Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Óscar Elizalde Prada, Jefe de Redacción de la revista  Vida Nueva y docente-investigador de la Universidad de La Salle, escribe sobre la tradición de los Reyes Magos.

****

Los italianos acostumbran decir que “con la epifanía se acaban las fiestas” (L’ epifania tutte le feste porta via). En efecto, en el calendario litúrgico católico la celebración de la “manifestación del Señor” –que es precisamente el significado de la epifanía– marca el final del tiempo de Navidad.

 

También se conoce como la fiesta de los “Reyes magos” y en algunas regiones el 7 de enero –y no el 24 de diciembre– se intercambian regalos y detalles, como lo hicieran estos tres extranjeros que llegaron hasta una pesebrera para ofrecer sus dádivas al niño rey.

 

Recoger el pesebre y guardar las figuras que representan a los peregrinos que provenían de oriente, puede ser una ocasión para meditar sobre los significados de su iconología, más allá de las tradiciones.

 

¿Eran reyes?¿eran magos?¿eran tres?¿cómo se llamaban? Mateo, –el único evangelio que profundiza en este episodio– no habla de reyes pero sí de unos “magos de oriente”, sin precisar cuántos fueron. Algunas tradiciones dicen que fueron dos, tres, cuatro, ocho y hasta doce sabios. Incluso, en 1985, Michael Ray Rhodes llevó a la pantalla grande la historia de “El cuarto rey mago” (The fourth wise man).

 

Los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar provienen de un manuscrito itálico del siglo IX. Sobre su procedencia, se ha creído que eran persas, babilónicos, árabes, pero también hay quienes postulan que eran esenios de Qumrán, una comunidad que aguardaba en el desierto la llegada del Mesías.

 

En los tiempos en los que se escribe este evangelio –entre  los años 70 y 80 d.C.– la palabra “magos” revestía diversos significados: personas dadas a la magia, propagandistas religiosos, sacerdotes persas, charlatanes, pero sobre todo, astrólogos babilonios que también practicaban la adivinación, la medicina y la interpretación de los sueños. En cuanto al título de reyes, posiblemente se trate de una referencia posterior al versículo 11 del salmo 72: “… todos los reyes se postrarán ante él”.

 

Hay un detalle que llama la atención. Una señal guía a los magos en su búsqueda: la estrella. Según las creencias orientales, cuando nacía un gran personaje –un rey, por ejemplo– se registraba en el firmamento la aparición de una nueva estrella. De ahí la inquietud de Herodes por averiguar dónde nacería el Mesías esperado.

 

Son detalles que hoy se conocen gracias a los estudios de las ciencias bíblicas. Sin embargo, más importante que estas sutiles muestras de cultura religiosa, podría ser la pregunta por el mensaje de los magos dejan a quienes peregrinan en búsqueda de sentido.

 

Los magos comprendieron su misión de buscadores y no descansaron hasta encontrar lo que buscaban, a pesar de que no siempre tuvieran claro qué era ni a dónde los llevaría. Para el cristiano, seguir a Jesús es un desafío permanente, una exigencia de todos los días, ante las numerosas distracciones que suelen desorientar y confundir. Como los magos, es necesario centrar la mirada en lo esencial y discernir la vida cotidiana. Aquí la fe juega un importante papel.

 

¿Cuál fue la clave de éxito de los magos? Aferrarse a una estrella. Basta una señal, por pequeña que sea, para creer que es posible caminar. No en vano los padres del Concilio Vaticano II recomendaron hace 50 años estar atentos a “los signos de los tiempos”. Los signos aparecen en el camino, aunque a veces no sean tan evidentes: una persona, una lectura, un acontecimiento, pueden ser el origen de una gran esperanza. Aunque algunos nubarrones intenten disuadir la mirada, la estrella permanece en el firmamento.

 

Justamente a propósito de la estrella que guió a los magos, el papa Francisco en una de sus más recientes homilías ha dicho que “un aspecto de la luz que nos guía en el camino de la fe es la santa ‘astucia’. Se trata de esa sagacidad espiritual que nos permite reconocer los peligros y evitarlos. Los magos supieron usar esta luz de ‘astucia’ cuando, de regreso a su tierra, decidieron no pasar por el palacio tenebroso de Herodes, sino marchar por otro camino”.

 

Al retomar las jornadas laborales, los estudios o las actividades cotidianas, después de unos días de celebraciones y de descanso, bueno es recordar la vocación de buscadores, aferrarse a una estrella y no olvidar la “santa astucia” para mantenerse firme en el camino de la felicidad.

 

 

 

Twitter: @OscarElizaldeP

(Visited 237 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El confesor, así se llama el administrador y coordinador de este blog colectivo dedicado al tema religioso. Es un comunicador que trabaja todos los días con la fe para hacer artículos periodísticos. Como debe ser, no profesa una confesión ni tiene una filiación política. Solo es un puente entre los invitados a este proyecto y los lectores.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Vida

    No hagas a los demás

    [caption id="attachment_432" align="aligncenter" width="400"] El grupo puertorriqueño Calle 13 se presentó en Bogotá.[/caption] David A. Osorio S Vicepresidente y(...)

  • Vida

    Una Semana Santa cada vez menos Santa

    [caption id="attachment_413" align="aligncenter" width="300"] Aunque algunos fieles se han alejado de la Semana Santa, muchos mantienen su fe hacia(...)

  • Vida

    Cristina, la monja que evangeliza con su voz

      Óscar Elizalde Prada, periodista experto en temas religiosos, doctorando en Comunicación Social, becado PEC-PG / CAPES del gobierno(...)

  • Vida

    Volver a los brazos de Dios con la confianza de un niño

    El teólogo Fabián Salazar relata en esta entrada el encuentro con niñas de colegio en un retiro espiritual, hecho(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo ‘Ángeles(...)

2

Una amiga, aquí en Estados Unidos, decía que poder hablar con(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. instructorpublico

    Respetando ideas y el derecho de cada uno a expresarlas, creo que se requieren algunas aclaraciones: El Evangelio de Mateo se escribió posiblemente en el 41 e. c.; los magos fueron guiados no al pesebre sino a una casa de Belén cuando ya Jesús tenia entre uno y dos años de edad; la estrella no fue obra de Dios sino de Satanás que ya quería hacer desaparecer al Mesías desde su nacimiento, cosa que Jehová no iba a permitir y por eso dio ordena José de irse con la madre y el niño a Egipto e hizo regresar a los magos o astrólogos por otro camino diferente en vez de regresar a Jerusalén. Todo esto se encuentra en el Evangelio de Mateo cp. 2. Para más información sobre la Biblia ofrezco gratis y sin compromiso el manual «¿Qué enseña realmente la Biblia?». instructorpublico@gmail.com

    • hitchcock001

      «la estrella no fue obra de Dios sino de Satanás»? Creo que debes mas bien buscar ayuda del Espiritu Santo por decir semejante salvajada. Ademas de recurrir a leer en los idiomas originales los evangelios y estudiar las costumbres y lenguaje de la epoca y la region para que entiendas otras cosas. Lo peor es que te las das de instructor.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar