Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Últimamente me he dado cuenta que parte de mis tristezas y momentos difíciles tienen que ver con el ver truncado mis sueños que creí se iban a realizar. Es algo recurrente en mi vida y que creo nos pasa a todos de alguna manera; llega una oportunidad y nos creamos la ilusión de qué algo va a suceder y cuando cambia la situación y vemos lejos ese sueño que habíamos creado, caemos en la desilusión de haber fallado en nuestros falsos cálculos sobre un futuro que, en últimas, no controlamos.

Somos deseo. Nuestra naturaleza es el ansía de tener más. Todos los días nos levantamos queriendo lograr algo, manifestar nuestros anhelos, saciar nuestro apetito, llenar nuestros vacíos. Entre más ambiciosos somos, más energía le ponemos a llevar a cabo esto que deseamos; y entre más lo logramos, más caemos en la mentira de creer que somos nosotros los que sabemos qué es mejor para nuestra vida. Por todo esto, cuando no salen las cosas como queremos, nos es fácil caer.

Los Kabbalistas explican que donde hay paradojas existe Luz. Es lo que sucede en esta situación. Debemos desear grande para luego tener que soltarlo todo y recibir con felicidad lo que sea el resultado. Tenemos que luchar por lo que creemos nos hará felices pero no pender nuestra felicidad de que las cosas salgan como queremos. Tenemos que sentirnos creadores de nuestra realidad y saber que tenemos ese poder y a la vez aceptar con humildad que todo lo que nos llega y como salen las cosas, es parte del plan perfecto del universo.

A mi me queda muy difícil vivir en esas dos realidades. No tengo problema con la primera, la del deseo. Pero todavía me duele cuando no recibo exactamente lo que yo quiero.

Como parte de mi proceso de crecimiento espiritual he decidido tomar acción sobre este punto. He empezado por creer que por más grandes que son mis deseos siempre pienso pequeño y de manera egoísta y que la esencia del universo es quererme dar más. Eso lo he visto durante mi vida. He pedido tantas cosas que hoy en día agradezco no llegaran; relaciones con personas que me hubieran hecho más daño del que permití se me hiciera; caminos laborales que no me hubieran hecho feliz; espacios y cosas físicas que hoy serían un lastre en mi vida. He recibido más de lo que quería y en el proceso de obtenerlo, he tenido el mérito de cambiar por dentro.


Para no vivir en el ciclo ilusión/desilusión, he tenido que tratar de evitar pedir cosas particulares, es decir, a fijarme metas amplias y cambiar el cómo pido la específicas. Por ejemplo, en el mismo momento de pedir le doy campo al universo para que me de lo que necesito en mi proceso de crecimiento. Cuando pido por algo particular de entrada aclaro que si hay algo mejor para mi, prefiero eso que me va a llevar al mejor lugar y no el marco pequeño que estoy viendo en el momento.

Me he empezado a dar tiempo para cuestionar mis deseos. Cuando quiero algo busco entender qué es lo que realmente busco satisfacer. Por ejemplo, ¿qué busco cuando pido una relación?, ¿compañía?, ¿alguien que me suba el autoestima?, ¿el hombre que va a solucionar mis problemas? o encontrar una persona que admiro y con la quiero crecer a niveles impensables. Saber qué quiero, porque lo quiero y qué puedo solucionar en el momento, me ayuda a redefinir mi deseo y pedir con pasión eso que realmente quiero llegue a mi vida. Me permite pedir lo que me va a permitir ser la persona que quiero ser.

Lo último es que he aprendido a no ceder en aquello que realmente deseo. Cuando veo que no sale lo que tanto quería no me permito creer que ello significa que no manifestaré mi sueño. Lo veo como una oportunidad para ree-valuar si debo ser más flexible, si debo redefinir mi enfoque y entender dónde es que debo empujar ahora. Pero no me permito creer que es el final. Me doy unos minutos para sentir el dolor de no haber obtenido lo que quiero pero luego pongo toda mi energía en tener certeza de que lo que es, llegará y me empujo a seguir pidiendo y encontrar maneras de hacerlo realidad.

Es fácil cerrar mi corazón y caer en el cinismo sólo por evitar el dolor de ser desilusionada. Eso no lleva a nada, simplemente me hace creer menos en mi. La raíz de la desilusión es la ilusión y ese debe ser mi punto de partida. Espero tener la fortaleza de poder cambiar ilusión por deseo. Y de desear lo verdadero, lo que me va a llevar a ser la persona en la que me quiero convertir, lo que va a manifestar las situaciones en las que voy a poder crecer más.

(Visited 153 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

En el 2005 empecé una búsqueda espiritual que día a día me ha permitido acercarme a la persona que deseo ser. En este Blog he decidido compartir mis vivencias -muy personales- ya que tal vez a través de éstas puedo ayudar a los demás a ver el mundo de una manera diferente. También busco aprender de quienes me lean, en últimas todos somos maestros de todos. Como estudiante de Kabbalah habrán de encontrar muchos pedazos de esta antigua sabiduría que he tenido el mérito de aprender en los últimos años. Mi intención es que éste sea un espacio de crecimiento para todos los que acá interactuamos. Tengo certeza de que juntos vamos a encontrar las respuestas que nos llevarán a una vida más feliz y el camino para abrir nuestro corazón.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Vida

    Confesiones de un amor condicionado

    0 0 1 1084 5357 Perrenque 113 54 6387 14.0 Normal 0 false false false EN-US JA X-NONE /*(...)

  • Vida

    No eres tú, soy yo

    0 0 1 737 4207 Perrenque 35 9 4935 14.0 Normal 0 false false false EN-US JA X-NONE /*(...)

  • Vida

    El nombre de Dios

    0 0 1 1175 6701 Perrenque 55 15 7861 14.0 Normal 0 false false false EN-US JA X-NONE /*(...)

  • Vida

    Maricadas sobre el matrimonio Gay

    0 0 1 1060 6042 Perrenque 50 14 7088 14.0 Normal 0 false false false EN-US JA X-NONE /*(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Mejor conocida como la serie de los Aristemo, Juntos, El Corazón(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar