Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
En Twitter: @CosasdeK
Pocas veces me tomo la licencia para ser cursi. Pero considero que este libro lo amerita porque creo que es la única vez que una lectura tuvo ese efecto emancipador  que todos los profesores de literatura prometen y uno nunca siente : “me cambió”. Las razones son muchas: 
1. Cuando terminé el libro quedé con la sensación de que ninguna entrada enciclopédica o de diccionario puede insinuar con precisión qué quieren decir conceptos como “Justicia” , “Maniqueísmo”, “memoria”, “venganza”, “ideologización”, “subjetivación”, “víctima”, “victimario” . Que son conceptos que van madurando con uno. Que los actores del conflicto los comprenden cada uno a su manera así algunos no conozcan esas palabras tan formales ni las puedan asociar con todo el repertorio de reacciones psicológicas que salen al estar en medio de ese mierdero que es Colombia rural.
2. Cada vez que me toca producir un “estado del arte” para alguna investigación quedo aburrida. Las restricciones de estilo que le impone el “rigor científico” a las ciencias sociales son bien jartas. Es decir, a esos saberes tan mediados y editados por comunidades de expertos nunca les gané tanto como a este librito que no es ciencia pero si es afecto. 
3. Por primera vez en mi vida lamenté en serio no ser una comunicadora o escritura virtuosa para poder contarle al mundo todas las verdades que ahí se encuentran. O no se si sean verdades pero yo lo sentí así. Tal cual. 
4. Es bochornoso cómo algunos hombres públicos y especialmente UNA mujer han cooptado la vocería de las víctimas y los victimarios en el país. Como si su versión amañada para beneficiar la plataforma política que los sostiene fuera realmente representativa de lo que son los otros. Como si todos ellos fueran uno solo. Como si no se pudiera subjetivar la experiencia de ser “secuestrado”, desplazado” , “perseguido”. 
5. También sentí gratitud infinita con la retórica propia de los escritores costeños que usan un lenguaje tan democrático para comunicar cosas tan complejas y jodidas. Ellos escriben para todos. Casi sobra agregar que en ese aspecto “la ciencia” también es mezquina. Los sociólogos son los que más caen en ese vicio que denuncia Bunge cuando habla de Heidegger en una entrevista publicada por el diario “El País” de España:
Pregunta: ¿Qué le parece más reprochable de esas escuelas?

Mario Bunge:  Por ejemplo, Heidegger tiene todo un libro sobre El ser y el tiempo. ¿Y qué dice sobre el ser? “El ser es ello mismo”. ¿Qué significa? ¡Nada! Pero la gente como no lo entiende piensa que debe ser algo muy profundo. Vea cómo define el tiempo: “Es la maduración de la temporalidad”. ¿Qué significa eso? Las frases de Heidegger son las propias de un esquizofrénico. Se llama esquizofacia. Es un desorden típico del esquizofrénico avanzado.
Pregunta:  ¿Usted cree que Heidegger era un esquizofrénico?
Mario Bunge: No, era un pillo que se aprovechó de la tradición académica alemana según la cual lo incomprensible es profundo…
6. El libro en cuestión es “Líbranos del Bien” de Alonso Sánchez Baute y esta es solo la primera reseña de muchas que pienso hacer. Algún día las palabras que elija para una reseña le harán justicia. 
portada-libranos-bien.jpg
(Visited 150 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Estoy en guerra contra mi cuerpo desde antes de la adolescencia.(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar