos haber recibido un camino que nos lleva a la plenitud. Un camino que tiene una identidad y que se diferencia de otros caminos, pero que al mismo tiempo estamos construyendo y en el cual todo no es absolutamente claro y meridiano.

En esta perspectiva, Juan Pablo II, ‘El Grande’, aseveró que la Iglesia camina junto con toda la humanidad buscando la verdad, que en este camino las ciencias y la filosofía hacen contribuciones imprescindibles, y cómo la verdad es un misterio (cfr. Encíclica El Esplendor de la Verdad, # 2, 11, 9, 13).

El tópico de la unicidad de la verdad se torna aun más complejo, cuando nos hallamos sumergidos en la sociedad contemporánea pluricultural y plurireligiosa. De aquí que el Concilio Vaticano II, que marca el norte de la Iglesia actual, declaró la libertad religiosa, según la cual, no podemos imponerle el catolicismo a nadie, ni a ninguna persona se le puede obligar a seguir una religión, ya que “el ejercicio de la religión, por su propia índole, consiste ante todo en los actos internos voluntarios y libres, con los que el hombre se ordena directamente a Dios; actos de este género no pueden ser ordenados ni prohibidos por un poder meramente humano” (Concilio Vaticano II, Declaración sobre la libertad religiosa, # 3).

Sin embargo, urge que en la humanidad construyamos un consenso ético mínimo, ya que todos convivimos en un mismo espacio que es la Tierra, o de lo contrario no podríamos coexistir, hallándonos sometidos al imperio de la anomia, la arbitrariedad y del despotismo de los poderosos contra los débiles. Creemos que una base de este consenso es la Declaración Universal de los Derechos Humanos Personales y Sociales de la ONU de 1948, firmada por la gran mayoría de los países del globo. Desde este horizonte, la Iglesia se considera defensora de estos derechos (cfr. Concilio Vaticano II, Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual # 76), y en las últimas décadas los papas han luchado denodadamente por la promoción, la vigencia y el respeto de tales derechos.

Dada la pluralidad característica de la humanidad hoy, la cual debe ser respetada de forma profunda, este consenso ético mínimo que implica una verdad moral, debe ser construido entre todas las mujeres y hombres de la tierra, en un proceso de diálogo y reconocimiento mutuo. Así lo manifestaron el gran filósofo actual Jürgen Habermas, y el entonces Cardenal Ratzinguer, hoy el papa Benedicto XVI, en sendas ponencias que tuvieron en el seno de un importante congreso sobre el tema en Munich, en enero de 2004.

“¿Qué se debe hacer entonces? Referente a las consecuencias prácticas estoy en gran parte de acuerdo con lo que expuso el señor Habermas sobre una sociedad postsecular, sobre la disposición de aprendizaje y la autolimitación hacia ambos lados (la religión y la filosofía). … Es importante para los dos grandes componentes de la cultura occidental (la filosofía y la religión), hacerle caso a la escucha, a una correlacionalidad también con estas culturas no occidentales. Es importante incluirlas en el ensayo de una correlación polífona, en la cual ellas mismas se abren a la complementariedad de la razón y la fe, de modo que pueda crecer un proceso universal de las limpiezas, en el cual finalmente pueden ganar los valores esenciales conocidos o presentidos de alguna manera por todos los hombres, y las normas pueden obtener nueva fuerza luminosa, de modo que pueda recuperar otra vez fuerza en la humanidad lo que une al mundo” (CARDENAL JOSEPH RATZINGER, La Razón ha corrido los límites, Coloquios de Munich: Discusión sobre las bases morales del estado liberal, Munich, enero, 2004, tomado del periódico La Nación, Buenos Aires, mayo 14, 2005).

NOTA DEL PADRE NOVOA sobre el artículo de Fabián Sanabria, ‘¡Velemos por la Sagrada Familia!, el año de la Iglesia’, que se publicó el pasado 31 de diciembre en este blog (ver archivos de diciembre, a la derecha de esta página).

“Sugerente y crítico el texto del colega y amigo Fabián Sanabria sobre los obispos y sacerdotes de la Iglesia Catòlica. Creo que la crítica siempre es importante y como católicos debemos ver la parte de verdad que hay en ella. Esto no significa que me identifique del todo con las afirmaciones del Dr. Sanabria. Lástima que Fabián se haya quedado en un aspecto importante pero muy reducido de la Iglesia como es el de sus ministros servidores. Que bueno que mi querido colega hubiera analizado toda la labor de millones y millones de laicas y laicos católicos, quienes desde las más diversas partes del mundo e instituciones de servicio social hacen tanto bien a tantas personas, en especial a los pobres, excluidos de todo tipo, refugiados y afectados por las infames guerras que hoy nos aquejan”.

¿QUIÉN ES EL AUTOR DE LA COLUMNA?
Sacerdote Jesuita. Profesor titular de la Pontificia Universidad Javeriana. Doctor en Ética Teológica, Licenciado en Filosofia y Teólogo por la misma Universidad. Docente e investigador de Ética en las Facultades de Arquitectura y Diseño, Derecho, Medicina y Teología del mismo centro universitario. Mágister en Etica Teológica, Pontificia Universidad Gregoriana, Roma, Italia. Profesor de ética en la Escuela Superior de Guerra de las Fuerzas Militares de Colombia. Ha publicado siete libros y más de cuarenta artículos en revistas especializadas. cnovoa@sanbartolo.edu.co

PARA LOS LECTORES
Los usuarios del blog tendrán la oportunidad de plantear sus ideas y temas para que sean tratados por expertos y podrán publicar sus artículos, previó análisis del coordinador de este espacio. Los que quieran expresar sus sugerencias o enviar algún texto lo pueden hacer a garand@eltiempo.com.co

ESPERE EL JUEVES
La mujer en la época de Jesús, reflexión del reverendo Édgar Giraldo, de la comunidad anglicana en el país.

(Visited 62 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El confesor, así se llama el administrador y coordinador de este blog colectivo dedicado al tema religioso. Es un comunicador que trabaja todos los días con la fe para hacer artículos periodísticos. Como debe ser, no profesa una confesión ni tiene una filiación política. Solo es un puente entre los invitados a este proyecto y los lectores.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Vida

    No hagas a los demás

    [caption id="attachment_432" align="aligncenter" width="400"] El grupo puertorriqueño Calle 13 se presentó en Bogotá.[/caption] David A. Osorio S Vicepresidente y(...)

  • Vida

    Una Semana Santa cada vez menos Santa

    [caption id="attachment_413" align="aligncenter" width="300"] Aunque algunos fieles se han alejado de la Semana Santa, muchos mantienen su fe hacia(...)

  • Vida

    Cristina, la monja que evangeliza con su voz

      Óscar Elizalde Prada, periodista experto en temas religiosos, doctorando en Comunicación Social, becado PEC-PG / CAPES del gobierno(...)

  • Vida

    Volver a los brazos de Dios con la confianza de un niño

    El teólogo Fabián Salazar relata en esta entrada el encuentro con niñas de colegio en un retiro espiritual, hecho(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

17 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Si bien es cierto que el relativismo ético y moral nos aleja de proyectos que solamente pueden ser construidos desde objetivos que son comunes, tambien puede suceder que el creer en una unica verdad historica nos lleve a perder de vista la dialectica histótica que construye nuevos acercamientos a la verdad, llegándoos inclusive a transformar por completo. No hay que perder de vista el centro, el objetivo, el punto de llegada, pero no hay que anclarse en ellos….ante todo mente abierta para nuevas posibilidades de conocimiento.

  2. “El mismísimo concepto de pecado viene de la Biblia. ¡El cristianismo ofrece solucionar un problema que él mismo creó! ¿Estarías agradecido a una persona que te cortara con un cuchillo para poder venderte una venda?” [Dan Barker]

    ——–

  3. La verdad es una y tiene nombre propio JESUCRISTO. El dijo ser el Camino, la Verdad y la Vida, y que NINGUNO podría llegar al PADRE sino es por Él. La palabra religión no tiene asidero en la Biblia, el cristianismo verdadero es una forma de vivir. La religión la inventaron el diablo y el hombre para dominar y oprimir al mundo. El ÚNICO que puede cambiar de fondo al hombre es JESUCRISTO, así los que profesen el escepticismo como religión lo nieguen. Los escepticistas e incredulos son los más reliosos que existen, ya que, se deben inventar un montón de excusas y mentiras para justificar sus creencias y se aferran de ellas con una fe, que nisiquiera los cristianos más devotos la tienen.

  4. Cayeye no da otro ejemplo de tolerancia religiosa: ” Vayan todos a estudiar y a ser gente primero y despues hablen”, es decir si no se estudia no se es gente y si si se es doctorado en Ciencias ficiticias, teologicas, fantasticas, supercherias y religiosas entonces se es gente. Esa es la verdd revelada de Cayeye. Por que no buscamos la verdad en la ciencia, en la investigación? y no en el pensamiento magico-arcaico de la religión.

  5. El dia que estos foristas alcancen el grado de conocimiento y percepción filosófica que ha desarrollado el señor Novoa,( si es que lo consiguen )es cuando podrían decir algo al respecto al tema tratado, ya que sus comentarios han sido todos salido del contexto ha tratar.
    Vayan todos a estudiar y a ser gente primero y despues hablen,..so pedazos de pseudo-religiosos.

  6. saidestefan

    Es bastante gracioso ver los diferentes niveles a los que se manejan los temas en los foros. Después de un artículo sobre la no unicidad de la verdad, hay quienes debaten si una única verdad existe, o si es cognisible. Otros se quedan en debatir cual es la verdad, asumiendo que existe y que la conocen… pero lo mejor es cuando alguien está en otro nivel tan diferente que se atreve a decir que la verdad es una persona llamada jesucristo. Sería bueno leer lo que tendría para responder el autor de la columna frente a ese comentario… pues están a dos niveles diferentes de conocimientos… no obstante, el autor, tiene que ceder ante ese menor nivel de conocimiento debido a su religión…

  7. saidestefan

    Solo quisiera decir que el autor interrelaciona el tema de la verdad, de Dios y de la religiosidad indistintamente, lo que no permite concluir nada al final sobre ninguno de los temas. 1. La verdad, aunque única, nunca puede ser comprendida en su totalidad por todos, y dudo que por un individuo. Así, la verdad se debe construir sobre leyes que se permitan cuestionar (no como Dios)como lo sería 1 1=2. El día que alguien cuestione este axioma y lo pueda controvertir, todos cambiaremos dichas leyes. Dios en cambio es incontrovertible. Me gusta lo de una ética única, pero es utópico, pues instituciones religiosas no pueden ser, y ni siquiera los estados llegan a ser objetivos.

  8. Buen Día…
    Para los cristianos de todas las denominaciones (católicos, ortodoxos o protestantes) la verdad no es tanto un concepto intelectual, como si una persona: JESUCRISTO. independiente de interpretaciones, concensos o disenciones la verdad es la misma que dijo: YO SOY EL QUE SOY. La cuestión no sería, entonces, si estas o no de acuerdo con ella sino más bien si la aceptas o no en tu corazón.
    Mi comentario sería simplemente que te acerques a ella o mejor a El, y recuerdes que el principio de la Sabiduría es el temor al Señor. Degústala y luego sí escoge si sigues la verdad o sigues tu camino. No se puede hablar de lo que no se conoce y conste que no hablo de ninguna religión en particular.

  9. Segundo, el autor del articulo se confiesa como grupo divergente de la verdad, pues sus verdades han tenido un aspecto meramente temporal y ni siquiera el concepto de Dios ha podido ser comprendido con UNA VERDAD, sino que tienen dos interpretaciones distintas, COMO UNO o COMO TRINO, y dado que el significado de verdad implica el de unicidad en torno a un único concepto entonces echan mano al recurso del “misterio” y allí quieren cerrar la pagina, y nos dicen que la verdad de DIOS, es lo que NO ES DIOS, la doctrina católica y las cristianas en general tiene la misma costumbre, dejar a sus súbditos en la FE, pues por mas que la buscan, no encuentran NINGUNA VERDAD.
    Tercero: Todas las religiones muestran un camino, mas o menos claro, pero cuantas de ellas conducen al AMOR, cuantas de ellas se miden por el HAZ A OTROS LO QUE QUIERAS PARA TI?

  10. Cuarto: Coincido en que: “urge que en la humanidad construyamos un consenso ético mínimo” sin perder de vista que la ética no depende de la religión y que los hombres podemos ser éticos sin ser religiosos, en cuanto a la no obligación de la enseñanza de la fe católica, pues es un hecho que surge por la fuerza de la presión social, pues los dictadores son derrocados y hasta antes del concilio Vaticano II, el Papa era el mayor dictador que tenia la humanidad, y aunque quisieran borrar la historia, no pueden ocultar la relación de los papas con regímenes políticos como los de Mussolini, o Hitler y sus seguidores.

  11. Una Reflexión: Se puede enderezar una institución que ha demostrado ser torcida? Que hechos nos ha dejado 500 años de educación cristiana en América Latina?

  12. Para finalizar: En concreto, no se toco el tema, se hablo de fe y eso es todo, se defendió la iglesia y sus actos, como siempre el tema de fondo se evita, como siempre no se analiza ningún punto en concreto.

  13. Buen día a todos los lectores de EL TIEMPO, Vivo en Villavicencio, Soy Espiritista y expresare mis puntos de vista en este foro.
    Primero que todo: la verdad como hecho sentado no es compatible con la fe, pues la fe asume la necesidad de creer sin comprobar, y si un algo, cualesquiera que sea tiene un grado de verdad, este grado de verdad podrá ser comprobado.

  14. ME PARECE QUE A TERRORIZER LE HACE FALTA CRITERIO, Y CONOCIMIENTO DE CAUSA, PORQUE EL ARTICULO SI TIENE FONDO NO COMO COMENTARIOS VACIOS Y SIN TRASCENDENCIA.
    SU VERDAD SE LA REFUTO EN QUE EL MUNDO TIENE DE TODO EN TODAS PARTES, HASTA USTED ALGUN DIA ES PEDOFILO. Y LA AUTORIDAD MORAL SE DA CON LAS PERSONAS QUE HAN PASADO Y HAN SIDO SANTAS. ESTUDIE Y DEJE DE DECIR PENDEJADAS QUE EN NADA CRITICA EL ARTICULO!!!!!!!!!!

  15. YO TENGO UNA VERDAD QUE ES IRREFUTABLE: EL CATOLICISMO DISIMULA Y PROTEGE A LOS CURAS PEDOFILOS…. Y ESO NO ME VAYA A DECIR QUE ES PURO CUENTO. VEA CUANTOS CASO DE ESTA INDOLE HAN SIDO REPORTADOS. ME PARECE QUE LA IGLESIA CATOLICA NO TIENE NINGUNA AUTORIDAD MORAL PARA HABLAR DE MORAL, Y ESO, LA HISTORIA LO HA DEMOSTRADO…. LA IGLESIA CATOLICA ES LA CONGREGACION RELIGIOSA QUE MAS HA MATADO Y TORTURADO EN NOMBRE DE DIOS!!!!! AMEN.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar